27 de noviembre de 2021 | Actualizado 8:31

El transporte marítimo y el aéreo impulsan los resultados de DSV hasta septiembre

La actual situación del mercado del transporte ha llevado a la compañía a incrementar sus previsiones de resultados para 2021
DSV

La división transitaria de DSV dedicada al transporte marítimo y aéreo ha impulsado los resultados del grupo hasta el mes de septiembre. La multinacional logística ha registrado unos ingresos globales de 6.681 millones de euros en el tercer trimestre del año, el 59,5% por encima de los alcanzados en el mismo periodo de 2020. El transporte marítimo y aéreo ha representado un volumen de negocio de 4.954 millones de euros en este periodo, el 85% más que en el mismo trimestre del ejercicio anterior. El beneficio bruto de la división ha ascendido a 848,7 millones de euros, el 31,3% más que el registrado entre julio y septiembre del 2020.

El consejero delegado de DSV, Jens Bjorn Andersen, ha afirmado que los mercados de transporte “continuan caracterizados por la disrupción y desequilibrios que provocan extraordinarios desafíos tanto para nuestros clientes como para nosotros”. Andersen ha señalado que bajo “las extraordinarias condiciones del mercado, estamos satisfechos de haber conseguido sólidos resultados en todas las divisiones”. El desempeño del grupo en el tercer trimestre del año ha llevado a la revisión del EBIT (resultado neto de explotación) previsto para el presente año, que se sitúa ahora en el rango entre los 2.050 millones de euros y los 2.150,8 millones de euros, ha indicado DSV.

Por lo que respecta a los resultados globales, la compañía ha alcanzado una facturación en el acumulado del año de 16.265,4 millones de euros, el 41,1% más que la registrada en los nueve primeros meses de 2020. El beneficio bruto del periodo se ha situado en los 3.487 millones de euros, el 19,5% por encima de la conseguida entre enero y septiembre del pasado ejercicio, sin incluir la adquisición de Agility. El operador logístico ha señalado que la pandemia “continúa creando disrupciones operativas por los confinamientos, congestión en los puertos y falta de equipo, e impacta en la capacidad disponible en la carga marítima y aérea”. “Esto”, ha añadido, “ha llevado a récord en los fletes y la situación ha empeorado en el tercer trimestre de 2021, tanto para el aéreo como para el marítimo”. Por lo que respecta al transporte terrestre y las soluciones logísticas, “también han alcanzado un fuerte crecimiento en los ingresos, gracias a una recuperación continua de los volúmenes con respecto a 2020 y a las ganancias en cuota de mercado en ambas divisiones”, ha manifestado DSV.

En cuanto a la división transitaria, el grupo ha señalado que ha crecido el 12% el volumen en la carga marítima en el tercer trimestre, y el 8% en el acumulado del año. La carga aérea se ha incrementado el 29% entre enero y junio y el 13% entre enero y septiembre con respecto al pasado ejercicio. “El mercado marítimo continúa caracterizado por una demanda relativamente robusta y una capacidad reducida debida a la congestión de los puertos y la falta de equipamiento”, ha señalado DSV. La compañía danesa ha matizado que el “crecimiento del mercado se ha estancado durante el tercer trimestre en parte debido a estas limitaciones de capacidad, pero también por un menor crecimiento en la ruta transpacífica”.

En el caso de la carga aérea, “la alta demanda, las restricciones en los aeropuertos por el Covid-19 y la capacidad limitada en los vuelos de pasajeros continuan impactando la capacidad disponible y mantienen las tarifas altas”, ha destacado DSV. “La vuelta del tráfico de pasajeros”, ha añadido, “está siendo gradual y tiene un impacto positivo en la capacidad gracias a que la está volviendo a introducir en el mercado”. Sin embargo, el grupo ha matizado que esta dinámica “está siendo relevante en los vuelos domésticos y regionales de pasajeros”, pero aún “esperamos el retorno de los vuelos de pasajeros de larga distancia”.

La compañía danesa ha estimado el crecimiento del mercado de transporte por carretera entre el 5% y el 8% en los nueve primeros meses de 2021 en comparación con el mismo periodo del año anterior. “En el transporte internacional, los niveles de actividad están al nivel de 2019 mientras que la distribución doméstica supera los niveles previos a la pandemia”, ha apuntado DSV. “Durante este año”, ha continuado la firma, “estimamos que la división de transporte por carretera ha sido capaz de ganar cuota de mercado en la mayoría de ellos, y se ha beneficiado de la fuerte red y posición de la compañía”. En este sentido, la división ha alcanzado unos ingresos acumulados de 3.427,9 millones de euros, el 12,5% más que entre enero y septiembre del pasado año. Los beneficios se han situado en los 694,9 millones de euros, el 12,4% más que en el mismo periodo de 2020.

Por su parte, la división de soluciones logísticas ha alcanzado unos ingresos de 637 millones de euros en el tercer trimestre, el 20,3% más que en el mismo periodo del pasado año. En el acumulado, el volumen de negocio ha sumado 1.659,4 millones de euros, el 17,6% más que entre enero y septiembre de 2020. Los beneficios entre junio y septiembre han superado los 230,8 millones de euros, el 13,5% más que el pasado ejercicio, mientras que en el acumulado han sido de 597,1 millones de euros, el 11,1% por encima de 2020. Europa, Oriente Medio y África ha sido la región que ha impulsado el crecimiento en los nueve primeros meses, “gracias a la implementación de nuevos clientes y la recuperación general después del Covid-19”, ha afirmado DSV.