30 de junio de 2022 | Actualizado 11:20

Correos inicia la instalación de equipos intralogísticos de su nuevo centro logístico en Barajas

Los trabajos para la instalación de máquinas de clasificación de 10.000 envíos por hora avanzan a buen ritmo, según la compañía pública
Correos

La obra civil del centro logístico internacional de Correos Rampa 7, ubicado en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, ya ha finalizado. Por ello, los trabajos necesarios para la instalación de las máquinas de clasificación de envíos están avanzando a buen ritmo, según ha dado a conocer la compañía pública. Ya está montada la plataforma que sirve de sustentación a la máquina destinada a la clasificación de paquetes, con capacidad para clasificar 10.000 envíos por hora. Esa máquina tendrá 59 rampas de salida, de las que ya se han instalado 37, estando el resto en proceso de montaje. Entre las ya instaladas, se incluyen las 11 rampas de salida de esa máquina que desviarán los envíos que requieran revisión en la zona de tratamiento aduanero (ADT).

17 millones de euros

Se contemplan 17 millones de euros de inversión en tecnología para gestión, seguimiento y automatización

También se ha instalado ya el cuerpo central de otra máquina que se encargará de la clasificación de los envíos con formato de pequeño paquete para los envíos de ecommerce, y que también tendrá una capacidad de tratamiento de 10.000 envíos por hora. Contará con 104 rampas de salida que se instalarán en breve. Posteriormente, se abordarán todas las demás tareas necesarias para la puesta en funcionamiento del centro logístico, cuyos sistemas están concebidos para que todas las áreas estén conectadas de manera que el movimiento interior de la mayor parte de los envíos esté automatizado, desde la descarga de la mercancía de los contenedores que lleguen por aire, hasta la clasificación y el envío a destino.

La plataforma dispondrá de un sistema de gestión y almacenamiento de contenedores para carga aérea, así como elementos para recibir contenedores de transporte terrestre, con cinta telescópica y volcador de contenedores, y se integrará un sistema de almacén y gestión aduanera. Con una inversión en la obra de más de 15 millones de euros, y otra prevista de 17 millones de euros en tecnología para gestión de cargas, clasificación, seguimiento de los envíos y automatización, Rampa 7 ocupa una superficie total de 12.542 metros cuadrados que se dedicarán en su totalidad al correo internacional de importación. En el edificio, se han instalado paneles solares para la obtención de energía fotovoltaica, así como geotermia para la climatización de la zona de oficinas.