21 de mayo de 2022 | Actualizado 6:29
Mario Massarotti Consejero Delegado de Grimaldi Logística España

“La pelea en Baleares va a ser muy fuerte, pero la competencia nos hace mejores a todos”

El consejero delegado de Grimaldi Logística España, Mario Massarotti | Grupo Grimaldi

Perfil

Mario Massarotti
Mario Massarotti
Tiene 48 años y toda su vida profesional ha estado ligada a Grimaldi. Graduado Cum Laude en Ciencies Económicas en Nápoles, realizó su tesis doctoral en Economía del Transporte. En 1998, entró a formar parte de la naviera y, tras pasar un año en Irlanda, volvió a Nápoles para llevar el desarrollo de la logística de la compañía. En el año 2007, asumió los intereses del grupo Grimaldi en España.

El grupo naviero italiano Grimaldi ha puesto España en el centro de su estrategia con la entrada de la compañía en los servicios marítimos entre la Península y las islas Baleares. Este mercado cuenta con una dura competencia que se ha visto incrementada con la aparición de nuevos actores en los últimos tiempos. El consejero delegado de Grimaldi Logística España, Mario Massarotti, repasa la evolución de la compañía y su estrategia de futuro tanto para este mercado como para el resto de líneas en las que trabaja la naviera.

¿Cómo ha sido la evolución de Grimaldi en el primer trimestre del año en comparación con el mismo trimestre de 2021?

Hemos notado una recuperación en los pasajeros bastante importante con respecto al año pasado, pero comparándolo con 2019, estamos por debajo. Nos podemos considerar satisfechos. Ahora bien, hay todavía recorrido para mejorar. En cuanto a las mercancías, se dan muchos altibajos en el tema del transporte de automóviles, porque hay picos y la producción no es tan constante como era antes. Para nosotros, tener una flota tan amplia y flexible es una ventaja, porque podemos dar un buen servicio a nuestros clientes. Estamos contentos con estos primeros tres meses y pensamos que este año va a ser mejor.

¿Qué previsiones maneja la compañía para el presente año en tráficos y su comparación con 2021?

Como he comentado, el año va a ser bueno. Tenemos que ver si, en el caso de los pasajeros, llegamos a cifras de 2019, esperamos que sí, pero hay un recorrido que tenemos que recuperar. Por lo que respecta a las mercancías, va bien. Hemos tenido el tema de Rusia, con el cual hemos tenido que cerrar líneas que teníamos con este país, incluso una que teníamos desde el norte de España, en Bilbao. La gente se está orientando más hacia el short sea shipping y el uso del barco con la intermodalidad, que cada vez es más una realidad. Notamos una alta demanda de transporte y eso nos hace ser optimistas de cara al futuro. La guerra es una contingencia, porque muchos de los conductores eran ucranianos y ahora no están disponibles. La falta de conductores y el acercamiento de la producción a los centros de consumo generan un aumento de demanda para el transporte marítimo de corta distancia y lo estamos notando. En el norte de Europa, compensamos lo que hemos perdido con Rusia con más tráficos entre los países bálticos.

El transporte se está orientando más hacia el short sea shipping y el barco con la intermodalidad”

¿Cuáles van a ser las principales iniciativas e inversiones de Grimaldi en el presente ejercicio?

Estamos muy concentrados en España y los servicios con Baleares. Es clave hacer bien este servicio, por eso compramos los barcos de una naviera como Armas Trasmediterránea que tiene 100 años y hemos generado una compañía de navegación española, Tasmed, con buques con bandera española que actualmente estamos renovando. Estamos enviando los buques a los astilleros uno a uno y, mientras tanto, estamos dando apoyo con los barcos de Grimaldi en caso de pico de necesidad de transporte. Esperamos completar la renovación de la flota cuanto antes para disponer de todos los barcos operativos. Lo que nos importa es ofrecer un servicio de primer nivel, que ya tenemos, pero la renovación de la flota y las estructuras en tierra muestran la importancia que tiene el servicio con Baleares. España está en el ojo del huracán de la compañía.

¿Cómo está funcionando la apuesta de Grimaldi por los servicios con Baleares con Trasmed?

Estamos renovando completamente la flota, invirtiendo en mejoras de servicio en tierra, que también es parte de la experiencia del viaje. Te pongo el ejemplo de las mercancías peligrosas. Antes se hacía con barcos Ro-pax, que consumen una cantidad de petróleo increíble, lo que era totalmente insostenible, ya que si cargas mercancías peligrosas, no puedes llevar pasaje. Nosotros hemos incorporado un barco pequeño que no necesita correr ni llegar en 8 o 10 horas a las islas, hemos optimizado la flota. Estamos haciendo muchas cosas en el servicio de Baleares e invirtiendo muchísimo y, con ello, estamos poniendo a Baleares en medio de una red europea, porque empleamos muchos barcos en el Mediterráneo. Tenemos un objetivo muy ambicioso respecto a Baleares y tenemos que cumplirlo.

El mercado con las Baleares está muy competido con la entrada de nuevos actores, ¿hay espacio para todos en este mercado o se va a producir una sobreoferta?

Hay compañías históricas que están operando en Baleares y creo que lo han hecho de una manera excelente. Será una pelea muy fuerte, pero no tenemos ningún problema con esto. La competencia nos ayuda a todos a ser más eficientes y nos empuja a todos a ser mejores.

Hay compañías históricas operando en Baleares que lo han hecho de una manera excelente”

¿Contempla Grimaldi la entrada en otras líneas de cabotaje en España a corto plazo?

Siempre estamos mirando nuevas oportunidades, pero de momento no. Este año nos vamos a centrar en hacer bien lo que estamos haciendo.

¿Qué soluciones está adoptando la naviera para reducir los costes asociados a los precios de la energía?

El primer factor es la ocupación de los barcos. Si el barco va medio lleno, estás gastando el doble de combustible que un barco lleno. El primer punto a considerar es la correcta utilización de la flota en las rutas correctas, es fundamental. Realizamos reuniones periódicas para estudiar rutas más eficientes, navegar a la velocidad correcta… El ahorro energético es fundamental para nosotros. Hemos hecho importantes inversiones en los barcos, por ejemplo, por primera vez en años se ha limpiado el casco de los buques de Trasmediterránea y los hemos pintado con pintura de silicona, que permite mejor penetración en el agua. Esta medida cuesta dinero, pero supone un ahorro energético que puede llegar al 10%.

¿Estudian sumar nuevos combustibles a sus barcos más allá del uso de baterías?

Estamos estudiando todas las posibilidades que existen en el sector marítimo para un futuro sostenible. Mira lo que está sucediendo ahora con el gas. En primer lugar, el gas está saliendo ahora porque lo producen los rusos. Si no no se diría que contamina igual que el petróleo, no por el CO2, sino por gases de efecto invernadero. Además, el precio del gas es incontrolable, porque todos los recursos están en manos de pocos. Estamos buscando las verdaderas soluciones para tener una flota sostenible. Pero todas estas soluciones tienen que ser de verdad y nos las tenemos que creer. Mientras tanto, han llegado los barcos de clase ‘Eco’, que cargan hasta 500 semirremolques, con lo que conseguimos reducir las emisiones el 50% en los dos últimos años. También estamos con el tema del cold ironing y hemos firmado un acuerdo con el puerto de Barcelona para invertir en los barcos que utilizaremos en los recorridos con Baleares para tener la posibilidad de conectarlos a la corriente cuando estén en puerto. En Valencia, tenemos el proyecto de hidrógeno. Estamos con mil proyectos, no es fácil, porque la tecnología todavía no permite de verdad solucionar el problema de la energía.

El problema no es el transporte marítimo, sino la localización y la disponibilidad de los recursos”

¿Cómo ve la actual situación del transporte marítimo (congestión, disrupciones de la cadena) y qué soluciones habría que adoptar para mejorar esta situación?

Es un tema muy complicado. Lo estamos viendo estos días en Shanghai, porque tienen de nuevo el problema del Covid. Creo que el transporte en sí, y lo ha demostrado en los últimos años con un producto mundial que funcionaba, está bien posicionado para dar respuesta a todas las necesidades. El problema no es el transporte, sino la localización de los recursos, si están disponibles o no. Si tú produces constantemente coches, yo te los transporto sin ningún problema. Pero si en una semana produces todos los coches y luego los otros días del mes no produces, es un problema para la logística. Se tiene que volver de una forma, sí o sí, a una localización de los recursos más estable que permita programar una logística más eficiente. Venimos de una pandemia, ahora una guerra…

¿Estamos encadenando circunstancias excepcionales?

Estamos hablando de periodos que no son normales y esperamos que acabe pronto la guerra y se resuelva la pandemia y que se haga una operación mundial de diplomacia para mantener una situación más estable con China e India, por ejemplo. Si todo esto se resuelve, se podría llegar a una situación de mayor estabilidad. Es una visión optimista, porque no quiero ni pensar en una pesimista.

¿Considera que el programa de ecoincentivos español es adecuado para fomentar el short sea shipping?

Me alegro muchísimo del programa de ecoincentivos, sobre todo en este periodo con el petróleo tan caro. Espero que sean rápidos, porque estoy notando un cierto retraso en ponerlo en marcha. Deseo que el tema de la transición energética no se olvide, que seguro que no no será así. Todo lo que sea ayudar a la descarbonización y la mejora de la sostenibilidad es bienvenido, sobre todo porque reduce las emisiones y haces pagar a los que emiten y beneficias a los que emiten menos. Si tener emisiones no cuesta nada, es difícil luego ir hacia la sostenibilidad. Hay un tema muy importante que se está tratando a escala europea de tasar las emisiones de los barcos que será otra revolución para nuestro sector, pero todavía no se sabe en qué términos. Estamos atentos a esto y mirando que sea justo.

No vamos a crecer verticalmente, no queremos competir con los profesionales del transporte”

¿Ampliarán sus servicios al ámbito intermodal con el apoyo a servicios de autopistas ferroviarias en España?

Estamos completamente a favor de las autopistas ferroviarias. Hay un gran problema con la red ferroviaria española. No es fácil, son proyectos muy lentos y no sé si nos podemos permitir que sean tan lentos. Esperamos que cuantas más hayan, mejor. Por ejemplo, en Venecia tenemos la vía que está al lado de nuestra terminal, y descargamos rápidamente para llevarlo al norte de Alemania muy rápido, esta es la verdadera intermodalidad. Ojalá se pudiera hacer algo similar aquí en España.

¿Está Grimaldi interesada en extender servicios de forma vertical como sucede con las navieras de contenedores?

Somos una naviera y nuestro desarrollo va a ser en terminales, en mejorar la situación en los puertos, ser más eficientes y sostenibles. Esperamos disponer de terminales de emisiones cero. Más allá, honestamente, no creo que vayamos. Pensamos que hay profesionales muy buenos en el sector del transporte y ni nos sentimos preparados ni queremos competir con estos profesionales, que son nuestros clientes.