30 de junio de 2022 | Actualizado 12:09
DB Schenker

Las raíces alemanas del grupaje soplan 150 velas

Era un día de 1872 cuando a Gottfried Schenker se le ocurrió una idea revolucionaria: consolidar los envíos pequeños en unidades mayores

Gottfried Schenker no se imaginaba que cambiaría la logística mundial con tal solo 30 años. Originario de Suiza, se graduó en derecho por la Universidad de Heidelberg (Alemania) en 1861 y cuatro años más tarde se introdujo en el mundo ferroviario. Era un día de 1872 en Viena cuando a Gottfried Schenker se le ocurrió una idea revolucionaria: consolidar los envíos pequeños en unidades más grandes. Es decir, usar el grupaje por tren. Así, el 1 de julio de ese mismo año junto a dos socios, Moritz Karpeles y Moritz Hirsch, Gottfried Schenker fundó Schenker & Co, más conocido actualmente como el operador logístico DB Schenker.

DE PUERTA A PUERTA CON UN SOLO TRANSPORTISTA
El primer viaje de grupaje por tren completó la ruta entre Viena y París en 1873, un año más tarde de la creación de la empresa. Su modelo pionero de transporte de mercancías de larga distancia se expandió rápidamente fuera de los límites del imperio austro-húngaro. Schenker era la única empresa que ofrecía tarifas calculadas desde Londres hasta Estambul a finales del siglo XIX, de ahí que su red de sucursales se ampliase en los primeros años a Hungría, Rumanía, Belgrado, Trieste y República Checa. Dentro de las ciudades y entre regiones, la distribución se realizaba a bordo de carruajes tirados por caballos.

Desde sus inicios, Schenker definió el eslogan que llega hasta nuestros días: “Transporte de puerta a puerta con un solo transportista”. Para satisfacer la demanda de sus clientes, Gottfried Schenker abrió la puerta a otros modos de transporte. En 1880, adquirió una participación en la empresa de navegación a vapor Adria Dampfschiffahrts-Gesellschaft y 15 años más tarde fundó la compañía marítima Austro-Americana. Trieste (Italia) era su punto de partida a través del Mediterráneo y gracias a sus dos barcos, ‘Gottfried Schenker’ y ‘Betty’ (el nombre de su esposa), las mercancías cruzaban el océano Atlántico.

Gottfried Schenker murió en 1901 en Viena, donde fue enterrado, y cedió la empresa a su hijo adoptivo August Schenker-Angerer cuando la compañía contaba con 32 filiales repartidas en 13 países europeos. Tras la Primera Guerra Mundial, Schenker se centra en los servicios de entrega urgente, el transporte regional de mercancías, las mudanzas y los servicios feriales. De esta manera, August Schenker continúa la internacionalización de la empresa. Un ejemplo fue la gira internacional de exposiciones, organizada por Schenker en 1924, para la industria exportadora alemana. La necesidad de incrementar la rapidez del transporte empuja a la compañía a utilizar el transporte aéreo para el envío de sus mercancías. Su primera vez a bordo de un avión en Alemania ocurrió en 1922.

CATORCE AÑOS DE PASADO OSCURO POR DESENTRAÑAR
Tal y como ocurrió con otras empresas alemanas, Schenker & Co se vio inmersa en la historia turbulenta de Alemania desde el periodo de entreguerras. Deutsche Reichsbahn adquirió la compañía en 1931 y así pasó a estar bajo control estatal. Dos años más tarde, con el ascenso al poder del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP), o Partido Nazi, el entonces director general Marcell Holzer fue destituido y arrestado por ser judío. La dirección y órganos de supervisión de Schenker son ocupados por miembros del partido NSDAP. Todos los empleados judíos en Alemania, y más tarde también en las filiales extranjeras, son despedidos con contadas excepciones.

2023

El estudio que clarifique la relación entre DB Schenker y el nacionalsocialismo se publicará en 2023

Durante la Segunda Guerra Mundial, Schenker participa como transitario en la economía de armamento y de guerra, como munición y material bélico, y amplía sus actividades empresariales a los territorios ocupados y conquistados de Europa oriental y central. En 1944, la firma es nombrada como “transportista de confianza del Reich”. Era el encargado de transportar los suministros militares a la Wehrmacht (Fuerzas de Defensa, nombre que recibían los soldados alemanes en la época) y también participó en los denominados “transportes de desalojo” de mercancías confiscadas y saqueadas.

“Actualmente”, explica el consejero delegado de DB Schenker Iberia, Juan Carlos Moro, “la compañía está examinando de forma productiva su pasado mediante un estudio exhaustivo para conocer la relación que pudo tener con el nacionalsocialismo, ya que se desconoce si hubo una colaboración real”. Se prevé que este análisis, dirigido por la institución Gesellschaft für Unternehmensgeschichte, se publique en 2023 para dar respuesta a las preguntas abiertas sobre si Schenker participó de manera activa en las “arianizaciones” y en los trabajos forzados.

1945-2010: EXPANSIÓN MUNDIAL Y CONSOLIDACIÓN
Con la llegada de la paz al continente, Schenker redirige su mirada de nuevo al escenario internacional que aún no ha pisado. El primer paso es abrir una filial en Estados Unidos en 1947 para impulsar el transporte aéreo a gran escala. Entre 1966 y 1967, vira hacia el otro lado del mapa y funda una empresa en Hong Kong enfocada al mercado asiático, así como una oficina dedicada a Taiwán. Sus primeros Juegos Olímpicos como transportista oficial transcurren en Munich (Alemania) en 1972, el mismo año en el que nombra a sus segmentos aéreos, marítimo, ferrocarril y carretera como JETcargo, SEAcargo y Eurocargo. No serían los últimos Juegos Olímpicos: en el 2000 también estaría presente en Sydney (Australia) y en 2002 en su versión de invierno en Salt Lake City (EEUU), así como en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Vancouver (Canadá) en 2010, en Londres 2012 (Reino Unido) y en Río de Janeiro 2016 (Brasil). El Comité Olímpico Internacional también le nombró como proveedor oficial para servicios de transporte de mercancías y despacho de aduanas para Atenas 2004 (Grecia), Turín 2006 (Italia) y Pekín 2008 (China).

Más tarde, en 1996, las actividades de transporte aéreo, marítimo, terrestre, manipulación y logística y puertos marítimos se agruparán bajo el paraguas de Schenker-Rhenus. Un año más tarde, Schenker se reposiciona al cumplir 125 años y nacen tres nuevas áreas de negocio: Schenker Logistics, Schenker International y Schenker Eurocargo. Con la participación de la empresa sueca BTL-AB, la compañía comienza a coordinar las operaciones de transporte terrestre en Europa bajo la denominación de Schenker-BTL.

Con el inicio del nuevo siglo, en el 2000, crea junto a Deutsche Bahn la empresa Railog para servicios logísticos ferroviarios. Dos años más tarde, el operador ferroviario público alemán adquiere la mayor parte de segmentos de Schenker. Al mismo tiempo que el operador logístico afianza sus servicios en distintos puntos del mundo, como Japón, Francia o Polonia, inicia la apertura de centros logísticos internacionales. El Aeropuerto Internacional de Frankfurt acogió su centro de carga aérea en 2009 y DB Schenker inauguró un año más tarde una nueva terminal en Salzburgo (Austria), su centro de operaciones para las mercancías enviadas a toda Europa.

DB SCHENKER EN ESPAÑA
El desembarco del operador logístico alemán en España se aceleró en 2007 con la adquisición de Spain-TIR. “Se trata de un proyecto que no ha parado de crecer”, asegura Juan Carlos Moro, “hasta transformarnos en uno de los proveedores de la cadena de suministro con mayor presencia en nuestro mercado con más de 2.100 profesionales y 26 oficinas entre España y Portugal”. En 2017, invirtió 22 millones de euros en el centro logístico inaugurado ese mismo año en Madrid.

INNOVACIÓN Y SOSTENIBILIDAD PARA CRECER
En los últimos años, DB Schenker ha sido proveedor de servicios logísticos para múltiples eventos mundiales como muestra de su presencia internacional. Además de ser transportista oficial en los Juegos Olímpicos, en 2012 transportó 100 contenedores con equipo de alta tecnología para el Festival de Eurovisión celebrado en Baku (Azerbaiyán) y también ha facilitado la logística de Mercedes AMG Petronas Motorsport en la Formula 1. Es a partir de 2015 cuando el operador logístico alemán potencia sus operativas mediante la innovación y la sostenibilidad. Un ejemplo es el sistema de robótica y embalaje automatizado Carry Pick que utiliza para optimizar el picking de productos relativos al ecommerce, pero también dispone de un guante inteligente para el escaneo de código de barras y ofrece servicio de impresión 3D a sus clientes, además de hacer sus pinitos en el uso de drones, entre otras innovaciones.

El consejero delegado de DB Schenker para Iberia destaca los esfuerzos de la firma por apostar por “una logística verde y basada en tecnología de vanguardia” con el fin de reducir la huella de carbono de su actividad. “Algunos ejemplos son el uso de vehículos propulsados por electricidad o pilas de combustible, el diseño de terminales sostenibles y la inversión en investigación y desarrollo vinculado a la protección del planeta”, continúa. Desde hace tres años, Dubai (Emiratos Árabes Unidos) dispone de un centro logístico de la compañía que solo utiliza energía solar.