21 de mayo de 2022 | Actualizado 6:29
BRANDED CONTENT

Nexigen: el referente europeo en la electrificación de muelles

Patrocinado por:

Nexigen: el referente europeo en la electrificación de muelles

El Plan de Transición Energética del Port de Barcelona busca eliminar las emisiones portuarias proporcionando conexión eléctrica a los buques atracados

La emergencia climática llama al conjunto de la sociedad a descarbonizar su actividad y el Port de Barcelona se erige como agente activo y necesario en la transición energética. En la lucha contra el calentamiento global, ha adquirido el compromiso de reducir considerablemente su huella de carbono y ya ha logrado desacoplar su crecimiento económico de las emisiones: representa el 2% del PIB catalán, mientras produce solo el 0,7% de los gases de efecto invernadero (GEI) de Catalunya.

Apoyado en el IV Plan Estratégico 2021- 2025, y alineado con el Pacto Verde Europeo, el Port de Barcelona se marca el objetivo de disminuir el 50% sus emisiones de GEI de cara a 2030 y lograr la neutralidad en carbono antes de 2050. Para avanzar en este ambicioso plan, ha creado una estrategia transversal, que se basa en tres grandes vectores: la movilidad sostenible, la economía circular y la transición energética. En este último, además del desarrollo y avituallamiento de combustibles alternativos, se incluye el proyecto Nexigen, la principal actuación de la descarbonización de su actividad. El Port de Barcelona destinará 110 millones de euros al desarrollo de la infraestructura necesaria para suministrar electricidad desde sus muelles y reducir así las emisiones que los buques producen durante sus escalas, mejorando notablemente la calidad del aire de los alrededores del recinto.

Muelles electrificados en 2030

El objetivo de Nexigen es tener completamente electrificados en 2030 todos los puntos de atraque de los cruceros, el muelle Prat (BEST), las terminales de ferris en la dársena de Sant Bertran y el muelle de Costa, para ampliar este desarrollo a partir de ese año a los demás muelles del puerto. El Port de Barcelona estima que estas actuaciones contribuirán a eliminar 66.000 toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2) y 1.264 toneladas de óxidos de nitrógeno (NOx), el 38% de las emisiones anuales que producen los buques durante su estancia en el puerto y el 25% de las producidas incluyendo el amarre y maniobras. Esta descarbonización supone el 22% de las emisiones anuales consecuencia de la actividad portuaria

Dotar a los buques de electricidad proveniente de fuentes renovables es una tarea altamente compleja y que requiere de un plan detallado en distintas fases, que se desarrollarán en paralelo. De los 110 millones de euros presupuestados, 90 millones se destinarán a la instalación de sistemas onshore power supply (OPS) para conectar los barcos a la red eléctrica general una vez se encuentren atracados. Los 20 millones de euros adicionales son necesarios para desplegar la red que incluye la Subestación Port, la conexión en alta tensión a la Subestación Ronda Litoral de Red Eléctrica y el despliegue de la red de media tensión por todo el recinto portuario.

Hoja de ruta de electrificación

En primer lugar, se realizarán dos proyectos piloto diferenciados en una de las terminales de ferris (Terminal Ferry Barcelona) y portacontenedores (BEST Hutchison Ports). Actualmente en proceso de adjudicación, el Port de Barcelona prevé iniciar la instalación de OPS en la terminal BEST a finales de este año, lo que permitirá en 12 meses (diciembre de 2023) realizar la primera conexión de un portacontenedores a la red eléctrica. En cuanto al proyecto piloto en la Terminal Ferry Barcelona, que iniciará su adjudicación próximamente, se prevé la primera conexión de una embarcación durante el primer semestre de 2024.

Paralelamente, el Port de Barcelona tramitará la petición de acceso y conexión a la Subestación Ronda Litoral de Red Eléctrica, una infraestructura clave en el proyecto, de 220kV y ubicada muy cerca del muelle Príncep d’Espanya. Esta conexión permitirá el despliegue de una red de media tensión que distribuirá energía eléctrica con certificación de origen renovable a los distintos muelles. En total, se tenderán 240 kilómetros de cable y se desarrollarán 20,5 kilómetros de canalizaciones hasta las terminales, algunas de las cuales requerirán de cables submarinos. Esta red será sensorizada, inteligente y flexible, por lo que podrá adaptar la potencia disponible a la demanda de cada buque e incorporar en un futuro nuevas tecnologías.

Damià Calvet

Presidente del Port de Barcelona

“Nexigen permitirá al Port de Barcelona liderar la descarbonización de la actividad portuaria”

El proyecto Nexigen es el primero en todo el Estado que planifica una electrificación integral de muelles con subestación propia, y con ello aspira a convertirse en un referente a nivel europeo. “Con Nexigen, nos preparamos para el futuro”, manifiesta el presidente Damià Calvet, “permitirá al Port de Barcelona estar en la primera división de la descarbonización de la actividad portuaria, marítima y logística”. La Energy Transition Manager, Ana Arévalo, resalta que el plan de electrificación de muelles “está en la base de nuestro Plan Estratégico, y queremos acelerar su implementación para lograr los objetivos que nos hemos marcado”.