30 de junio de 2022 | Actualizado 12:09

Catalunya regulará la última milla para mejorar la sostenibilidad de sus operaciones

Potenciar los puntos de recogida y acotar la distribución al consumidor final al horario comercial de cada zona son dos de las propuestas
El consejero d'Empresa i Treball, Roger Torrent, en la presentación del Plan de acción del comercio, artesanía y moda 2022-2025 | Generalitat de Catalunya

La Generalitat de Catalunya regulará la última milla del comercio online con el fin de reducir su impacto medioambiental y de incrementar la seguridad jurídica para conceptos como las dark stores. Así lo ha anunciado el consejero d’Empresa i Treball de Catalunya, Roger Torrent, en el marco de la presentación del Plan de Acción del Comercio, la Artesanía y la Moda 2022-2025. “El comercio electrónico es una realidad que irá a más”, ha explicado durante el acto, “por eso es necesario incorporar determinados aspectos a nuestra normativa de comercio, con el objetivo de minimizar su impacto ambiental en nuestras ciudades y establecer las mismas reglas de juego para todos los operadores”. Está previsto que el proyecto de ley llegue al Parlament en el verano de 2023 y entre en vigor a finales del mismo año.

Dentro de las medidas contempladas en la regulación, se encuentra la de incentivar la implantación de puntos de recogida de mercancías en tramos urbanos y acotar el reparto desde los almacenes u otros establecimientos de distribución al horario comercial de la zona. Asimismo, se establecerán condiciones para la distribución de productos al consumidor final en función de la dimensión del municipio y condicionará el reparto desde almacenes de operaciones con vehículos no contaminantes. En este último aspecto, se contemplan excepciones en función de las dimensiones y situación de las poblaciones, así como de las condiciones de abastecimiento y tipos de mercancías.

Se prevé que el proyecto de ley llegue al Parlament en el verano de 2023 y entre en vigor ese mismo año

La regulación también incluye una futura diferenciación entre almacenes logísticos y de operaciones “para delimitar aquellos que tengan por objeto la entrega al consumidor final (almacenes de operaciones) y definir sus características y condiciones”. Además, los ayuntamientos de determinadas dimensiones podrán decidir dónde ubicar los centros de operaciones y los puntos de recogida, así como sus horarios. Con la aprobación de la memoria preliminar por parte del Govern, la próxima semana se iniciará la tramitación del proyecto de ley y se realizará una consulta pública para conocer el posicionamiento de los diferentes operadores del comercio electrónicos y de los distintos municipios catalanes.

Los ayuntamientos podrán elegir la ubicación de los centros de operaciones y de los puntos de recogida

En los últimos dos años, el ecommerce ha crecido el 28% en Catalunya y se realizan 80 millones de compras online al año, de las cuales el 84% se reciben a domicilio, según los datos de la consejería d’Empresa i Treball. En total, representan 66 millones de desplazamientos anuales por entregas a domicilio, de los que el 11% requieren una segunda visita por la ausencia del destinatario. La futura regulación quiere dar respuesta a esta “sobrecarga que la distribución física del comercio online genera en las vías públicas” y a las molestias ocasionadas por los almacenes y los puntos de distribución, que están operativos durante todo el día. Por otra parte, el documento espera “erradicar la inseguridad jurídica derivada de nuevas fórmulas comerciales”, como el click & car o las dark stores o dark kitchens, que actualmente no están recogidas en el marco legal vigente.

Esta regulación de la última milla se enmarca en el Plan de Acción del Comercio, la Artesanía y la Moda 2022-2025, dotado de 150 millones de euros. La segunda línea propuesta es la potenciación del tejido comercial de proximidad del sector. Tanto en el ámbito del comercio como de la artesanía y la moda, se implementarán planes de reactivación del consumo de proximidad, así como de transformación digital y se redefinirá su modelo formativo para atraer talento, entre otras actuaciones dirigidas a incrementar su competitividad.