29 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:45

Los graneles líquidos en Tarragona se equiparan con los niveles prepandémicos

El recinto portuario logrará batir su objetivo de superar los 30 millones de toneladas en tráfico total a final del ejercicio
Autoritat Portuària de Tarragona

El principal segmento de tráfico del puerto de Tarragona, los líquidos a granel, ya muestra unos resultados similares a los prepandémicos, con más de 1,7 millones de toneladas movidas durante el mes de noviembre, el 2% más que en el mismo registro anterior a la crisis sanitaria del coronavirus y el 23,4% con respecto a 2020. Sin embargo, aunque el crecimiento acumulado se sitúa por encima de los 17,8 millones de toneladas, es decir, el 15,2% más que el ejercicio anterior, todavía está el 1,57% por debajo de las cifras de 2019.

Tarragona afianza su crecimiento acumulado en noviembre, pero sigue el 6,66% por debajo de 2019

En la mayoría de productos, los flujos del puerto de Tarragona ralentizaron su crecimiento en noviembre tras el récord alcanzado en octubre, cuando se superaron los tres millones de toneladas movidas en un mes. En el undécimo mes, sin embargo, la cifra se queda en 2,5 millones de toneladas, lo que representa un aumento del 13,1% con respecto a noviembre de 2020, aunque todavía se sitúa por debajo de los niveles prepandémicos de 2019, concretamente el 5,1% menos. Si se observa el volumen acumulado en los primeros once meses del año, la reactivación de flujos con respecto a hace dos años no es absoluta, pues se encuentra 6,66 puntos por debajo, con un total de 28,8 millones de toneladas, pero sí importante, como muestra el ascenso del 20% con respecto a 2020. La tendencia en diciembre garantiza que el recinto logrará batir su objetivo de superar los 30 millones de toneladas a final de año.

“Estos datos acumulados hasta el mes de noviembre colocan los tráficos en una situación muy similar a la vivida en 2018”, indican desde la autoridad portuaria, “en el mensual, los datos incluso mejoran los vividos en 2018 y se acercan a 2019, que fue un año de récord en el puerto”. Después de los líquidos a granel, la carga general se sitúa como el “segundo grupo con datos favorables” durante el mes de noviembre, con 167.625 toneladas movidas, lo que representa un aumento del 47,6% respecto a 2020 y del 14,5% en comparación con la cifra prepandémica, con lo que se mantiene el crecimiento experimentado el mes anterior.

Otro segmento que consolida su recuperación tras el batacazo inicial por el covid son los productos energéticos, esenciales en el puerto de Tarragona por su cercanía con diversas compañías petroquímicas, que encabezan el crecimiento de volumen en noviembre con 1.720.314 toneladas movidas. Este dato supone un incremento del 32,3% con respecto al año anterior y del 4,43% en comparación con 2019, cuando se llegó a las 1.644.106 toneladas movidas. Además, los principales subgrupos de sólidos a granel, los carbones y el coque de petróleo, “registran buenos datos” y contribuyen a esta tendencia alcista de la energía.

Por otro lado, el mayor crecimiento en cuanto a porcentaje se da en los productos para la construcción, que han logrado duplicarse con respecto al año anterior, con 145.600 toneladas movidas. Finalmente, los productos siderometalúrgicos “siguen manteniendo las cifras récord de los meses anteriores”, celebran desde la autoridad portuaria, y “empujan a la mercancía general convencional a superar las cifras de la serie histórica del puerto”, creciendo el 73,3% durante noviembre, con 63.046 toneladas.

RUSIA ASCIENDE A LA PRIMERA POSICIÓN
El mes de noviembre ha sido “el tercer mejor periodo del año en escalas de barcos en el puerto de Tarragona”, destaca la autoridad portuaria, pues los muelles tarraconenses han registrado un total 227 escalas, solo por detrás de octubre, mes récord, y septiembre. Si bien durante estos meses previos no se han producido grandes cambios en cuanto a las conexiones del puerto con otros países, noviembre ha sido una excepción, pues Rusia ha desbancado a Libia en la parte más alta del ranking. Este hecho se debe al fuerte aumento de los tráficos de líquidos con este país, seguido de cerca por los sólidos a granel, especialmente de los mencionados productos energéticos.

También se dan cambios en el resto de posiciones en del mismo ranking en noviembre. De este modo, Libia cae hasta la segunda posición, Argelia sube al tercer puesto, Italia cae al cuarto, seguida de Nigeria, Estados Unidos, Turquía, Guinea Ecuatorial y Brasil. Sin embargo, en cuanto a mercancía general, Turquía se sitúa el primero de la lista gracias a la ruta Ro-Ro que se estrenó en febrero y “ha logrado buenos resultados tanto en exportación como importación”, aseguran desde la autoridad portuaria. A gran distancia, los siguientes países en la lista son Brasil e Israel.