30 de junio de 2022 | Actualizado 11:20

Hapag-Lloyd prevé fuertes ganancias en el primer semestre por la tensión de la supply chain

La naviera alemana ha anunciado la adquisición del negocio de transporte marítimo de contenedores de Deutsche Afrika Linien
Hapag-Lloyd

La naviera alemana Hapag-Lloyd espera “que las ganancias sean muy fuertes en la primera mitad de 2022 y anticipa que la tensa situación en las cadenas de suministro globales se aliviará en la segunda mitad del año, lo que debería llevar a una normalización inicial de las ganancias”. La compañía ha presentado sus resultados definitivos del pasado ejercicio y las previsiones para el presente, en el que prevé que el Ebitda se sitúe entre los 10.700 y los 12.400 millones de euros y el Ebit en la franja entre los 8.900 y los 10.700 millones de euros. “Sin embargo”, ha matizado la naviera, “esta previsión sigue estando sujeta a una considerable incertidumbre debido a la pandemia del Covid-19 en curso y a los actuales acontecimientos en Ucrania”.

El consejero delegado de Hapag-Lloyd, Rolf Habben Jansen, ha afirmado que el ejercicio de 2022 “ha comenzado con éxito para nosotros, pero las interrupciones en las cadenas de suministro aún no han remitido materialmente”. Asimismo, ha apuntado que todos “nos enfrentamos a la guerra en Ucrania”. En cuanto a los resultados de 2021, ha señalado que ha sido “un año excepcionalmente exitoso en el que hemos invertido ampliamente en buques y contenedores”. Además, ha añadido, “hemos reforzado considerablemente nuestra posición financiera y patrimonial”. El consejero delegado ha indicado que, sin embargo, “los gastos de transporte también han aumentado significativamente, precisamente debido a los cuellos de botella en las cadenas de suministro globales”.

Los costes de transporte han crecido el 17,1% por la subida del bunkering y las tarifas de fletamento

Tal y como adelantó la naviera en sus resultados preliminares del ejercicio 2021, los ingresos se han situado en los 22.300 millones de euros, el 42,6% por encima de los alcanzados en 2020. La compañía ha justificado este incremento en “una tarifa de flete más alta de 2.000 dólares por teu, cuando en 2020 se situó en 1.115 dólares por teu”. Por lo que respecta a los volúmenes de transporte, “se han mantenido más o menos a la par con el nivel del año anterior, con 11,9 millones de teus transportados en 2021, por los 11,8 millones de 2020, debido a las tensiones en las cadenas de suministro”. Hapag-Lloyd ha subrayado el aumento “significativo de los gastos de transporte, el 17,1% más que en 2020, hasta los 10.300 millones de euros”. “Esto ha sido debido”, ha indicado la compañía, “especialmente a la subida de los precios del bunker y de las tarifas de fletamento, así como al incremento de las tasas de sobrestadía y almacenamiento”.

HAPAG-LLOYD ADQUIERE EL NEGOCIO DE TRANSPORTE DE CONTENEDORES DE DAL
Hapag-Lloyd y la compañía Deutsche Afrika Linien (DAL) han alcanzado un acuerdo por el que la primera adquirirá el negocio de transporte marítimo de contenedores de la segunda. Esta adquisición refuerza la presencia de Hapag-Lloyd en África tras la adquisición en 2021 de NileDutch, compañía especializada en el continente africano, que ha reforzado la presencia de la naviera y su oferta de servicios desde y hacia África occidental. DAL es propietaria de un buque portacontenedores de 6.589 teus y gestiona una flota de contenedores de unas 17.800 unidades, en propiedad y en alquiler, que será asumida como parte de la adquisición, ha indicado la naviera alemana. “DAL es una valiosa adición que nos permite ofrecer a nuestros clientes una mejor red y una cobertura portuaria adicional en nuestros servicios desde y hacia Sudáfrica”, ha afirmado Rolf Habben Jansen.