21 de mayo de 2022 | Actualizado 6:29
El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, junto con su homólogo en Santander, durante su visita a la dársena cántabra | Autoridad Portuaria de Santander

Los puertos de Barcelona y Santander confían en aumentar la cuota modal del ferrocarril

Tachan de "asignatura pendiente" la intermodalidad, que es "claramente insuficiente" para alcanzar los objetivos europeos de cuota modal ferroviaria

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, ha visitado esta mañana a su homólogo en Santander, Francisco Martín, con quien ha compartido experiencias de los últimos proyectos portuarios relativos a la innovación y la sostenibilidad. Ambas entidades portuarias consideran “claramente insuficiente” la cuota modal del ferrocarril en el sistema portuario español y ven en proyectos colaborativos como Puertos 4.0 una herramienta “fundamental” para dar solución a los “retos de interés común”, de digitalización y sostenibilidad, para los distintos puertos estatales.

“Es difícilmente entendible que el transporte por carretera se más económico que el ferrocarril”
Francisco Martín Presidente de la Autoridad Portuaria de Santander

Ambos recintos portuarios están, según recuerda Francisco Martín, “muy por encima de la media en transporte de mercancías por ferrocarril”, aunque reconoce que hay mucho camino por recorrer si se quiere cumplir con los objetivos europeos. El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander considera “difícilmente entendible” que sea más económico el transporte por carretera que por tren, y reclama la conexión de Santander con la Y vasca, “una segunda salida para la mercancía reivindicada por nuestros operadores”.

El impulso del ferrocarril es, también para su homólogo en Barcelona, Damià Calvet, parte de su agenda estratégica. El avance en los nuevos accesos al puerto, así como el nuevo nodo ferroviario, permitirán “situar la cuota del tren al nivel de los grandes puertos europeos”, afirma Calvet. Si bien el 16% de los contenedores y el 40% de los vehículos que pasan por el puerto de Barcelona se mueven en ferrocarril, “es necesario seguir incrementando esta cuota para, gracias a la intermodalidad, reducir la huella de carbono de nuestras cadenas logísticas”.

También con la vista puesta en la descarbonización, ambas entidades han defendido su apuesta por el suministro de gas natural licuado (GNL), y en menor medida de electricidad, a los buques que atracan en sus muelles. Barcelona se ha mantenido en 2021 como el primer puerto del estado en cuanto a uso del GNL, especialmente para ferries y cruceros, registrando el 66% más que en el anterior ejercicio. Por su parte, la Autoridad Portuaria de Santander ha iniciado la construcción de una instalación de suministro de GNL a ferries, a cargo del consorcio formado entre el puerto, Repsol LNG Holding, RLH, ESK y Enagás, cuyas obras tienen previsto finalizar en el último trimestre del año.