6 de diciembre de 2022 | Actualizado 16:14

La logística pharma busca fórmulas para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo

La inmediatez creada por el comercio electrónico incita a los consumidores a demandar los mismos plazos al sector farmacéutico
Freepik

La exigencia del consumidor en los plazos de entrega ante los estándares creados por el comercio electrónico está impactando también en el sector logístico de la salud. Para afrontar el contexto actual, las empresas ligadas al sector pharma están trabajando en ampliar flotas y en digitalizarse. Diversos actores se quejan de la ‘amazonización’ del sector logístico farmacéutico, ya que ahora les exigen hacer sus entregas de última milla a farmacias y hospitales en 24h.

“No es lo mismo entregar unos zapatos que un medicamento oncológico, pero nos piden la misma rapidez”, ha recalcado la responsable de Distribución Física de Merck España, Begoña Martínez, durante la mesa redonda de una jornada sobre retos del transporte organizada por UNO en Zaragoza. Respecto a la tendencia por la inmediatez, el director de Supply Chain de Cinfa, Alberto Bustamante, ha añadido que “nos cuesta lo mismo que antes, pero ahora suministramos unas 700.000 cajitas todos los días que tienen que llegar en 24/48h y que después de todo el coste logístico valen menos que un chicle, porque es un precio cerrado que no podemos subir aunque a nosotros nos cueste mas”.

“Nos cuesta lo mismo que antes, pero ahora suministramos unas 700.000 cajitas en 24h”
Alberto Bustamante Director de Supply Chain de Cinfa

Todo este cambio en las dinámicas de consumo, sumado al aumento de la demanda que trajo el 2020 por la pandemia, ha obligado a las empresas farmacéuticas a ampliar sus flotas de reparto de última milla. Furgonetas que son más caras y especializadas, ya que necesitan temperatura controlada. “Los vehículos que se pueden usar en otros sectores no sirven para este, están limitados, lo que dificulta solucionar los picos de demanda”, ha aclarado el director Comercial & Seguridad de Logista Freight, Eugenio García. Además, el director de Transporte y Distribución de Cofares, Javier Escribano, ha apuntado que las entregas en farmacia están muy tensionadas, porque llevan una regulación y unas horas establecidas. “Todo ello conlleva costes y, además, hay que mirar la sostenibilidad, por lo que buscamos herramientas como algoritmos predictivos para evitar entregas fallidas y la digitalización para ahorrar “, ha explicado directivo de Cofares. Además, ha recordado que, en el sector pharma, “el coste no se puede repercutir a los clientes al ser un producto de precio regulado”.

La demanda y la rapidez en los plazos de entrega han obligado al sector a aumentar sus flotas de última milla

Por lo tanto, el sector farmacéutico que antes recibía pedidos semanales, ahora se encuentra con que reciben “hasta 32 pedidos en un día”, ha asegurado Begoña Martínez (Merck). “Tenemos que trabajar con los operadores para minimizar el impacto, ya que antes llevabas un palet y ahora llevas cajitas varias veces al día”, ha añadido. 

Respecto a la regulación, aunque todos los actores la consideran necesaria, creen que hay paradojas en la última milla. Aunque cumplan toda la normativa vigente, no pueden controlar que se cumpla en el destino. “Controlamos el transporte y cuando llega a destino, farmacias o casas, ya no está controlado, nadie pone en su casa el medicamento a 20 grados”, concluye director general de Alloga España, Miguel Quintana.