30 de junio de 2022 | Actualizado 11:20

La falta de alternativas y las ayudas al gasóleo frenan los cambios en las flotas de camiones

El transporte por carretera confía en que el hidrógeno pueda cambiar en el futuro la actual fortaleza del gasóleo en el mercado
Felix Ávila, country manager de Transporte de Luís Simões; María Pereira, directora general de Puerto Seco Azuqueca; Santiago Vicente Jurado, commercial Manager Suardiaz Group; María de Jesús Álvarez, directora de Supply Chain de Factor 5; Alfonso Santos, consejero delegado Grupo Logístico Santos y Julián García Saiz, gerente de Grupo Tititos-Palletways | El Mercantil

El transporte por carretera no encuentra alternativas viables al gasóleo. El gas, el hidrógeno y los vehículos eléctricos se presentan como opciones sostenibles para reducir la huella de carbono. Sin embargo, los grandes actores del sector del transporte seguirán, por ahora, apostando por el gasóleo. “Hoy por hoy, el futuro sigue siendo el gasóleo, porque es el que recibe ayudas”, ha aclarado el consejero delegado del Grupo Logístico Santos, Alfonso Santos, durante las jornadas de la I Feria Internacional Logistics Spain, celebrada en Guadalajara. “Es necesario que exista un consenso sobre qué energía es la que deberíamos emplear, ya que a muchas empresas se las empujó al gas natural y al diésel y se enfrentan al dilema de ser ecológico o rentable”, ha explicado el directivo.

“Hoy por hoy, el futuro sigue siendo el gasóleo, porque es el que recibe ayudas”
Alfonso Santos Consejero delegado del Grupo Logístico Santos

Tampoco la electrificación de la flota es, en la actualidad, una opción para camiones de gran tonelaje, puesto “la electricidad y la batería no van a llevar a un camión de toneladas hasta Barcelona, sería necesario parar como mínimo en Zaragoza”, ha confirmado el gerente de Grupo Tititos-Palletways, Julián García Saiz. Además, hoy en día no hay suficiente estructura para eso, “quizás a nivel usuario sea el futuro, pero no a nivel industrial ya que apagaríamos el país”, ha añadido Alfonso Santos. 

“La electricidad y las baterías no van a llevar a un camión de toneladas”
Julián García Saiz Gerente de Grupo Tititos-Palletways

La posibilidad de descarbonizar el transporte de largo recorrido con una “alternativa viable a largo plazo pueden ser las pilas de hidrógeno”. Ahora bien, debe ser una propulsión atractiva desde el punto de vista económico. “Me consta que hay pruebas para reconstruir un motor de combustión a uno de hidrógeno, creo que es el futuro”, aclaran desde Tititos-Palletways. 

FACTOR 5 OPTA POR COMPARTIR FLOTA PARA REDUCIR EMISIONES
“Si se comparte flota con otras empresas que no sean competencia, reduces las emisiones ya que evitas los viajes en vacío”, vaticina la directora de Supply Chain de Factor 5, María de Jesús Álvarez. Poner en práctica la técnica de ‘backhaul’ –realizar los viajes de vuelta con el remolque cargado– ahorra costes, tiempo y dinero. Pero, sobre todo, reduce la huella de carbono y abre nuevas vías de negocio.  “Cuantos menos kilómetros en vacío hagas, menos CO2 emites a la atmósfera”, recuerda la directiva. Para crear una estrategia de ‘backhaul’ en logística, las rutas deben estar planificadas al detalle. Si se planifica una ruta de entrega hay que ver qué proveedores se encuentran cerca de la descarga para que, sin desviarse mucho, el camión realice el viaje de regreso pasando por puntos de recogida -entrega cuadrando con cada proveedor la carga que desea retornar.
El software de gestión de flotas y el rastreo por GPS permiten también disponer de información real sobre espacio en vehículos, ubicación y horas disponibles. Por ello, el sector considera que para ser más sostenibles será necesario invertir en digitalización e inteligencia artificial, ya que un cambio de combustibles no es económicamente viable en este momento. “Es necesario emplear la inteligencia artificial y la digitalización para optimizar las rutas y emitir así menos CO2”, concluye la directora de Supply Chain de Factor 5.