4 de diciembre de 2021 | Actualizado 17:39
BRANDED CONTENT

Tarragona se prepara para una nueva era del turismo de cruceros

Patrocinado por:

Tarragona se prepara para una nueva era del turismo de cruceros

El puerto de Tarragona lleva años trabajando para ser un punto de referencia en el mundo de los cruceros

La ciudad de Tarragona, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y la Costa Daurada en su conjunto, conforman un eje cultural esencial para el turismo en Catalunya. Consciente de esta realidad, la Autoridad Portuaria de Tarragona asumió su papel protagonista con el proyecto de cruceros impulsado en 2013, una estrategia que traspasa los dominios portuarios para proyectar el territorio al mundo.

Esta estrategia global se ha demostrado exitosa, pues el recinto tarraconense lleva desde entonces registrando crecimientos récord en las escalas de cruceros internacionales, que se multiplicaron por veinte entre 2013 y 2019, llegando a alcanzar las 196 escalas para un total de 305.888 cruceristas. Esta buena senda se vio entorpecida por la crisis sanitaria generada por la pandemia, pero todos los indicadores apuntan a una rápida recuperación, que se verá favorecida por las nuevas infraestructuras del puerto de Tarragona.

Acto de inauguración del muelle de Baleares en Tarragona, el pasado 29 de octubre. Tras 17 meses de obras, esta nueva infraestructura es clave para reforzar y mejorar la estrategia de diversificación y de desestacionalizar el turismo del territorio. / Autoridad Portuaria de Tarragona

Tras el parón total de la actividad crucerística, el puerto de Tarragona da un nuevo salto de escala con el recién inaugurado muelle de Balears, con el que espera volver a batir sus máximos históricos. La construcción en nueve fases del muelle de Balears superó los obstáculos logísticos generados en plena primera ola de la pandemia y un año y medio después se ha convertido en una realidad esperanzadora. Se trata de “un paso adelante”, destaca el presidente de la autoridad portuaria, Josep Maria Cruset, para “recuperar y superar en dos años las cifras récord de 128.000 pasajeros que conseguimos en 2019”.

Con una ampliación de más de 4 hectáreas del espacio operativo, el nuevo muelle aumenta la línea de atraque de cruceros en 700 metros y representa una mejora cualitativa para la actividad turística, que abre la puerta a albergar cruceros más grandes y permite el atraque simultáneo de hasta cuatro barcos.

30

millones de euros

40.000

metros cuadrados

4

cruceros simultáneos

17

meses de construcción

700

metros de línea de atraque

11

cajones forman el nuevo muelle

Además, tiene capacidad para suministrar electricidad a los cruceros durante la escala, una demanda en auge en tiempos de emergencia climática, que permite que los buques no usen combustibles fósiles durante su estancia en el puerto. En concreto, cuenta con cinco acometidas para el suministro eléctrico, una de las cuales ya está conectada a la red para abastecer a todos los cruceros pequeños y medianos que lleguen al puerto.

El puerto abre un concurso público para la licitación de la nueva terminal de cruceros en el muelle de Balears

La Costa Daurada prevé volver a sus elevadas marcas turísticas, con una progresiva recuperación de la actividad para las próximas temporadas en este territorio de referencia por sus playas, su clima y su atractiva oferta cultural y gastronómica. En temporada baja, desde la llegada a finales de septiembre del buque ‘Bolette’, el muelle de Balears recibirá hasta diciembre un total de ocho cruceros. La vuelta de la actividad es una gran noticia para el puerto, como lo son las reservas ya registradas para el próximo año, que hacen prever una cifra total de pasajeros superior a los 60.000 en una treintena de escalas, y que anticipan el retorno a las cifras récord de 2019 en 2023.

Para ofrecer un mejor servicio a los futuros visitantes, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Tarragona ha aprobado recientemente la licitación para la construcción y explotación de una nueva terminal de cruceros en el muelle de Balears. Este acuerdo cambia el paradigma en la gestión de la terminal de cruceros en Tarragona, con el paso de una gestión pública a una concesionada, lo que redundará positivamente en sinergias y en atracción de tráfico.

Tarragona recupera progresivamente su actividad de cruceros y prevé la llegada de 60.000 turistas para el próximo año

El período para presentar ofertas a este concurso público se abrirá antes de terminar el año. La superficie mínima de la concesión, de doce años, será de 5.900 metros cuadrados y se prevé que esté operativa a partir de marzo de 2022. De este modo, la temporada de cruceros del año 2022 estará gestionada por el nuevo operador.

Esta nueva terminal supondrá un nuevo lugar para recibir a los pasajeros que lleguen a Tarragona. Una terminal de vanguardia, que ofrecerá más comodidad a todos los actores implicados en la operativa de cruceros y que se convertirá en referente del puerto, la ciudad y la región. La Costa Daurada se proyecta con estos avances como uno de los destinos turísticos favoritos en Catalunya, tanto para pasajeros como para operadores.