30 de junio de 2022 | Actualizado 12:09

Still incorpora a su gama nuevos robots móviles automatizados dotados con baterías de litio

Los nuevos robots móviles automatizados tienen tres versiones, diferentes en tamaño y capacidad de carga, son más ligeros y consumen menos
Still

La compañía especializada en soluciones intralogísticas Still ha sumado nuevos modelos de robots móviles automatizados de la serie AMR ACH. Concretamente, son tres versiones que soportan desde los 600Kg hasta los 1.500 y pueden trabajar en combinación con otros AGVs para almacenes de gran altura, como carretillas retráctiles o carretillas para pasillos estrechos. Los tres modelos funcionan con una batería de iones de litio, una tecnología que permite una carga cómoda a través de la estación de carga que forma parte del sistema. Los vehículos se acoplan automáticamente a la estación de carga según sea necesario y serán presentados al público en la feria LogiMAT de Stuttgart, del 31 de mayo al 2 de junio de 2022.

Pueden trabajar en combinación con otros AGVs para almacenes de gran altura

El modelo ACH 06, con una capacidad de carga de 600 kg, está especialmente indicado para el transporte automatizado de mercancías ligeras. Cuando está cargado, el robot compacto alcanza una velocidad de desplazamiento de 1,5 m/s, ha señalado Still. La versión mediana puede transportar cargas de mil kilogramos y el más potente de los tres (ACH 15) está diseñado para manejar cargas de hasta 1.500 kg. Cuando están cargados, los dos vehículos más grandes alcanzan una velocidad de hasta 1,2 m/s.

Los vehículos se acoplan a la estación de carga cuando es necesario recargar sus baterías de iones de litio

Gracias a sus sensores, “la serie ACH se mueve de forma independiente, proactiva y segura en el almacén, incluso en operaciones mixtas con personas y otras carretillas industriales”, sostiene el fabricante intralogístico. Además, el AMR funciona de forma independiente o mediante una conexión a los diferentes sistemas de software de los operadores. Por otro lado, debido a su peso, significativamente menor en comparación con las soluciones clásicas de almacén automático, su consumo de energía se reduce notablemente, según Still.