2 de julio de 2022 | Actualizado 14:25

Brittany Ferries incorpora al servicio entre Bilbao y Portsmouth el primer ferry a GNL

Repsol ha instalado en colaboración con la autoridad portuaria un tanque criogénico de 1.000 metros cúbicos para repostar el buque
El ferry 'Salamanca' atracado en el puerto de Bilbao | Autoridad Portuaria de Bilbao

La naviera Brittany Ferries ha incorporado al servicio entre el puerto de Bilbao y el inglés de Portsmouth el buque ‘Salamanca’, propulsado por Gas Natural Licuado (GNL). La embarcación realizará dos escalas semanales en el recinto vasco. El ferry tiene 215 metros de eslora, casi 30 metros de manga, diez cubiertas y 2.700 metros lineales para vehículos, ha indicado la Autoridad Portuaria de Bilbao, y se convertirá “en el primer barco propulsado por GNL que opere regularmente en el Canal de la Mancha”. Para poder acoger este tipo de buques, la institución portuaria ha tenido que contar con una infraestructura para repostar.

El ferry ‘Santoña’ de Britanny Ferries se incorporará al mismo servicio el próximo año

En este caso, de la mano de Repsol, “se ha instalado un tanque criogénico con una capacidad de almacenamiento de 1.000 metros cúbicos que permite mantener el gas natural en estado líquido a -160 grados centígrados”, ha señalado la autoridad portuaria. “El diseño flexible de la terminal”, ha añadido, “le permite dar servicio a diferentes buques en el futuro, lo que representa una importante oportunidad de descarbonización para las operaciones portuarias”. El ‘Salamanca’ es el primero de los buques de la naviera propulsados por GNL que escala en Bilbao y le seguirá el próximo año 2023 el ferry ‘Santoña’.

La autoridad portuaria vasca ha indicado que el ‘Salamanca’ cuenta “con estabilizados anti retroceso de aletas, muy útiles en la navegación por el Golfo de Vizcaya”. Asimismo ha señalado que la pintura aplicada en el casco, “que reduce la fricción, ayuda a suavizar su paso por el agua, lo que reduce también el consumo de combustible”. “La eficiencia hidrodinámica y el excelente comportamiento en el mar han permitido la instalación de solo dos motores en lugar de cuatro como ocurre en buques equivalentes, lo que representa un considerable ahorro de energía”, ha añadido. Asimismo, gracias al “uso de potentes análisis de datos en tiempo real a bordo del buque y al desarrollo del aprendizaje automático, la eficiencia energética puede optimizarse en todo momento”.