6 de diciembre de 2022 | Actualizado 16:14

La importación de gas natural licuado se dispara en el puerto de Barcelona

El tráfico total de mercancías crece el 8% en los dos primeros meses del año por la contribución de los productos energéticos
Planta de regasificación de Enagás en el puerto de Barcelona | Enagás

Los tráficos portuarios de Barcelona han experimentado en los dos primeros meses del año un crecimiento interanual del 8%, motivado principalmente por fuertes incrementos en la importación de productos energéticos. Los líquidos a granel han registrado un movimiento de 2,1 millones de toneladas, el 69,3% más, gracias al aumento del gas natural (213%), los biocombustibles (155%) y la gasolina (85%).

La Autoridad Portuaria de Barcelona atribuye estos resultados al cierre del gasoducto Magreb Europa (Argelia-Cádiz), a raíz del que “se ha incrementado el suministro de gas natural licuado (GNL) vía marítima al mercado español y, a la vez, se han diversificado los orígenes de las importaciones”. De este modo, en la planta de regasificación de Enagás Barcelona se han registrado importaciones de GNL procedentes de Estados Unidos, Centroamérica y el Golfo Pérsico.

El descenso en contenedores y vehículos atenúa el crecimiento al compararse con los datos récord de 2021

Sin embargo, el crecimiento total de tráficos, que han alcanzado los 11,3 millones de toneladas, ha sido atenuado por el movimiento de contenedores, que durante el primer trimestre del año pasado registró sus mejores resultados históricos. En los dos primeros meses de 2022, sin embargo, han disminuido el 6,3% , sumando un total de 557.501 teus. De estos, principalmente se han reducido, hasta el 12,4%, los contenedores de tránsito, así como los llenos de exportación, que han sufrido un descenso del 3,7%. Por otro lado, los contenedores llenos de importación han aumentado hasta el 4,9% interanual.

Por otro lado, también ha registrado contracciones el movimiento vehículos, que en el mes de febrero se ha reducido el 27,5%. Se trata de uno de los sectores más castigados a raíz de la pandemia, fruto de las disrupciones en los suministros de sus componentes, especialmente los microchips, el alza de precios energéticos y la incertidumbre por su futuro y las regulaciones ambientales.

En cuanto a las unidades de transporte intermodal (UTI), cuyas conexiones con Barcelona se dan sobre todo con destinos de Italia y el norte de África, han experimentado aumentos (+16%) en los dos primeros meses, alcanzando las 63.501 unidades. Por último, los sólidos a granel han registrado una cifra muy similar a la del ejercicio anterior, de 665.734 toneladas.

CHINA MANTIENE SU PROTAGONISMO EN EL PUERTO DE BARCELONA
Si bien se han diversificado recientemente las importaciones de GNL, no se han producido grandes cambios en los países de procedencia y destino de los movimientos del tráfico del recinto catalán. De este modo, China sigue acaparando una cuota de mercado del 29%, erigiéndose como primer país, tanto para la importación como para la exportación, seguido de Estados Unidos (6%), Turquía (5%), India (4,2%) y Corea del Sur (3,3%).