20 de mayo de 2022 | Actualizado 17:30

La carretera encara la próxima negociación con cierto optimismo y una marcha lenta

Comienzan marchas lentas en distintas ciudades como movilizaciones previas a los paros patronales del 20 al 22 de diciembre
Marcha lenta de la patronal de transportistas en Madrid | I.L.

Las principales asociaciones del sector del transporte de mercancías por carretera han protagonizado una marcha lenta con sus vehículos que ha recorrido Madrid, entre otras ciudades, en protesta por la situación “insostenible”. Con una limitación de hasta un máximo de 30 vehículos por orden policial, la marcha ha llevado el lema ‘SOS Transporte: el transporte dice ¡Basta ya!’. Según la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM), una de las organizaciones patronales convocantes, la marcha ha tenido lugar también en Valencia, Córdoba y Almería, y el próximo martes se prevé una nueva movilización en Santander. “Las asociaciones de otras provincias tienen todavía que recibir autorización para convocar protestas, así que podría ser que en los próximos días veamos más en más puntos del país”, confirman fuentes de CETM.

Prohibir la carga y descarga de los conductores es uno de los puntos clave para alcanzar un acuerdo

Esta protesta tiene lugar apenas horas después de finalizar la última reunión del sector con el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para negociar las condiciones de trabajo en el sector y atender las peticiones de la patronal. “Esta última negociación ha sido mejor que la anterior, así que quiero ser relativamente optimista”, asegura el vicepresidente de la Federación Nacional del Transporte (Fetransa), Antonio Villaverde.

No obstante, el sector no renuncia a lo que considera los dos puntos clave de la negociación con el Gobierno: una legislación para repercutir la subida de costes en el transporte por carretera en sus tarifas y la prohibición de la carga y descarga de los conductores. “No es de recibo que un conductor trabaje nueve horas y luego le hagan descargar en un centro logístico”, denuncia Villaverde.

“Si bien durante la reunión con el Gobierno se ha producido algún avance en la negociación, todavía es insuficiente. El Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) está a la espera de recibir una propuesta escrita del Gobierno”, han asegurado desde la delegación madrileña de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer). Los convocantes mantendrán esta tarde una nueva reunión con el resto de asociaciones presentes en el CNTC para analizar las propuestas que surgieron de la última reunión con el ministerio de Transportes antes de agendar una nueva con el Gobierno.

El sector deja en el aire la fecha de la nueva reunión con el Gobierno a falta de recibir sus propuestas

Desde Fetransa, Villaverde opina que “tendrá que ser mañana”, aunque el sector no confirma fecha aún. “Tenemos el compromiso de tener un documento escrito que debería entregarse hoy y esta tarde lo analizaremos. En función de lo que salga de ahí, se pedirá otra reunión con el ministerio, pero aún no está fijada porque todo depende de ese documento”, ha informado el presidente de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), Ramón Valdivia. La asociación no ha estado en la marcha lenta de esta mañana, pero su presidente sí ha confirmado la presencia de la entidad en la mesa de la tarde.

La marcha lenta ha partido desde el entorno del recinto ferial de Ifema y ha recorrido la M-11 y la M-30 hasta llegar al Paseo de la Castellana para pasar frente a la sede del ministerio de Transportes, donde los transportistas han organizado una pitada de protesta. La marcha ha finalizado de nuevo en la M-30.

EL SECTOR MANTIENE LOS PAROS CONVOCADOS PARA LAS VÍSPERAS NAVIDEÑAS
A menos de una semana del parón nacional del transporte por carretera, la patronal ha confirmado que la huelga se mantiene convocada para los días 20, 21 y 22 de diciembre a la espera de recibir una propuesta del Gobierno que atienda sus reclamaciones. Entre ellas, la reducción de los actuales tiempos de espera en carga y descarga, el mantenimiento del gasóleo profesional y la exigencia del pago mensual de su devolución y la no aplicación de los peajes por el uso de autovías. Sin embargo, el sector sitúa como condiciones imprescindibles la no implicación del transportista en operaciones de carga y descarga y la aplicación obligatoria en las tarifas que perciben de la cláusula de revisión del coste del combustible. “Muchos de nosotros ya trabajamos a pérdidas. Si no las remediamos, no es que quiebren las empresas, es que va a quebrar el sector”, ha asegurado Antonio Villaverde (Fetransa). “Esperamos que haya algún avance más porque lo que queremos es desconvocar, pero no lo haremos sin lograr esos dos puntos”, ha añadido.