15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

Los puertos de la Costa Brava inician la temporada de cruceros con previsión récord en escalas

El 67% de las escalas previstas se realizarán en temporada baja, lo que contribuirá a desestacionalizar el turismo
Recibimiento institucional del crucero Azamara Pursuit, que dio comienco el domingo a la temporada 2022 de cruceros en el puerto de Palamós | Generalitat de Catalunya

Los puertos de Palamós y Roses, ambos en la Costa Brava, esperan alcanzar este ejercicio sus cifras máximas de cruceros, con previsión de 66 escalas y 60.000 pasajeros y crecimientos del 32% y el 6%, respectivamente, respecto el año 2019. En el caso de Palamós, inició ayer su temporada de ocho meses con la llegada del ‘Azamara Pursuit’, proveniente del puerto de Barcelona, con 300 turistas, en su mayor parte norteamericanos. Por su parte, el puerto de Roses dará comienzo a la temporada el próximo sábado 9 de abril.

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) estima un impacto económico de 5,4 millones de euros en el territorio, asumiendo que el gasto medio de un turista en el destino es de 90 euros. “El papel de la actividad de cruceros es clave en la Costa Brava porque ayudan a desestacionalizar el turismo”, señalan desde Ports de la Generalitat. De hecho, esta temporada el 67% de los cruceros que escalarán en Palamós y Roses lo harán en temporada baja, lo que “generará empleo y riqueza y creará dinamismo económico en la demarcación”.

Ambos recintos gerundenses reiniciaron parcialmente su actividad crucerística durante el tercer trimestre del año pasado, cuando recibieron un total de nueve cruceros y 4.000 pasajeros. Esta temporada “se prevé excepcionalmente buena”, manifiesta Ports de la Generalitat. “Los puertos de Palamós y Roses reemprenden con fuerza la actividad de cruceros después de estar casi dos años parados por la pandemia”, han vaticinado.

PALAMÓS, SEGUNDO PUERTO CATALÁN EN CRUCEROS
El puerto de Palamós, líder en el turismo de la Costa Brava, prevé lograr un nuevo récord histórico en 2022, con 57 escalas y 58.000 pasajeros, el 26% y 7% más que en 2019, respectivamente. Además, este ejercicio incorporará por primera vez las escalas de cinco cruceros: ‘Azamara Pursuit’, ‘Sea Cloud Spirit’, ‘Mein Schiff Herz’, ‘La Belle des Oceans’ y ‘Seven Seas Splendor’. Estas cifras sitúan a este recinto de la Costa Brava como el segundo en Catalunya, después de Barcelona, en cuanto a escalas de cruceros.