30 de septiembre de 2022 | Actualizado 6:01
El presidente de la autoridad portuaria de Barcelona, Damià Calvet, junto con el director general, José Alberto Carbonell, y la subdirectora general de Economía y Finanzas, Miriam Alaminos | J.S. / Autoridad Portuaria de Barcelona

El nuevo ciclo de crecimiento del puerto de Barcelona pone fin al golpe pandémico

La recuperación del tráfico y su consiguiente impacto en la cuenta de resultados dibujan un escenario marcado por más inversiones

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha logrado dejar atrás la mayor parte del impacto de la pandemia, tanto en el tráfico de mercancías como en su cuenta de resultados. Fruto de este cambio de paradigma y de recuperación acelerada, la entidad reforzará este ejercicio su ciclo de inversiones, con una cifra superior a los 81 millones de euros, para apoyar el desarrollo de la economía y desacoplarlo de la generación de emisiones.

“El crecimiento de la liquidez nos permitirá afrontar con solidez el ciclo inversor”
Damià Calvet Presidente de la Autotridad Portuaria de Barcelona

El crecimiento de los tráficos (+11,8%) es superior al de la cifra de negocio (+9%), “porque esta incluye el paquete de ayudas económicas que el puerto tiene en marcha”, ha explicado el presidente de la autoridad portuaria, Damià Calvet. Se refiere al Plan de Recuperación iniciado en 2020 para mitigar los efectos de la caída de actividad provocada por la pandemia en el tejido empresarial. Esta política de correcciones de tasas, bonificaciones y aplazamientos, permitió en 2021 un ahorro próximo a los 11 millones de euros a las empresas que operan en el recinto y que, por tanto, ha dejado de ingresar la autoridad portuaria.

Las cuentas económicas de 2021 se han cerrado con un importe neto de la cifra de negocio de 151 millones de euros, el 9% más respecto al ejercicio anterior, aunque todavía por debajo de la prepandémica. Los beneficios de la autoridad portuaria se han situado en los 38 millones de euros, duplicando el dato de 2020 y a seis millones del dato de 2019.

Por otro lado, el cash flow operativo ha ascendido a 83 millones de euros (17 millones más que en 2021), lo que permitirá al puerto “afrontar con solidez el ciclo inversor”, ha manifestado Damià Calvet. Entre las principales actuaciones previstas para 2022, destacan actuaciones relacionadas con el desarrollo del nodo o hub ferroportuario en la vertiente sur del puerto, el lanzamiento del Plan de Innovación y el Plan de Electrificación de Muelles. Este último proyecto cuenta con un proyecto piloto de suministro eléctrico a los buques de mercancías de la terminal Hutchison Ports BEST, cifrado en 5,8 millones de euros, que se suma al previsto para ferries en la dársena de San Bertran.

En lo que respecta estrictamente al movimiento de mercancías, el puerto de Barcelona ha logrado mejorar en 2021 las cifras de los principales segmentos, exceptuando los graneles líquidos, que han sufrido por la crisis energética y la caída de las importaciones de gas natural licuado (GNL). El recinto registró un volumen total de 66,4 millones de toneladas, una cifra que consolida su senda de crecimiento y se queda tan solo el 1,5% por debajo de las cifras alcanzadas en 2019, las mejores de su historia.

Passador

Por otro lado, la autoridad portuaria celebra los progresos en descarbonización de las actividades portuarias, uno de los ejes centrales de su IV Plan Estratégico 2021-2025. En este sentido, Damià Calvet asegura que "el puerto está desacoplando actividad económica y emisiones: generamos más riqueza que CO2", pues su aportación al PIB catalán es del 2%, mientras que emite el 0,71% de las emisiones. Entre las estrategias seguidas para reducir el impacto climático del puerto, se encuentra el aumento de la cuota modal del ferrocarril, que alcanzó el año pasado su pico máximo por segundo ejercicio consecutivo. El transporte ferroviario ha sumado una cuota del 15,5%, evitando el transporte por carretera de unos 200.000 camiones y contribuyendo al ahorro de 46.315 toneladas de CO2, según estimaciones de la autoridad portuaria.

EL MERCADO ASIÁTICO ACELERA SU CRECIMIENTO
El creciente peso de Asia en las importaciones del puerto de Barcelona ha sido la tónica habitual en la última década, y representan ya el 76% del total de teus importados. Pero el recinto está notando, además, un gran incremento en las exportaciones hacia ese mercado, que representan ya el 48%. Gran parte de este crecimiento se atribuye a China, país hacia el que la exportación desde puerto de Barcelona ha aumentado el 42% respecto al año pasado. Hacia Estados Unidos, el segundo mercado para la exportación del recinto portuario, los tráficos han aumentado el 25%.