21 de enero de 2022 | Actualizado 16:56

El Centro Portuario de Empleo de Valencia planificará sus recursos a través de ‘Smart Work Force’

El proyecto ha sido seleccionado para ser subvencionado por el fondo Puertos 4.0 en la categoría de proyectos precomerciales
Operaciones de estiba en el puerto de Valencia | J.C.P.

El Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV) acogerá una prueba de concepto del proyecto ‘Smart Work Force’, presentado por la compañía MIP Soluciones en Tecnología y que ha sido incluido entre los subvencionados por el fondo Puertos 4.0 en la categoría de proyectos precomerciales. Esta iniciativa permitirá al CPEV llevar a cabo una planificación estratégica de la fuerza laboral necesaria para atender la incierta demanda de las terminales portuarias. “El principal objetivo”, ha indicado el organismo, “es dotar al centro portuario de empleo y a sus clientes, las terminales, de un sistema predictivo que les permita gestionar y planificar los recursos a medio y largo plazo para la toma de decisiones y abandonar el actual modelo de negocio reactivo”.

La finalidad es mejorar la gestión de la congestión y de los valles de actividad. “Así, por ejemplo”, ha añadido el CPEV, “el sistema predictivo de ‘Smart Work Force’ permitirá conocer la disponibilidad del personal y, con esa información, podrá adelantar o retrasar la llegada de buques, con el consiguiente ahorro en combustible y tiempos de espera”. “La previsión de llegada de un megabuque”, ha indicado el organismo, “debe coincidir con los porcentajes de mayor disponibilidad de la plantilla de estibadores para reducir al máximo el tiempo de estancia”. Con ello, ha puntualizado, “se hace más eficiente el uso de las instalaciones portuarias y permite la entrada de nuevos buques”.

El proyecto permitirá planificar en base a las necesidades diarias de mano de obra y su disponibilidad

‘Smart Work Force’ permitirá al Centro Portuario de Empleo de Valencia “planificar en base a las necesidades diarias de mano de obra, reglas de negocio y disponibilidad, además de automatizar las incidencias e impacto en la planificación para dar respuesta a eventos sobrevenidos, así como optimizar la contratación”, ha añadido la institución. El proyecto incorpora tecnologías disruptivas como la Inteligencia Artificial, Big Data y Blockchain a la gestión de la fuerza de trabajo de la estiba.

La Inteligencia Artificial, ha apuntado el CPEV, “se utilizará para la predicción de la demanda”. En este sentido, ha señalado que mejorará “el sistema de contratación analizando condiciones, situaciones y comportamientos que provocan fluctuaciones en la disponibilidad de los trabajadores como vacaciones o bajas laborales”. Con esta herramienta se podrán analizar los escenarios basados en Big Data para la gestión de la demanda “y, así, adelantar necesidades y establecer patrones que permitan predecir fluctuaciones en las necesidades de las terminales”. El centro portuario de empleo ha destacado que se incorporarán “a la plataforma tecnologías Blockchain para la integración con otras plataformas, certificar los procesos y asegurar la trazabilidad en las relaciones empresa-trabajador-cliente”.