29 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:45

Hapag-Lloyd actualiza su servicio Mediterráneo-Estados Unidos para evitar la congestión

El nuevo servicio incluye una conexión ferroviaria desde Norfolk a los puertos de Los Ángeles y Oakland para contenedores de carga seca
Buque de Hapag-Lloyd atracado en APM Terminals Barcelona | APM Terminals

La naviera alemana Hapag-Lloyd ha modificado su cartera de servicios entre el Mediterráneo y los Estados Unidos para evitar la congestión en los puertos del oeste del país norteamericano. A partir del próximo 13 de abril, la compañía ofrece una nueva conexión “fiable entre el Mediterráneo y la costa oeste de Estados Unidos por ferrocarril vía Norfolk en lugar del actual servicio Mediterranean Pacific (MPS)”. Esta “conexión ferroviaria con la costa oeste de Estados Unidos se centrará inicialmente en los contenedores secos”.

El servicio MGX incluye escalas en los puertos españoles de Valencia y Barcelona

Por tanto, “se pondrá en marcha un servicio actualizado del actual Mediterranean Gulf Express (MGX) que incluirá la mencionada escala en Norfolk para conectar la carga desde y hacia los Ángeles y Oakland por ferrocarril”, ha señalado la naviera. “La rotación de este servicio”, ha añadido, “se ajustará gradualmente para centrarse totalmente en el tráfico entre el Mediterráneo y México, Houston y la costa oeste de los Estados Unidos”. Los puertos en los que hará escala este servicio son Livorno y Génova en Italia, Barcelona y Valencia en España, Veracruz y Altamira en México y Houston y Norfolk en Estados Unidos.

Asimismo, se establecerá “un nuevo servicio para la carga que anteriormente era transportada por nuestros servicios MPS y MGX hacia y desde los puertos del Caribe”, y la nviera ha afirmado que los detalles del mismo “se anunciarán en breve”. Por su parte, las últimas salidas con el servicio Mediterranean Pacific (MPS) serán con los buques ‘Tokyo Express’ y ‘Seoul Express’. Hapag-Lloyd ha justificado la actualización de su servicio MGX por la “espera de la carga para llegar a los puertos de la costa oeste de Estados Unidos, que se ha convertido en la situación normal en los últimos meses y ha provocado que los tiempos de tránsito que experimentan nuestros clientes en la zona hayan aumentado drásticamente”.