9 de febrero de 2023 | Actualizado 18:44

La caída de los comerciales ligeros lastra las matriculaciones en el primer mes de 2022

El sector estima que hasta 2023 no superará la barrera del millón de unidades matriculadas debido a la continuidad de la crisis de microchips
Renault

El sector de la automoción sigue sin levantar cabeza en 2022, a pesar de que confiaba en que fuese el ejercicio para dar la vuelta a la tendencia de contracción de los últimos tiempos. Las matriculaciones totales en España se han situado en 51.602 vehículos en enero, el 3,6% menos, especialmente por la contracción de los comerciales ligeros, que se han desplomado el 27,3% en el primer mes del año.

“El cambio de año no ha supuesto un cambio de tendencia en las matriculaciones”
Raúl Morales Portavoz de Faconauto

El segmento de turismos y todoterrenos, el mayoritario en número, ha conseguido superar el dato de ventas de enero de 2021 por escasas 400 unidades y un crecimiento del 1%, pero es el segundo más bajo de la serie histórica desde el año 2000. Esto se debe a la crisis de microchips, la crisis económica derivada de la pandemia y la falta de materias primas. Desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) alertan de que la industria se está debilitando y no solo no puede contribuir a la recuperación de la economía, sino que corre el riesgo de perder la relevante posición que ostenta en términos de PIB y empleo de calidad en España. “El cambio de año no ha supuesto un cambio de tendencia en las matriculaciones, que se han reducido a la mínima expresión, hasta casi la mitad de las que se registraban antes de la pandemia”, ha lamentado el portavoz de Faconauto, Raúl Morales.

Según los datos de Anfac en enero, se han matriculado 6.939 vehículos comerciales ligeros, el 27,3% menos que en el mismo mes de 2021. El segmento más afectado es el de furgonetas, con una caída próxima al 34,9%, hasta las 2.835 unidades. Por otro lado, el canal que más ha sufrido es el de los autónomos con una caída del 40,8%, hasta las 1.664 unidades matriculadas, seguidos de las empresas de renting de vehículos con un descenso del 30,1%. 

Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses fueron las únicas que crecieron en el primer mes de 2022, con una subida del 14,5%. Los vehículos industriales incrementaron sus ventas el 13,9%, especialmente impulsados por los tractocamiones, que crecieron el 21,3%. Son los segmentos que más crecen con permiso de los microbuses, que elevaron sus entregas el 85%, pero con volúmenes muy inferiores. 

“Por segundo año consecutivo, arrancamos el ejercicio por debajo de las 50.000 unidades en turismos y todoterrenos, que es la mitad del volumen de matriculaciones mensuales que le corresponde a nuestro mercado por nivel de motorización, población y renta per cápita”, ha explicado la portavoz de Ganvam, Tania Puche. Por lo tanto, en el primer mes del año 2022, el sector de la automoción sigue arrastrando la falta de microchips, que reduce de manera fundamental los stocks disponibles de vehículos y la crisis económica derivada de la pandemia, dado que la recuperación no es general y está tardando más en unos sectores que en otros. “Teniendo en cuenta que los próximos meses van a seguir marcados por la escasez de semiconductores y las alteraciones en la cadena de suministro, a 2022 podemos calificarlo como año de transición porque no será hasta 2023 cuando, en principio, superemos la barrera del millón de unidades matriculadas”, concluyen desde Ganvam.