29 de enero de 2023 | Actualizado 7:01

Tarragona inicia el año con crecimientos de dos dígitos y supera sus tráficos prepandemia

El movimiento de productos agroalimentarios se sitúa en máximos en el mes de febrero con el 82,6% interanual
El recinto catalán movió en febrero el 36,5% más de contenedores que el año pasado | Autoridad Portuaria de Tarragona

Los tráficos del puerto de Tarragona en los dos primeros meses del año confirman su senda de crecimiento, con un incremento interanual del 10,7% respecto a 2021. Los más de 5,4 millones de toneladas movidas hasta febrero consolidan la recuperación del quinto puerto de interés general del Estado y suponen un crecimiento del 15% respecto al mismo periodo de 2020, un mes antes del estado de alarma. En este periodo, destacan el crecimiento sostenido de su principal tráfico (graneles líquidos), así como crecimientos en los productos agroalimentarios, los automóviles y los contenedores.

El movimiento de cereales, piensos y harinas se situó en máximos en el mes de febrero, con un crecimiento interanual del 82,6%, y alcanzó las 545.090 toneladas, cifra tan solo superada en el mismo mes en 2018, con 600.532 toneladas. Según avanzó el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Maria Cruset, la guerra de Ucrania tendrá escasa afectación en los tráficos de cereales, principal importación de este país, pues “se mueven mayoritariamente en el inicio y final de año”, y tan solo en los dos primeros meses del año, “ya ha llegado mayor parte de lo que llegó en todo el año pasado”.

El tráfico de automóviles marca su récord en los últimos 14 meses, aunque sigue por debajo del nivel prepandemia

También destaca en este inicio de ejercicio el movimiento de automóviles, que en febrero registró su cifra récord de los últimos 14 meses. Un total de 15.969 vehículos fueron operados en los muelles de Galícia y Cantàbria, una cifra ligeramente superior a la de hace un año (15.756) y todavía inferior a la prepandémica de febrero del 2020, cuando se movieron 16.361 coches. Sin embargo, se trata de un buen síntoma dado el contexto de crisis del sector de la automoción.

Por otro lado, el segmento de graneles líquidos, principal producto del recinto catalán, mantiene su crecimiento e incrementa el 4,5% en febrero respecto a 2021. En este capítulo, liderado por el crudo de petróleo (con 734.191 toneladas movidas, un ligero aumento del 3,8%), destacan especialmente los químicos a granel y biocombustibles, que crecen el 30,2% en el mes de febrero, moviendo un total de 241.058 toneladas.

Por último, el grupo de la carga general, un segmento minoritario en el que la autoridad portuaria concentra esfuerzos para su crecimiento a futuro, ha experimentado un aumento del 5,5% en los dos primeros meses, impulsado principalmente por el incremento de contenedores (36,5%), con 5.466 teus movidos. En cuanto a las unidades de transporte intermodal (utis), el puerto destaca el crecimiento del 79,4% respecto al segundo mes del año pasado, con 1.222 unidades movidas.