20 de mayo de 2022 | Actualizado 17:30

La Zona Franca de Cádiz acogerá una empresa de depósito y distribución de cable submarino

Atelde prevé iniciar su actividad en el último trimestre de 2022 y contará con el apoyo de Pérez y Cía y Temasa Marine en sus operaciones
APBC

El recinto de la Zona Franca de Cádiz contará con la instalación de Atelde, empresa especializada en el almacenamiento y distribución de cable submarino, en una nave situada en el muelle de Ribera. La compañía prevé iniciar su actividad en el último trimestre de 2022 tras la construcción de la infraestructura, que tendrá dos plantas y una superficie total de 3.175,95 metros cuadrados. Un total de 3,1 millones de euros de inversión se ha destinado a la ejecución de los trabajos y la maquinaria, que comenzarán a partir de febrero del próximo año.

El equipamiento estará distribuido en una nave de dos plantas a 20 metros del cantil del muelle

Las futuras instalaciones de Atelde se ubicarán a 20 metros del cantil del muelle y dispondrán de altura suficiente para facilitar el almacenaje de los componentes del cable, así como la maniobrabilidad de vehículos pesados. Este centro funcionará como depósito de cable submarino y sus equipos asociados, como repetidores y elementos auxiliares. La encargada de gestionar la actividad en este recinto será Atelde tras el acuerdo alcanzado por la compañía Pérez y Cía, que proporciona su experiencia en los sectores marítimo y logístico, y Temasa Marine, quien ofrece sus conocimientos internacionales en el sector del cableado submarino. Además, la nueva instalación de construirán base a los criterios de sostenibilidad de la Zona Franca de Cádiz para cumplir con el compromiso medioambiental en todos sus equipamientos e infraestructuras.

“Siempre hemos manifestado que una de nuestras fortalezas es nuestra magnífica ubicación estratégica, conexión natural con África y América y en este caso ha sido decisivo”, decha declaradolaró el delegado de la Zona Franca, Fran González, que ha subrayado la importancia de atraer una empresa “nueva e importante que creará seguro una actividad socioproductiva muy positiva”. El almacenamiento y distribución de cableado submarino está viviendo uno de sus mejores momentos por todo el mundo, también en Europa. Su desarrollo se ha visto impulsado por la necesidad de abastecer de fibra óptica a los sistemas actuales y futuros y para ello es necesario contar con ubicaciones próximas al mar para distribuir la mercancía tanto por tierra como por mar. La ubicación de este depósito de cableado submarino en Cádiz también se ha escogido por la proximidad de Cádiz con el continente africano y por la ventaja de España de ser un nodo de conexión entre Europa y América.