2 de julio de 2022 | Actualizado 14:25

FGC pospone la normalización de servicios por la complejidad de retirar el tren de pasajeros

La línea Llobregat-Anoia se reanudará el jueves por la mañana, después de que se realice un corte nocturno del suministro eléctrico
ICL Iberia

La circulación de trenes entre las estaciones de Sant Boi y Molí Nou, paralizada a raíz del accidente producido el lunes en la línea Llobregat-Anoia, se restablecerá finalmente este jueves “desde el inicio del servicio”, ha anunciado Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Según explican en un comunicado, “la complejidad de los trabajos para retirar el tren de pasajeros y el vagón tolva afectado han alargado los tiempos previstos”, de la mañana del miércoles a la del jueves. De este modo, se prevé que las dos empresas que utilizan la línea para el transporte de mercancías, ICL Iberia y Seat, vuelvan a operar mañana sus servicios de potasas y automoción.

La reanudación del servicio requiere de un corte de suministro eléctrico de aproximadamente una hora en parte de la línea, que se realizará a lo largo de esta noche, “fuera del horario comercial”. A pesar de que “esta tarea se podría realizar hoy”, FGC ha preferido esperar, pues el corte de suministro afectará una zona más amplia de la afectada en la línea, lo que “implicaría aumentar el servicio sustitutorio por carretera” que se sigue realizando en estos momentos.

De este modo, el operador ferroviario, que mantiene las actuaciones para la retirada del tren de pasajeros y la puesta a punto de la infraestructura, asegura que la normalización del servicio se dará “mañana con el primer tren”. Mientras tanto, sigue en marcha la investigación abierta en el Juzgado de Instrucción 5 de Sant Boi. Se espera que el contenido de las cajas negras, que actualmente están siendo analizadas por los Mossos d’Esquadra, permita esclarecer la causa del descarrilamiento del vagón cargado de potasa.