28 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:45

Catalunya impulsará un nuevo polo industrial y logístico para dinamizar Tarragona

La Generalitat anuncia el mayor despliegue de suelo para actividades económicas en una legislatura, sumando 1.355 hectáreas entre el Alt Camp y Lleida
Polítiques Digitals i Territori

El vicepresidente y consejero de Polítiques Digitals i Territori de Catalunya, Jordi Puigneró, ha presentado el avance del plan director urbanístico de actividad económica (PDUAE) de la Plana de l’Alt Camp (Tarragona), donde pretende “dinamizar el territorio y promover la actividad para favorecer el reequilibrio territorial”. Este área, cercana al puerto de Tarragona, dispone de conexiones viarias (AP-2, C-37, C-51 y N-240) y las ferroviarias de la red convencional y alta velocidad. Del total de 3.700 hectáreas brutas que ocupa el espacio, la mitad (52%) se destinarán al uso ambiental y paisajístico, unas 835 se pondrán al mercado para usos industriales y en el resto se construirá el acceso viario, servicios técnicos y de equipamiento.

“Programamos la mayor cantidad de suelo nunca antes hecha en una legislatura en Catalunya”
Jordi Puigneró Vicepresidente y consejero de Polítiques Digitals i Territori

Este plan director, que comprende los municipios de Vila-rodona, Valls, el Pla de Santa Maria y Alió, junto al presentado en enero para la Plana de Lleida, constituyen “la mayor cantidad de hectáreas para actividades económicas nunca antes programada por la Generalitat en una sola legislatura”, ha manifestado Puigneró. Ambas iniciativas, actualmente en proceso de participación ciudadana para su futura redacción, suman un total de 1.255 hectáreas, con las que se pretende dar alivio a la escasez de suelo industrial y logístico que sufre Catalunya.

El Ejecutivo catalán prevé seguir aumentando el espacio destinado al desarrollo de polos industriales y logísticos, hasta superar las 2.000 hectáreas a lo largo de la actual legislatura, iniciada en marzo del año pasado. El vicepresidente catalán destaca que, si bien en toda Catalunya hay 2.915 hectáreas de polígonos industriales, “tan solo se ha desarrollado el 21% de todo lo previsto en los planes municipales”.

Para dar impulso a su desarrollo, así como al de nuevas áreas estratégicas, la Generalitat desarrollado la Estrategia de Suelos de Actividad Económica, “un nuevo modelo urbanístico, supramunicipal y de alta relevancia económica”. Se basa en la localización de enclaves en zonas con alta demanda e incipiente crecimiento, donde se están desarrollando un seguido de PDUAEs, que permiten trascender el ámbito municipal para crear amplias áreas estratégicas. Actualmente, el Institut Català del Sòl (Incasòl) se encuentra en distintas fases de redacción de cuatro de ellos: el de la Plana de Lleida, la Plana de Vic, el entorno del aeropuerto de Girona y la Plana de l’Alt Camp, presentado hoy.

La Generalitat contempla situar parcelas de hasta 100 hectáreas y ve compatible una nueva terminal ferroviaria

En este último plan director urbanístico, se estudia destinar las 835 hectáreas de suelo industrial en tres localizaciones: el ámbito de la plataforma intermodal Vall-est, el ámbito Planes del Guardià y el Ámbito de ampliación del Pla de Santa Maria. Todos ellos dan continuidad al polígono industrial de Valls, así como a los polígonos de Planes de la Serra y de Bràfim/Alió. La Generalitat se encuentra en la actualidad estudiando la ordenación de los usos concretos de este suelo, donde pretende situar parcelas de grandes dimensiones (hasta 100 hectáreas) y que ve compatible con “una posible nueva terminal ferroviaria”. Abierto el proceso de participación ciudadana, el departamento de Polítiques Digitals i Territori, junto con los consistorios afectados, comenzará próximamente la redacción definitiva del texto.