20 de mayo de 2022 | Actualizado 17:30

La reducción de capacidad y el incremento de costes amenazan la logística de vehículos

Los operadores logísticos europeos de vehículo terminado apuntan a la escasez de material como motivo de la reducción de capacidad
Instalaciones de Valencia Terminal Europa en el puerto de Valencia | J.C.P.

La asociación europea de operadores de vehículo terminado (Association of European Vehicle Logistics, ECG) ha lamentado que su actividad “continúa afrontando una crisis sin precedentes: el aumento de los costes elimina los márgenes de rentabilidad y la capacidad ha disminuido significativamente con la caída de los volúmenes”. La industria de la automoción “teme por el futuro ante el aumento vertiginoso y generalizado de los costes y los proveedores de servicios logísticos temen que la pérdida de capacidad obstaculice la recuperación del mercado”. En este sentido, ECG ha señalado que muchos “costes a los que deben hacer frente, como los salarios de los conductores y las materias primas necesarias para las embarcaciones, los camiones y los vagones de ferrocarril, están aumentando con mucha mayor rapidez que la tasa de inflación general, que ya es elevada”. Asimismo, han añadido, “la inversión en activos prácticamente ha desaparecido”.

Las tarifas de fletamento de los Pure Car & Truck Carrier se han triplicado en poco más de un año

En el sector marítimo, las tarifas de fletamento por tiempo de los buques de automóviles y camiones (PCTC) “se han triplicado en poco más de un año, lo que pone claramente de manifiesto una reducción de la capacidad que pareciera no detenerse”. “De cara al futuro”, ha añadido, “la reducida cartera de pedidos de nuevos buques indica que las tarifas subirán, ya que la recuperación de los volúmenes provocará que la falta de capacidad, ya restringida por las nuevas regulaciones, sea aún más crítica”. Por lo que respecta al transporte por carretera, “está sufriendo las consecuencia de plazos demasiado extensos en la entrega de camiones nuevos”, ha corroborado ECG. Sin embargo, ha puntualizado la organización, “lo más preocupante es que no hay chóferes para conducirlos”. De hecho, sostiene que “el desafío que representa a nivel mundial la prolongada escasez de conductores se ha convertido en uno de los problemas fundamentales del sector de la logística para vehículos terminados”.

Recientemente, la entidad que agrupa a los actores logísticos europeos de vehículo terminado han lanzado una encuesta entre sus miembros para tener una idea más precisa de cómo han cambiado la capacidad y los costes durante los años de la pandemia (2020 y 2021). Más de “la mitad de los miembros, que operan en todos los modos de transporte (carretera, marítimo, barcaza y ferrocarril), han informado que la capacidad ha disminuido durante los últimos dos años”, concluye el informe. En este sentido, el 91% de los encuestados ha indicado que la razón principal de este descenso no está relacionada tanto con el Covid-19 y los confinamientos, sino con la escasez de material, especialmente microchips, y las consiguientes reducciones de volumen en el sector del automóvil.

-21%

La capacidad se ha reducido en el transporte por carretera el 21% de promedio según la encuesta de ECG

Las empresas de transporte por carretera y las navieras se han visto especialmente afectadas, ha apuntado ECG. “Las empresas de camiones que han participado en la encuesta han informado del 21% de reducción promedio en la capacidad”, ha añadido la asociación. Esto significa que, únicamente entre estos transportistas, cerca de 1.200 camiones han desaparecido en comparación con 2019. Por lo que respecta a los operadores marítimos, el promedio de la disminución de la capacidad es del 6%, con casos específicos que indican reducciones de entre el 2% y el 50%.

Por lo que respecta a los costes, han aumentado de manera significativa desde enero de 2020. ECG ha señalado que, en el caso de las compañías navieras, los costes de combustible han aumentado el 60%. “Los salarios, en especial de los conductores, han sufrido un incremento significativo en muchas regiones”, ha indicado la asociación, “y algunos operadores otorgan dos o incluso tres aumentos salariales en un año con el fin de retener al personal”. En el caso de las materias primas, como el acero y el cobre, también han experimentado enormes aumentos en este periodo. El director ejecutivo de ECG, Mike Sturgeon, ha afirmado que ni siquiera “después de la crisis financiera escuché comentarios tan negativos en la industria como los de hoy en día”. Sturgeon ha subrayado que, afortunadamente, “incluso los fabricantes de automóviles se están dando cuenta de que ya no hay capacidad para trasladar sus vehículos, y la industria ahora necesita trabajar en conjunto para construir un futuro sostenible”.