30 de junio de 2022 | Actualizado 11:20

Brookfield se alía con Logistik Service para invertir en activos logísticos en la Península Ibérica

La cartera inicial incluirá varios proyectos ubicados en áreas logísticas de Madrid y Toledo y contará con 600.000 metros cuadrados
CBRE

La gestora de activos Brookfield, a través de uno de sus fondos inmobiliarios privados, ha pactado con Logistik Service la creación de una joint venture para invertir aproximadamente 500 millones de euros en oportunidades logísticas en la Península Ibérica. Esta alianza permitirá a ambas compañías desarrollar una cartera logística centrada en adquirir y desarrollar proyectos en los principales mercados de España y Portugal, concretamente en la zona centro de nuestro país.

600.000 metros cuadrados

La primera cartera de proyectos acumulará aproximadamente 600.000 metros cuadrados

La cartera inicial incluirá varios proyectos en construcción ubicados en áreas logísticas como Madrid y Toledo, según fuentes conocedoras de la operación, y contará con aproximadamente 600.000 metros cuadrados. Aún no se conocen las fechas concretas, pero el director nacional de Industrial y Logística de CBRE, Alberto Larrazábal, afirma que “la puesta en marcha será inminente y estamos ya cerrando los últimos detalles”. Brookfield será el accionista mayoritario de la joint venture, mientras que Logistik Service gestionará la cartera. CBRE Investment Banking ha actuado como asesor financiero de la operación.

“Estamos entusiasmados de asociarnos con Logistik Service y compartir nuestra experiencia como inversor, desarrollador y operador de plataformas globales de propiedad industrial a medida que construimos nuestra presencia logística en Iberia”, ha afirmado el vicepresidente senior de Brookfield, Alberto Nin. La compañía ya tiene en su cartera europea más de dos millones de metros cuadrados en la actualidad. Por su parte, Larrazábal ha anunciado que se iniciarán próximamente las obras de un nuevo proyecto logístico en Ontígola (Toledo).

El sector logístico se ha convertido en uno de los principales actores del sector inmobiliario. Según CBRE, el año pasado España alcanzó una contratación de 2,7 millones de metros cuadrados y movilizó 2.200 millones de euros de inversión.