27 de mayo de 2022 | Actualizado 0:01

La terminal intermodal de Pulpí pacta con Adif su conexión a la red ferroviaria

La instalación permitirá la operación de trenes de 740 metros de longitud y el uso de las autopistas ferroviarias
El punto de conexión a la red ferroviaria estará situado próximo a esta zona | Port Rail Almanzora Levante

La sociedad Port Rail Almanzora Levante y Adif Alta Velocidad han firmado un protocolo general de actuación para la conexión con la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) de la terminal ferroviaria intermodal que se instalará en el ámbito de desarrollo de actividades del barrio de la Fuente de Pulpí (Almería). Esta instalación, ha indicado la compañía, estará conectada directamente al Corredor Mediterráneo a través de un enlace sobre la línea Pulpí-Águilas (Murcia). El tramo está en proceso de adaptación para su conversión al ancho de vía estándar o internacional (UIC), su electrificación a 25kV y la dotación del sistema de control y mando ERTMS. Port Rail Almanzora Levante ha previsto la ejecución de una plataforma logística multimodal en el ámbito de la zona aprobada para desarrollo de actividades en Pulpí.

Port Rail Almanzora Levante aglutina a 17 grupos empresariales del sector hortofrutícola y del mármol

La sociedad impulsora de esta actuación aglutina a 17 grupos empresariales vinculados a los sectores hortofrutícola y del mármol del levante almeriense y del valle del Almanzora, así como del valle del Guadalentín en la Región de Murcia. El conjunto del terreno que se va a acondicionar para la creación de este parque logístico y empresarial es de 52,2 hectáreas, ha subrayado la compañía. De estas, aproximadamente 8,3 hectáreas corresponden a la superficie destinada a la terminal ferroviaria intermodal. Port Rail Almanzora Levante ha indicado que la proximidad “de ambos recintos facilitará las operaciones de transformación, envasado, almacenaje, grupaje, consolidación, carga y descarga de la producción agrícola del levante almeriense y del valle del Almanzora, así como de la comarca agraria murciana del valle del Guadalentín”. También está prevista la utilización del recinto ferroviario para el transporte de los materiales para la construcción derivados del mármol y la cantería de Macael.

Las características generales del diseño de la terminal ferroviaria intermodal de Pulpí “permitirán el uso de los tres formatos normalizados del transporte intermodal”, ha señalado la compañía. Entre ellos, se incluye “el transporte de semirremolques de carretera sobre vagones ferroviarios, conocido como autopista ferroviaria”. También será apta para contenedores y cajas móviles, especialmente concebidos para refrigeración y temperatura controlada. Dispondrá de tres vías para la recepción, expedición y estacionamiento, “aptas para trenes interoperables de 740 metros e incluso de longitud superior, tres vías de carga y descarga de 350 metros útiles, dos vías de apartado de material, dos colas de maniobras y dos vías para estacionamiento de maniobras”, ha resaltado Port Rail Almanzora Levante.

40 semirremolques

La compañía prevé trenes diarios de autopista ferroviaria de hasta 40 semirremolques por composición

“El objetivo de la terminal”, ha señalado la firma, “es el tráfico intermodal internacional, especialmente hacia el centro y el norte de Europa”. En este sentido, están previstos “trenes diarios de autopista ferroviaria de hasta 40 semirremolques por composición”. Port Rail Almanzora Levante ha señalado que este tráfico “supone la retirada de más de 75.000 camiones de las carreteras europeas, en recorridos de más de 2.000 kilómetros” y ha subrayado que la reducción “en emisiones de CO2 se situará por encima de las 23.500 toneladas al año”.