30 de junio de 2022 | Actualizado 11:20

Los puertos catalanes presentan sus proyectos en la principal feria de cruceros del mundo

Los recintos de Barcelona, Tarragona, Palamós, Roses y La Ràpita promocionan su actividad en la feria Seatrade Cruise Global de Miami
Autoridad Portuaria de Barcelona / Autoridad Portuaria de Tarragona / Ports de la Generalitat

Los recintos portuarios catalanes han tenido ocasión de presentar sus proyectos para la recuperación de cruceros tras la pandemia en la mayor feria internacional de la industria, la Seatrade Cruise Global, celebrada en Miami (EEUU). La Autoridad Portuaria de Barcelona ha acudido al encuentro con el objetivo de afianzar su liderazgo crucerístico en esta etapa postpandémica, mientras que el puerto de Tarragona ha llevado su nueva terminal de cruceros como principal reclamo. En esta edición, que ha contado con 478 compañías, también la empresa pública Ports de la Generalitat ha contado por primera vez en su historia con un estand propio, en el que ha agrupado a los puertos de Palamós, Roses y La Ràpita, así como los destinos turísticos de la Costa Brava y Terres de l’Ebre.

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha compartido stand con la naviera Carnival Cruise Land, que junto a la comunidad portuaria de cruceros del recinto han presentado sus servicios ofrecidos a las navieras. La autoridad portuaria celebra que este año se “recupera la confianza de todas las navieras de crucero y añade dos más”: Virgin Voyages, que se estrenará en Barcelona el próximo mes de mayo con 23 escalas confirmadas, y Ritz-Carlton Yacht Collection, marca de lujo que comenzará a operar este año.

Barcelona retoma la confianza de las navieras de cruceros y añade dos más en este ejercicio

El recinto barcelonés tiene una previsión de 800 escalas de cruceros para el vigente ejercicio, el 53% de las cuales serán realizadas por cruceros con menos de diez años de antigüedad. “El puerto de Barcelona será este año el puerto base de algunos de los cruceros más eficientes y modernos de la flota mundial actual”, manifiestan desde la autoridad portuaria. Entre ellos, atracarán un total de 12 cruceros que han comenzado a navegar este año, como el ‘Wonder of the Seas’ de Royal Caribbean o el ‘Seabourn Venture’ de Carnival Cruise Line, naviera con la que el puerto ha compartido stand.

La delegación enviada por el puerto de Barcelona, conformada por la subdirectora general de comercial y marketing, Carla Salvadó; la jefa de cruceros, Mar Pérez; y la cruise manager, Gemma García, ha expuesto las prioridades estratégicas del recinto. Entre los proyectos presentados, se encuentra Nexigen, el plan de electrificación de muelles, cuyo objetivo es disponer en 2030 de conexión eléctrica OPS (onshore power supply) en todos los puntos de atraque de cruceros, el muelle Prat, y las terminales de ferries en la dársena de Sant Bertran y el muelle de Costa. También se ha expuesto en el salón la política de bonificaciones ambientales, dirigidas a armadores, que busca “atraer al puerto las embarcaciones más limpias y menos contaminantes”.

TARRAGONA: UNA NUEVA TERMINAL PARA RELANZAR LA ACTIVIDAD
Por su parte, la Autoridad Portuaria de Tarragona ha participado en el stand de Global Ports Holding (GPH), el operador que gestiona la nueva terminal de cruceros en el muelle de Balears. En el acto, el máximo responsable del recinto, Josep Maria Cruset, así como el consejero delegado de GPH, Emre Sayin, han expuesto el nuevo partenariado, iniciado el pasado mes de marzo, así como el proyecto del nuevo edificio en la terminal de cruceros del muelle de Balears, que estará en activo el próximo verano de 2023. “GPH construirá una innovadora, sostenible y eficiente terminal, un proyecto que planea invertir 5,5 milones de euros en una terminal de última generación”, recuerdan desde la autoridad portuaria.

La presentación de Josep Maria Cruset se ha centrado en explicar las principales mejoras que ofrecerá a las navieras el nuevo muelle, en el que se han invertido 30 millones de euros. “Se trata de una infraestructura multipropósito”, manifiestan desde el recinto, “que permitirá aumentar la línea de atraque de cruceros en 700 metros y ofrecer una operativa mucho más cómoda y ágil”. De hecho, el muelle de Balears podrá acoger hasta cuatro cruceros de manera simultánea. Por otro lado, el presidente del puerto ha explicado el atractivo de Tarragona y la Costa Daurada como destino turístico, afirmando que con los nuevos desarrollos el puerto está preparado para “relanzar la actividad de cruceros y recuperar los resultados prepandémicos”, cuando se alcanzó la cifra récord de 128.000 pasajeros.

PROMOCIÓN DE LA COSTA BRAVA Y TERRES DE L’EBRE
La empresa pública Ports de la Generalitat, que ha participado bajo el nombre ‘Ports of Catalonia’ junto con los puertos de Palamós, Roses y La Ràpita, ha centrado su exposición en la promoción turística del territorio catalán. Bajo las marcas Costa Brava Cruise Ports y Delta Ebre Port, estas instalaciones portuarias han participado por primera vez en su historia en un evento de tal magnitud. El presidente de Ports de la Generalitat, Pere Vila, ha recordado los dos años de parón de la actividad y ha puesto el acento en la previsión de récord de escalas en este ejercicio. El retorno de la actividad en la Costa Brava, que recibirá 65 escalas y 60.000 pasajeros “que ayudarán a dinamizar económicamente la demarcación de Girona y Catalunya”.