17 de agosto de 2022 | Actualizado 19:36

Los puertos de Barcelona y Tarragona canalizarán ayuda humanitaria para Ucrania

Ambos han habilitado una nave logística para el almacenamiento que gestiona el Banco de Alimentos y Open Arms realiza el transporte
P.B./Autoridad Portuaria de Tarragona

Los recintos portuarios de Barcelona y Tarragona han habilitado un espacio logístico cada uno para canalizar ayuda humanitaria a Ucrania. Se trata de una iniciativa organizada por el consulado ucraniano en Barcelona en colaboración con la Generalitat de Catalunya, organizaciones sociales, entidades y ayuntamientos. El hub logístico de 1.800 metros cuadrados ubicado en la ZAL Port de Barcelona será el almacén central desde donde partirán los convoyes con el material recogida hacia zonas limítrofes con Ucrania. Banco de Alimentos es el encargado de gestionar la carga y descarga de productos, mientras que Open Arms aportará su propia flota de camiones para realizar el transporte. Esta misma tarde partirán dos tráilers con 200 palets hasta puntos escogidos por el consulado ucraniano en coordinación con el Gobierno de Ucrania.

El dispositivo para canalizar ayuda humanitaria se ha organizado por el consulado ucraniano “porque se han encontrado desbordados en sus oficinas y en las parroquias”, ha explicado el presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet, ya que “de manera espontánea mucha gente a través de instituciones y ayuntamientos querían hacer estas donaciones”. “Ahora toda la ayuda cuenta y el pueblo ucraniano está muy agradecido de todas las aportaciones y la ayuda que recibe”, ha declarado durante la presentación del almacén logístico en Barcelona el cónsul general de Ucrania en la capital catalana, Artem Vorobyov.

“Este hub logístico estará a disposición del pueblo ucraniano mientras sea necesario”
Damià Calvet Presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona

De esta manera, cualquier tipo de recogida de productos que se realice en Catalunya podrá almacenar la mercancía en esta nave. Un ejemplo es Tarragona, donde el puerto en colaboración con la Generalitat han habilitado el Refugi 1 del Moll de Costa como almacén logístico. Los productos recogidos a nivel local por los ayuntamientos, entidades, instituciones y organizaciones sociales del territorio podrán depositar las mercancías en esta nave logística. El puerto de Tarragona se encargará del transporte de la carga hasta Barcelona.

Al llegar al almacén, los productos son clasificados por categoría por el personal de Banco de Alimentos. Ciertos productos más urgentes, como los de alimentación infantil y de adultos, de higiene general o medicinas, serán enviados cuanto antes y en general la rotación de las mercancías “será rápida”. En el almacén también reciben ropa, tanto infantil como de adultos, mantas, productos de primeros auxilios y de primera necesidad, entre otros. Según ha asegurado Damià Calvet, “este hub logístico tiene voluntad de permanencia hasta que termine el conflicto, estará a disposición del pueblo ucraniano mientras sea necesario”.

Open Arms transportará 200 palets de productos necesarios en dos tráilers hasta la frontera con Ucrania

Aunque aún es posible canalizar la ayuda a través de la donación de productos en puntos localizados de Barcelona y del resto de Catalunya, la consejera d’Acció Exterior de la Generalitat, Victòria Alsina, ha añadido que “la manera más rápida para que llegue esta ayuda humanitaria es dar donaciones económicas a las organizaciones que trabajan sobre el terreno”, por ejemplo, para que Open Arms pueda fletar más tráilers hace Ucrania o para que las distintas organizaciones sociales que trabajan sobre el terreno compren el tipo de material y la cantidad exacta que necesitan.

Por su parte, el director de la Federación Catalana del Banco de Alimentos, Lluís Fatjó-Vilas Barbat, se ha felicitado por la coordinación entre las distintas partes del dispositivo: “La relación y coordinación entre instituciones públicas y organizaciones sociales e instituciones ha sido una buena experiencia y un buen ejemplo del buen funcionamiento”. Ha añadido que se están preparando de cara al futuro porque “pensamos que esta crisis nos afecta a muchas personas y también pensamos que llegará aquí.”. El vicepresidente y consejero de Polítiques Digitals i Territori de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha afirmado que “este hub logístico es la muestra de voluntad del pueblo de Catalunya y también de su gobierno” y ha apoyado que la solidaridad parta “desde una de las infraestructuras más importantes de Catalunya”.