23 de enero de 2022 | Actualizado 8:02

La logística predictiva gana enteros como herramienta para ordenar la última milla

El sector logístico ve estratégico el empleo de predicción basada en datos de los clientes para mejorar los flujos y atajar la congestión
Primera mesa redonda del Foro de Logística, Transporte y Movilidad | E.M.

La congestión urbana derivada del transporte de última milla se perfila como una de las grandes preocupaciones para la cadena de suministro. En concreto, en torno al 20% del tráfico en las ciudades corresponde al generado por las entregas de comercio electrónico, según datos del sector. Este incremento de actividad choca con la reducción de espacios para carga y descarga de mercancías en entornos urbanos, una de las principales reclamaciones de la logística de última milla, sobre todo la especializada en productos voluminosos. Para solucionar el problema, los expertos ven necesaria la implementación de estrategias de logística predictiva aplicables a toda la cadena de suministro.

El intercambio de datos de clientes permitirá la monitorización de ventas y la puesta a punto de la cadena

“La entrega en ciudades es cada vez más complicada, con calles estrechas y sin zonas de carga y descarga que no permiten entregar muchos pedidos. La logística predictiva será fundamental para que las entregas en voluminoso sean certeras”, ha explicado la directora general del Grupo Transaher, Mari Luz Cobos, en el primer Foro de Logística, Transporte y Movilidad organizado por la Asociación de Empresarios del Henares (AEDHE) y el Centro de Transportes de Coslada (CTC).

Estas estrategias pasarán, según su opinión, por el intercambio de datos por parte de los clientes con una monitorización de sus ventas a futuro para la preparación completa de la supply chain. Ello sería suficiente para que el sector, ha expresado, proponga soluciones a la Administración, cuya colaboración necesitan para disponer de posibles ventajas en la limitación a la entrada a zonas centrales de las grandes ciudades. En este sentido, el director general de Tipsa, Antonio Fueyo, ha destacado que las medidas deben llevarse a cabo desde la colaboración público-privada y escuchando a lo que ha denominado “los verdaderos actores”. A su juicio, “tenemos que evitar la legislación desde el despacho; hay que conocer la realidad”, ha comentado.

Con esa visión ha coincidido también el presidente de Sending, Juan Pablo Lázaro, que percibe el modelo predictivo como “un gran avance” en el campo de aplicación de las nuevas tecnologías en el sector y se ha preguntado hasta qué punto la predicción basada en intercambio de datos de usuarios puede determinar la calidad del servicio. “La clave de los operadores ya no es la rapidez, sino conocer la experiencia de navegación y de compra del usuario. Antes de ir a comprar ya saben cuándo y qué voy a comprar, y si finalmente no lo hago, me obligarán a comprar”, ha afirmado.