15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

El puerto de Tarragona licita las obras de mejora del pavimento de acceso por su Eje Transversal

Las actuaciones se producen en la principal puerto de entrada de tráfico rodado de vehículos pesados al recinto portuario
Autoridad Portuaria de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha constatado un deterioro del pavimento de hormigón del Eje Transversal, una de las principales vías de acceso al puerto situada en el kilómetro cero de la A-27, por donde circula una media de 4.973 vehículos diarios. Por este motivo, ha decidido sacar a licitación las obras de mantenimiento y mejora de la pavimentación de sus ocho carriles de entrada y salida, una intervención cifrada en 218.071€ con un plazo de ejecución de 14 meses.

El aumento de tráfico producido en los últimos años en el puerto, así como su proyección de crecimiento futuro, en su principal vía de entrada y salida de camiones de mercancías, “hacen necesaria la intervención”. En 2021, se registraron 2.175.563 circulaciones en todo el ámbito portuario, de las cuales el 83,5% (1.815.146 vehículos) pasaron por el Eje Transversal. El paso constante de vehículos pesados ha desgastado el pavimento de hormigón, principalmente el situado entre las casetas de la aduana del Eje, que presentan “inicios de fatiga”, por lo que el recinto ha decidido “actualizar y mejorar el espacio más importante por donde entra y sale todo el tráfico pesado”.

83,5%

De las 2.175.563 circulaciones del puerto en 2021, el 83,5% pasaron por el Eje Transversal

Para esta actuación, que la autoridad portuaria prevé iniciar durante el mes de abril o mayo de este año, cada fase incidirá en un solo carril de los ocho de los que consta, lo que “la mejora de este acceso permitirá que funcione con normalidad generando el mínimo de molestias”. De este modo, cada una de las fases tendrá una duración de aproximadamente dos semanas por carril, teniendo en cuenta que uno de ellos ya fue objeto de una prueba piloto de pavimento hace unos meses. Las obras consistirán en la demolición del pavimento existente, la excavación necesaria y compactación del lastre artificial ZA32 existente y el extendido de una capa de hormigón HF-4,5 de 35 centímetros de espesor, con los cortes de dilatación y tratamiento de la junta, con una cadencia aproximada de cinco por cinco metros.