20 de mayo de 2022 | Actualizado 6:36
Alba Carré Directora general de Calsina Carré

“Es triste coger el tren en el sur de Francia cuando podríamos hacerlo en cualquier punto de España”

Alba Carré, directora general de Calsina Carré | Calsina Carré

Perfil

Alba Carré
Alba Carré
Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por Esade Business School de Barcelona, Alba Carré es la actual directora general en el grupo de transporte y logística Calsina Carré, que genera con un volumen de negocio superior a los cien millones de euros anuales. Cuenta con experiencia previa en multinacionales del sector de gran consumo.

El operador logístico y de transporte Calsina Carré afronta el año de su 50 aniversario con el reto de crecer en el mercado del Magreb y europeo. La sostenibilidad es uno de los retos de la compañía y, para ello, están potenciando su apuesta por la intermodalidad a través del ferrocarril. Su directora general, Alba Carré, incide en la necesidad de desarrollar el transporte ferroviario de mercancías y de una buena planificación del Corredor Mediterráneo, y se plantea la posibilidad de usar las autopistas ferroviarias que están en proyecto en España para avanzar en esta estrategia de descarbonización e intermodalidad.

¿Cómo han cerrado 2021 en comparación con el ejercicio anterior y especialmente con 2019, año previo a la pandemia?

Han sido dos años muy difíciles de comparar, porque tienen dos casuísticas muy diferentes. 2020 fue un ejercicio de pandemia, que tuvo un impacto en la demanda, muy puntual, porque durante el año el sector del transporte trabajó mucho. Además, a diferencia de lo que se podía pensar cuando comenzó la pandemia, acabamos superando en muchos casos volúmenes de años anteriores y con el gasoil a favor nuestro, tuvo una caída espectacular, y con herramientas como los ERTE. En cambio, ahora tenemos un contexto en el que la demanda sigue siendo muy alta, pero los costes han subido muchísimo. El principal es el combustible, que ha recuperado e incluso superado años anteriores, pero también hay que mencionar al conductor. Se ha puesto encima de la mesa la escasez de conductores y esto, en un contexto de fuerte demanda como el que estamos, se ha convertido en una subida importante de costes. 

¿Cuáles son los principales proyectos de la compañía para este 2022?

Tenemos dos ejes estratégicos muy importantes: uno es el crecimiento en el Magreb y el otro seguir creciendo en Europa de forma más sostenible. Por lo que se refiere al Magreb, tenemos dos empresas allí, una en Túnez y otra en Marruecos. Estamos planeando una fuerte inversión para adquirir un terreno y contar con instalaciones en Tánger que nos permitirán dar un impulso a nuestro negocio de transporte, que ya tenemos actualmente, y negocio de logística pura y dura, porque planeamos instalar un almacén. Será un paso importante y tenemos que empezar a poner las piezas el año que viene.

¿Y en el ámbito europeo?

Hacemos también transporte y logística y durante los últimos años hemos apostado mucho por el ferrocarril. Tenemos objetivos potentes de crecimiento del transporte intermodal. Actualmente lo hacemos desde el sur de Francia hacia Benelux y París y también hemos empezado a conectar nuestra empresa de Rumanía con estos flujos. Queremos que nuestro porcentaje de transporte intermodal crezca de manera significativa sobre lo que representa a día de hoy. Creemos que es importante que estemos ya “en el tren del tren”, porque será necesario por temas de sostenibilidad y pensamos que es importante que tengamos ya este conocimiento preparado.

Nos interesa todo lo que pueda conectar con el Magreb, como las autopistas ferroviarias”

¿Se plantean el uso de las autopistas ferroviarias que están proyectadas en España, Algeciras Zaragoza y Valencia Madrid?

Todo lo que pueda conectar con nuestro negocio en el Magreb, tanto de forma ferroviaria como opciones marítimas muy interesantes que han aparecido este año con el puerto de Barcelona, estamos muy interesados. La línea de Algeciras es muy interesante. Nuestra petición es que se pueda hacer con la tipología de semirremolques que estamos trabajando actualmente. Muchos de los proyectos que están planteados lo están solo con cajas móviles y es importante que se planteen con la posibilidad de que semirremolques de carretera con las ruedas puestas, para entendernos, también puedan acceder. Hay proyectos en ese sentido. Estamos muy interesados y preocupados porque España está aún por detrás en comparación con el resto de la Unión Europea, también por el tema del ancho de vía y el retraso del Corredor Mediterráneo. No deja de ser un poco triste que tengamos que ir a coger el tren al sur de Francia cuando podríamos cogerlo en cualquier otro punto de España.

¿Cómo ve el futuro de las autopistas ferroviarias en España y qué opciones podrían ser interesantes para su compañía?

El Corredor Mediterráneo es imperativo. Seguramente, el planteamiento que existe en la actualidad de cómo gestionarlo no es suficiente. Es un proyecto que nace un poco corto y creo que debería ser una prioridad reforzar el Corredor Mediterráneo para que pueda entrar realmente el flujo de mercancías que se necesita que entre. Los otros flujos que considero que serían capitales son los que conectan Algeciras para salir hacia Europa vía Irún. Estos dos serían muy relevantes para nuestra compañía, porque son los flujos que movemos.

Hará falta ampliar el Corredor Mediterráneo para asumir el volumen potencial de mercancías”

¿Qué aspectos habría que mejorar en el Corredor Mediterráneo?

Hay un retraso en la infraestructura del corredor y creo que el planteamiento que hay es el de adaptar las vías ya existentes para que también entre el transporte de mercancías. En realidad, haría falta ampliar alguna vía porque habrá ciertos tramos que me consta que ya, solo queriendo aprovechar la misma vía para pasajeros y mercancías, no habrá suficiente capacidad para asumir todo el volumen que podríamos llegar a tener. El retraso junto a una solución, desde mi punto de vista, un poco deficiente, son las dos cosas que se deberían de trabajar desde la Administración.

¿Contemplan nuevas inversiones en semirremolques gruables?

Llevamos tres años en los que todas las inversiones que estamos haciendo en semirremolques, ya sea renovación o ampliación de flota, lo hacemos con P400, que ya son la mitad de nuestra flota. El objetivo es que, para el año 2023, supongan el 100% de nuestra flota.

Calsina Carré ha introducido su primer duotrailer. ¿Tienen previsto continuar con este tipo de transporte? ¿Para qué rutas se plantean su uso?

El duotrailer es algo que nos gustaría empujar más porque este tipo de vehículos son tecnologías que ya existen y que están siendo actualmente testados. En nuestro caso, por ejemplo, está en modo test suministrando información al ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Existía un cierto temor a que no fueran seguros, porque son vehículos muy largos. Sin embargo, está probado que son seguros, no es nada complicado y ayudaría mucho en la descarbonización y una mayor optimización tanto por parte del cargador como del transportista. Nos gustaría contar con más y estamos trabajando ahora en un proyecto que puede que acabe con algún duotrailer más en breve. Sería bueno que fuera ya un vehículo totalmente regulado y legalizado y no tuviera que pasar por todos estos trámites de prueba cuando lo quieres utilizar.

Nuestra acción principal en sostenibilidad es la apuesta por la intermodalidad”

¿Qué acciones está realizando Calsina Carré en el ámbito de la sostenibilidad?

Nuestra acción principal es la apuesta por la intermodalidad. Es verdad que llevamos en nuestro ADN muchas acciones que se traducen directamente a sostenibilidad sin ser especialmente complicadas. Por ejemplo, renovamos la flota cada tres años, intentamos tener siempre las últimas tecnologías en flota y neumáticos, que tienen un impacto muy importante en el consumo. Además, trabajamos para reducir nuestros kilómetros en vacío, por nuestro interés, pero también en vías de mejorar la sostenibilidad. A nivel de infraestructura, estamos trabajando en un proyecto para instalar placas solares para autoconsumo y también estudiando la introducción de algún vehículo eléctrico.

¿Han probado con vehículos propulsados a gas?

Nos obligamos a probar todas las tecnologías que van saliendo. Pensamos que tenemos que hacernos nosotros mismos la idea de si una nueva tecnología, que en principio es más sostenible, nos encaja o no con nuestro modelo de negocio. Probamos el gas y, en nuestro caso, no funcionó. Ahora queremos volver a intentarlo, porque lo probamos hace unos años. Ahora, han cambiado los precios y existe una mayor red de abastecimiento.

¿Cómo trabajan en materia de innovación?

Además de equipar nuestra flota e infraestructura con tecnología avanzada, tenemos una empresa en el grupo, que se denomina EUTI, que es la que se dedica a desarrollar todo el software de Calsina. Es una empresa que estamos reforzando a nivel de personal y que trabaja en distintos proyectos de digitalización en diferentes segmentos de la compañía: desde digitalización de nuestros almacenes hasta el transporte. Tenemos en mente que necesitamos tener unos recursos dedicados a informar sobre innovaciones en el mercado, testearlas y luego desarrollarlas.

No está en nuestros planes a corto plazo adquirir empresas o integrarnos en multinacionales”

¿Están dispuestos a adquirir empresas para crecer o integrarse en algún grupo multinacional?

Siempre hemos tenido un crecimiento orgánico, nunca hemos adquirido empresas ni hemos sido adquiridos. No está en nuestros planes a corto plazo, pero siempre hay que estar abierto a todas las oportunidades. Hay que escuchar, pero no lo tenemos ahora mismo en nuestra estrategia.

¿En qué punto está el parking que están preparando con servicios para los transportistas?

Ya está lista la primera fase de este proyecto que tiene mucho potencial de crecimiento. Los conductores necesitan los medios para hacer este trabajo y lo que hemos visto es que, en Europa, faltan instalaciones de servicio para transportistas que ofrezcan confort al conductor y todos los servicios que necesita. Nuestra central en Pont de Molins (Girona) está en una ubicación muy estratégica, muy cerca de La Jonquera, y hemos querido aprovechar las instalaciones que ya tenemos para nosotros, reforzarlas, mejorarlas, ampliarlas y dar acceso a terceros. Hemos habilitado unas plazas de parking seguro y vigilado para transportistas, actualmente ya tenemos unas 150, pero podríamos llegar a 300 con las distintas ampliaciones. También hemos ampliado nuestra estación de servicio, duplicado carriles y hemos remodelado todos los servicios al conductor con nuevas infraestructuras como duchas, vending, lavadoras. Todo lo necesario para que el conductor se sienta como en casa, porque así es como queremos que se sientan.

¿Puede ser esta una futura línea de negocio para diversificar operaciones?

Sí lo planteamos, porque queremos probar cómo funciona, porque no es nuestro negocio. Queremos ser honestos, creemos que tiene todos los ingredientes para que funcione, pero queremos probarlo. Si funciona, pensamos que tiene mucha lógica aprovechar y reforzar instalaciones para dar este servicio y, por qué no, podría ser una línea a futuro. De hecho, también hay necesidad de este tipo de instalaciones en Marruecos.