15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

La exportación de alfalfa motiva un aumento de frecuencias del tren entre Burgos y Barcelona

Synergy y Asercomex contemplan abrir su servicio ferroviario a empresas que deseen transportar contenedores reefer
P.B.

El operador intermodal Synergy (Hutchison Ports) y la transitaria Asercomex han aumentado la frecuencia del servicio ferroviario que conecta el puerto seco de Villafría (Burgos) y el puerto de Barcelona a tres trenes semanales a partir de la próxima semana. “Siempre adaptamos nuestras frecuencias a las demandas de nuestros clientes”, señala el director general de Synergy, Pablo García. De hecho, en la actualidad ya están realizando entre dos y tres trenes por semana “en función de los volúmenes”. La razón principal reside en el comienzo de la campaña de alfalfa, puesto que en las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid existen exportadores de este producto que se benefician de la conexión ferroviaria con el recinto portuario catalán.

Más allá de la alfalfa, los productos transportados en estos trenes de 550 metros de longitud son muy diversas. “Las mercancías más demandadas son neumáticos, productos alimentarios y automoción”, desgrana el director general de Asercomex, Ignacio San Millán. Empresas de Castilla y León, en concreto de Burgos, Palencia y Valladolid, y de Santander y Vitoria, son las que más demandan este servicio ferroviario. Si en el inicio de operaciones de esta conexión los destinos principales eran Estados Unidos y Asia, ahora el interés también se ha ampliado a Canadá y América del Sur. Cabe destacar que este enlace entre Villafría y el puerto de Barcelona es fruto de la reanudación del servicio dos semanas después de su supresión por el cierre de China a muchos productos por la crisis sanitaria en el gigante asiático. Asimismo, las infraestructuras catalanas se escogieron por su conectividad marítima y por la reducción de tiempos de tránsito que ofrecía a las empresas interesadas en exportar sus mercancías a Estados Unidos y a Asia.

A corto plazo, “los planes de futuro para este servicio es poner contenedores reefer”, destaca Ignacio San Millán, además de “seguir creciendo gracias a la confianza de nuestros clientes”, en palabras de Pablo García (Synergy). Sobre el objetivo de utilizar trenes de 750 metros, el directivo de Synergy sostiene que, hoy día, no es posible circular con esta longitud. “La infraestructura de vías de Adif no lo permite”, aunque Villafría dispone de un apeadero para trenes de esta extensión. Por otro lado, Ignacio San Millán (Asercomex) recuerda “se está negociando con Renfe, pero está casi imposible que rebajen tarifas”. Ambas compañías abrieron negociaciones con el operador ferroviario que realiza la tracción de esta ruta acerca de las tarifas del presente ejercicio. Mientras tanto, según afirmaron a principios de año, asumirán el coste necesario para mantener el servicio ferroviario entre Burgos y Barcelona.