23 de enero de 2022 | Actualizado 8:02

Los transitarios batirán este año el volumen de negocio anterior a la pandemia

La alta demanda del primer semestre de 2021 impulsará este incremento a pesar de una ralentización en la segunda parte del año
Dachser

Las previsiones de la consultora británica Transport Intelligence para el mercado global de la carga indican que los transitarios superarán en 2021 el volumen de negocio anterior a la pandemia. En este sentido, la compañía prevé que el mercado mundial sea el 2,3% mayor que la punta prepandémica alcanzada en el 2019. Con respecto al 2020, las estimaciones de la consultora apuntan a un incremento del 12% “a pesar de que el ritmo de crecimiento se ha ralentizado en la segunda mitad del año”, ha constatado la firma. Este incremento ha sido impulsado, principalmente, por un fuerte primer semestre de 2021, con un crecimiento del 19% resultante del rebote económico tras la crisis del Covid-19. Para el periodo entre 2020 y 2025, Transport Intelligence prevé un crecimiento de la tasa anual compuesta del 5,1%.

Los mercados que han tenido un mayor crecimiento en el primer semestre de 2021 comparado con el mismo periodo del año anterior han sido Norteamérica (+22,6%) y Asia Pacífico (+21,8%). Por lo que respecta al tipo de carga, la mercancía aérea ha experimentado un crecimiento más rápido que la marítima, con un incremento del 26% y del 10,4%, respectivamente, en el mencionado espacio de tiempo. En este sentido, Transport Intelligence ha apuntado que el incremento “de la demanda de los consumidores ha promovido el crecimiento del comercio global, lo que ha llevado a unos niveles de inventario muy bajos”. La consultora ha añadido que estos niveles “permanecerán bajos en la temporada alta de final de año, lo que conducirá a un impulso del mercado de la carga aérea“.

El transporte aéreo continúa beneficiándose de mejoras en la competitividad respecto al modo marítimo, “a pesar de los altos fletes aéreos, situados en niveles históricos”, ha señalado la consultora. Transport Intelligence ha destacado que, según IATA, “el precio medio de mover carga aérea era 12,5 veces más caro que el marítimo antes de la crisis del Covid-19. En septiembre de 2021, solo era tres veces más caro”. Además, la carga aérea sigue enfrentándose a una contracción de la capacidad que aún persiste y que es insuficiente para atender a la demanda como resultado de la pérdida de espacios de carga en las operaciones de aeronaves de pasaje (belly cargo), ha resaltado la compañía. En este sentido, según datos de la organización internacional de aerolíneas, “la demanda (en términos de tonelada/kilómetro) era en septiembre de 2021 el 9,1% mayor y la capacidad el 12% menor en las rutas internacionales en comparación con el mismo mes de 2019”.

La carga aérea ha mejorado la competitividad respecto al transporte marítimo

Sin embargo, el crecimiento “se ha enfrentado a vientos de cara con los cuellos de botella y las disrupciones en la cadena de suministro impactando en la actividad de la economía global”. Esta situación “continuará en el corto plazo e impactará en el crecimiento del mercado de los transitarios a escala global”, según vaticina Transport Intelligence. Asimismo, no todos “los mercados se beneficiarán de las condiciones favorables que ha creado la recuperación del Covid-19”. Según el proveedor mundial de datos WorldACD, África, Europa y Oriente medio y el sur de Asia todavía están por debajo de niveles de 2019, mientras que Norteamérica y Asia Pacífico se encuentran por encima de estos niveles.

EL COMERCIO MUNDIAL VOLVERÁ A LOS NIVELES DE CRECIMIENTO HABITUALES
Por lo que respecta al periodo hasta el año 2025, Transport Intelligence ha apuntado que el mercado global de los transitarios crecerá el 5,1% en tasa anual compuesta, “mientras la economía y el comercio mundial se recuperan de la pandemia del Covid-19”. Este crecimiento estará motivado, en gran parte, por las mencionadas áreas de Asia Pacífico y Norteamérica. Por lo que respecta a los segmentos de carga, el modo aéreo crecerá ligeramente por encima del marítimo en este periodo, según las predicciones de la consultora británica.

Entre los factores que pueden afectar a esta evolución, Transport Intelligence ha apuntado el “ritmo global de recuperación de la pandemia del Covid-19”. En este sentido, ha subrayado que la velocidad “con la que cada región pueda desarrollar los programas de vacunación y superar los cierres económicos y sociales jugará un papel vital en determinar como pueden participar en el crecimiento a lo largo del periodo”. “La reapertura en Europa y Norteamérica”, ha añadido, “ha producido crecimientos en la demanda sobre todo de bienes intermedios y acabados, lo que ha apoyado el crecimiento del mercado transitario”.

El retorno a niveles normales de la demanda y el comercio aliviará las cadenas de suministro

Junto a ello, la consultora prevé un retorno del comercio de mercancías más cercano a sus medias históricas, que serán resultado en parte “de una reducción de la alta demanda en Europa y Norteamérica, que se mantendrá elevada al menos hasta mitad de 2022”. “Esta reducción”, manifesta la consultora, “traerá algo de alivio a la escasez de suministros en ciertos sectores, como por ejemplo el de la automoción”. Asimismo, la contracción de la capacidad y los cuellos de botella de la cadena de suministro, que han sido “protagonistas del mercado logístico mundial en 2021, se disiparán”, augura Transport Intelligence. “Esto será resultado del mencionado retorno de los niveles de demanda y comercio a sus medias históricas, junto a una normalización de la capacidad en los mercados marítimo y aéreo”.

En el caso del marítimo, la consultora británica ha recordado que, según el análisis de Bimco, “se prevé que la capacidad se incremente significativamente en los próximos años, con 619 buques de contenedores encargados con una capacidad total de 5,3 millones de teus”. Esta capacidad está prevista que entre en el mercado en el año 2023. También Transport Intelligence prevé que la “significativa congestión en puertos de todo el mundo se reduzca durante el periodo para el que se realizan las predicciones”.