15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

El servicio Ro-Ro con Turquía consolida en su primer año la apuesta intermodal de Tarragona

La línea de short sea shipping entre el recinto catalán y el puerto de Izmir ha movido 16.150 utis, mayoritariamente para la importación
Autoridad Portuaria de Tarragona

La ruta Ro-Ro entre los puertos de Tarragona y de Izmir (Turquía) cumple este jueves un año de servicio, en el que ha movido un total de 16.150 utis. Esta línea “ha abierto un mercado muy interesante para el puerto y el territorio”, celebra la autoridad portuaria, “convirtiéndose en una gran oportunidad para otras empresas interesadas en exportar a Turquía”. Gran parte de los semirremolques movidos han seguido una ruta multimodal, conectando al puerto catalán por ferrocarril con el centro de la Península Ibérica, Amberes y Ludwigshafen.

A pesar del éxito de la línea, la Autoridad Portuaria de Tarragona reconoce que los niveles de exportación, 7.648 utis, solo han logrado llenar entre el 80 y el 90% de su capacidad. Si bien, con el paso de los meses, “se han ido consolidando” las exportaciones. Durante el primer semestre de servicio, contaron con un relativo éxito y es en este segmento “donde actualmente el departamento comercial está poniendo el foco para atraer más carga”, aseguran desde el recinto catalán. Sin embargo, las cifras de importación sí han alcanzado los niveles esperados, con una ocupación en torno al 90%, y han logrado mover un total de 8.502 utis.

Este servicio ha consolidado al recinto tarraconense como el puerto peninsular con la conexión más rápida con Turquía, que se completa en 2,5 días. Además, puesto que se trata de una conexión Ro-Ro, “permite conseguir unos tiempos puerta a puerta extremadamente competitivos y ágiles”. La operativa se inicia con la salida del barco desde Turquía cada domingo, que llega a Tarragona en 60 horas, lo que posibilita que los camiones lleguen a las instalaciones logísticas del interior de la Península el miércoles a primera hora. En el trayecto inverso, el servicio permite recoger la mercancía en cualquier punto del Estado el mismo miércoles por la tarde, para ser entregado en cualquier punto de Turquía el lunes siguiente.