27 de junio de 2022 | Actualizado 12:26

Montepino invertirá 150 millones en un nuevo desarrollo inmologístico en Zaragoza

Las obras de este espacio de 384.000 metros cuadrados orientado a la logística y al ecommerce comenzarán en la primavera de 2023
La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, junto a otras autoridades y representantes de Montepino, durante la presentación del proyecto | Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

El promotor inmologístico Montepino, gestionado por la sociedad Valfondo, adquirirá los suelos de la antigua Universidad Laboral de Zaragoza, situados en el polígono de Malpica, para levantar naves destinadas a atender la demanda de grandes superficies de suelo industrial para el sector de la inmologística y del ecommerce. Los promotores contemplan la creación de 2.500 puestos de trabajo cuando el proyecto esté a máximo rendimiento y supondrá una inversión total de 225 millones de euros, los 150 millones iniciales a los que se sumarán otros 75 de los futuros inquilinos. 

Las obras de este espacio de 384.000 metros cuadrados se iniciarán en la primavera del próximo año y estarán acabadas a finales de 2024, según las previsiones de Montepino. De los 415.000 metros cuadrados de la manzana, unos 105.000 metros cuadrados son titularidad del Sepes y los 308.000 restantes del Gobierno de Aragón. El proyecto consiste en el desarrollo de alrededor de 177.000 metros cuadrados construidos, que estarán distribuidos en al menos dos edificios logísticos, según ha desglosado el Ejecutivo autonómico.

Estos suelos calificados hoy como sistemas generales y de uso educativo público precisarán la redacción de un Plan de Interés General de Aragón (PIGA) para transformarlos en suelos capaces de acoger cualquier uso productivo autorizado en el Polígono Industrial de Malpica. Las previsiones establecen un plazo de dos meses y medio para completar la redacción del PIGA, que incluirá la ordenación urbanística, el proyecto de urbanización, el de reparcelación y los proyectos constructivos de las naves y otras edificaciones. Por tanto, se estima que la aprobación inicial de esta figura de ordenación del territorio se producirá en septiembre de 2022 y la definitiva, en febrero de 2023, de manera que el inicio de las obras se fijaría para la primavera de 2023.