15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

El Gobierno fija por ley los acuerdos suscritos con el transporte por carretera

La aprobación por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto Ley necesita la convalidación del Congreso de los Diputados
E.M.

El Consejo de Ministros ha aprobado en su sesión de hoy el Real Decreto Ley de ‘Medidas para la Mejora de la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera y del Funcionamiento de la Cadena Logística’. De esta forma, se materializa el acuerdo alcanzado el pasado 17 de diciembre entre el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha afirmado que el objetivo de esta regulación “es reequilibrar las asimetrías existentes actualmente entre los actores del sector del transporte de mercancías por carretera, mejorar su posición y competitividad y garantizar condiciones laborales adecuadas y protección social para los conductores”.

“El objetivo es reequilibrar las asimetrías entre los actores del sector del transporte por carretera”
Raquel Sánchez Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

Se trata de un total de 20 medidas tanto regulatorias, que se incluyen en el mencionado Real Decreto Ley, como no regulatorias, “en las que también se está avanzando”, ha señalado la ministra. Entre las primeras, ha destacado la “prohibición de la participación de los conductores en las operaciones de carga y descarga, la reducción de los tiempos de espera en estas operaciones, la lucha contra la competencia desleal y la revisión obligatoria del precio del transporte por la variación del precio del combustible desde el momento de la contratación hasta el que se realiza el transporte”. El Real Decreto Ley no incluye la definición de un modelo de pago por uso de las carreteras, tal y como se acordó con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) en diciembre.

Acordió

Medidas incluidas en el Real Decreto Ley del Transporte por Carretera

La prohibición con carácter general de que el conductor realice la carga y descarga de la mercancía y soportes en vehículos superiores a 7,5 toneladas, permitiendo excepciones puntuales recogidas en el propio texto. Según la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), “estas excepciones se recogen porque existen mercancías que, por su propia especificidad, es complicado e incluso imposible que el destinatario las cargue o descargue, como es el caso de los camiones cisterna, los camiones-grúa, los portavehículos, los camiones que realizan mudanzas o aquellos destinados al reparto”. Astic ha señalado que en estos casos, “se deberá reflejar de forma desglosada en la factura el precio de la carga y descarga como concepto independiente del precio del transporte, al igual que en cualquier otro caso en que el transportista, sin intervención del conductor, asuma la responsabilidad, según acuerdo formalizado con su cliente, de realizar las cargas y descargas”.

La reducción del tiempo de espera a partir del cual el transportista tendrá derecho a indemnización cuando hace una carga o descarga, de las dos horas actuales a una hora, incluyéndose además una disposición relacionada con el cálculo de las indemnizaciones al transportista por daños ocasionados que impliquen la paralización del vehículo.

La revisión obligatoria del precio del transporte ante la variación del precio del combustible desde el momento de la contratación hasta la realización efectiva del transporte, ligado a los índices que se publiquen en la página web de Mitma. Astic ha apuntado que se establece “un umbral para la activación del 5%, permitiendo pacto solo, para en su caso, reducir ese umbral y se adaptan las condiciones generales de contratación a lo establecido en esta disposición normativa, eliminando las referencias a la voluntariedad”. La asociación ha subrayado que el ajuste “por la variación del precio del gasóleo deberá reflejarse en la factura, de forma desglosada, salvo que por escrito en el contrato quede recogida otra forma de plasmarlo”.

La incorporación del régimen sancionador vinculado al cumplimiento del paquete de movilidad aprobado por el Reglamento Comunitario en cuanto a tiempos de conducción y descanso y “vuelta a casa del vehículo” cuando hace transporte internacional.

El refuerzo de los medios de inspección de Mitma con medios propios de las Administraciones Públicas para luchar contra la competencia desleal en el sector.

La creación de un Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la contratación del transporte terrestre de mercancías, que fomente relaciones justas, equilibradas y leales entre las empresas que intervienen en la contratación del transporte de mercancías. Además, se establecerá un Registro Estatal de empresas que lo suscriban.

La creación de un estándar para la certificación de las zonas de carga y descarga en relación con los servicios y condiciones ofrecidas a los transportistas profesionales.

Recogen otra serie de medidas ligadas a la mejora de la eficiencia del sector y su sostenibilidad ambiental, en concreto, la necesidad de modificación, en el plazo de 9 meses desde la aprobación del Real Decreto-ley, de determinados aspectos de la normativa de masas y dimensiones, con objeto de simplificar los requisitos burocráticos de cara al uso de megatrailers y duotrailers, ampliar la altura máxima permitida para determinados tipos de transporte (paja, animales vivos y suministro de proveedores a industrias en distancias inferiores a 50 kilómetros según Astic) y aumentar los ámbitos en que se pueda utilizar las 44 toneladas, “fijando un calendario progresivo de implantación, con la participación del Comité Nacional del Transporte por Carretera, de acuerdo con las características del parque de vehículos y las masas técnicas máximas admisibles de los ejes de los camiones”, ha puntualizado Astic.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

Entre las medidas no incluidas en el texto normativo, Raquel Sánchez ha subrayado “el mantenimiento del régimen del gasóleo profesional durante esta legislatura, la transformación de las áreas de servicio, incrementar la seguridad de los aparcamientos de vialidad invernal y la digitalización de las empresas de transporte y la mejora de la capacitación digital de los profesionales”. En este sentido, la ministra ha destacado que, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “se van a destinar 20 millones de euros para la transformación de las áreas de servicio y 140 millones de euros para la digitalización”.

El ministerio ha señalado que el Real Decreto Ley también “lleva a cabo la trasposición de la directiva europea de trabajadores desplazados incluida en el Paquete de Movilidad”. “Resulta clave”, ha añadido, en la lucha contra la competencia desleal de empresas extranjeros y para combatir el fraude en los desplazamientos de trabajadores entre Estados de la Unión Europea”. Asimismo, ha subrayado que la parte “más estructural del conjunto de medidas incluidas en el Real Decreto Ley “ya venía trazada en el Plan Impulsa, Plan de Impulso a la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera del ministerio, marco estratégico del sector para los próximos años. A este respecto, Raquel Sánchez ha manifestado que su ministerio “estaba trabajando ya en colaboración con el sector y los acuerdos para evitar el paro convocado en el mes de diciembre ha hecho que se avance la puesta en marcha de estas medidas”.

LOS TRANSPORTISTAS ESPERAN SU CONVALIDACIÓN EN EL CONGRESO
La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) se ha mostrado “satisfecha y esperanzada” por la aprobación del Real Decreto Ley y ha recordado que el “Congreso de los Diputados tiene un mes para convalidarlo o derogarlo a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. A este respecto, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), ha indicado que confía “que los grupos políticos lo respalden en el Congreso de los Diputados durante su trámite de convalidación, para de este modo ayudar a este sector tan esencial a afrontar la actual situación económica”. Astic ha subrayado que la entrada “en vigor de estas medidas será escalonada en función de los periodos transitorios establecidos”, y ha subrayado que se han conseguido “algunas de las reivindicaciones históricas del sector”.