20 de mayo de 2022 | Actualizado 6:36

Barcelona prepara una prueba piloto de electrificación de ferries en la dársena de Sant Bertran

Esta nueva prueba, unida a la prevista en BEST, permitirá al puerto adquirir conocimiento para desplegar la electrificación total del recinto
Vista aérea del puerto de Barcelona | Autoridad Portuaria de Barcelona

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, ha anunciado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo Rector de Promoción de la Comunidad Portuaria, que iniciarán “próximamente” el proyecto piloto para la electrificación de los ferries en la dársena de Sant Bertran. Aunque no ha avanzado ninguna fecha para su licitación, según fuentes de la institución, “se está trabajando en la documentación del proyecto”. Este desarrollo, incluido en el plan de electrificación de muelles del puerto, dotado de 90 millones de euros, se suma una similar la prueba piloto en la terminal de contenedores BEST, que la autoridad portuaria sacó a licitación la semana pasada por un importe de seis millones de euros, así como para la electrificación de cruceros en el muelle Adossat.

“No hay suficiente con renovar infraestructuras, ambicionamos un plan de electrificación global”
Damià Calvet Presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Aunque el presidente del puerto no ha concretado las cifras de esta segunda prueba piloto, sí ha referido que la inversión para ferries será de “una cantidad menor” que la contemplada para la electrificación del muelle de mercancías. El motivo por el que se realizarán dos pruebas piloto diferenciadas, aunque formen parte de un mismo plan global, es que la electrificación de ambos tipos de buque presenta aspectos técnicos diferenciados. Una vez finalizadas ambas pruebas, “con el conocimiento que adquiramos de la electrificación en BEST mercancías y en los ferries de San Beltrán, podremos desplegar el proyecto completo de electrificación del puerto de Barcelona”, ha explicado Calvet.

En este sentido, más allá del “aspecto infraestructural”, el máximo responsable del recinto catalán ha remarcado la necesidad de desarrollar una “gobernanza jurídica y económica de esta electrificación”. Así, por ejemplo “debe de haber un contador para poder pasar facturas cuando suministremos electricidad, seguramente a través del consignatario o el armador”, ha especificado, “todo esto está planteado y ahora necesita de proyectos”.

Por otro lado, durante el Consejo Rector, el jefe de Relaciones Institucionales de la autoridad portuaria, Manel Galán, se ha congratulado de la buena relación lograda con el puerto de Busan, en Corea del Sur, y ha anunciado la fecha en que previsiblemente se dará la próxima misión comercial en Tailandia: del 24 al 28 de octubre, en formato mixto, presencial y online. Previamente, en el mes de julio, ambos recintos portuarios realizarán el Port Summit, donde la entidad catalana pretende “dar a conocer la misión comercial para captar la atención de las autoridades locales”, ha afirmado Galán.

RECUPERACIÓN DE LOS TRÁFICOS PREPANDÉMICOS
En el Consejo Rector de este martes, también se han presentado las cifras anuales de tráficos de mercancías, que constatan una recuperación de la carga general y los graneles sólidos, que superan los resultados de 2019 en el 5,06% y el 9,49%, respectivamente. Sin embargo, los graneles líquidos, que ya disminuyeron en 2020, se han resentido en 2021, según Damià Calvet, debido a la crisis energética y del sector de la automoción. De este modo, las terminales de Barcelona han cerrado el año con el 22,38% menos de toneladas de graneles líquidos movidas con respecto a 2019. Por otro lado, tampoco el transporte de pasajeros ha logrado recuperarse del golpe generado tras la aprobación del primer estado de alarma en marzo de 2020, y aunque ha aumentado el 45% respecto al año pasado, sigue estando el 36% por debajo de los niveles prepandémicos.