29 de junio de 2022 | Actualizado 18:16

Renfe reduce su exposición en Transfesa tras la ampliación de capital de Deutsche Bahn

Transfesa asegura que los cambios en la propiedad no tendrán ningún impacto en la empresa, más allá de en su accionariado
Transfesa Logistics

La ampliación de capital de 42 millones de euros realizada por el principal accionista del operador ferroviario Transfesa Logistics, Deutsche Bahn (DB), ha diluido la participación de Renfe en la compañía. De este modo, con el 84,03% de las acciones, la empresa pública alemana afianza su propiedad sobre la filial española, mientras que la participación del operador español se reduce a la mitad de la que tenía hasta la ampliación de capital, con una exposición del 10,94%. Sin embargo, la consejera delegada de Transfesa, Idoia Galindo, asegura que, tras los cambios en la propiedad, “no esperamos que vaya a haber ningún cambio fundamental ni que vaya a tener ningún impacto más allá en la empresa”.

“Había que hacer un reequilibrio de la situación”, explica Galindo, y en este contexto, “DB ha decidido apoyar a Transfesa, lo que es una muestra de su compromiso con el transporte de mercancías por ferrocarril en España” a través de su filial en el país. De este modo, la participación de Renfe “se ha diluido porque ha decidido no participar en la ampliación de capital”, sostiene la consejera delegada. La adquisición de Transfesa por parte del grupo DB Cargo se materializó en 2007, tras la compra del 51% de las acciones de la compañía, una presencia que se ha ido ampliando hasta consolidar en la actualidad el 84,03%.

Transfesa ha acumulado unas pérdidas superiores a los 25 millones de euros entre 2013 y 2019, últimos datos disponibles en Informa. En este contexto, el operador ferroviario ha trabajado para extender sus áreas de actividad. De hecho, la mitad de sus ingresos ya depende de los servicios adicionales al tren. Esta expansión del negocio ha ido de la mano de una diversificación operativa más allá del transporte de automóviles, un sector en el que cuenta con un largo recorrido. La consejera delegada de Transfesa manifiesta que “nuestro interés está en ser el proveedor ferroviario sostenible de referencia para muchos más sectores y tipos de mercancías, además de la automoción”.

“Queremos ser el proveedor de referencia para muchos más sectores, además de la automoción”
Idoia Galindo Consejera delegada de Transfesa Logistics

De este modo, “ya hemos demostrado en los últimos años nuestro interés en el gran consumo, en especial en la carga refrigerada”, asegura Galindo, apuesta que ejemplifica en el lanzamiento de CoolRail, “el tren con el que llevamos frutas y verduras a multitud de puntos de Europa en plena pandemia y que sigue creciendo”. Además de la automoción y el reefer, Transfesa Logistics también mueve carga general y mercancías para el sector industrial, explica la consejera delegada, “son dos mercados con los que trabajamos habitualmente y donde tenemos grandes clientes”.

Sin embargo, la automoción sigue conformando uno de los principales ejes del negocio de transporte de Transfesa. A pesar de la crisis del sector producida a raíz de la pandemia, con disrupciones como el cierre de fábricas o la escasez de microchips, “seguimos invirtiendo e innovando porque para nosotros sigue teniendo un gran potencial”. En este segmento, Transfesa se ha especializado recientemente en los vehículos de ocasión. Según explica Idoia Galindo, “ya no solo transportamos y hacemos logística de vehículos nuevos de fábrica y componentes de automoción, además, seguimos desarrollado también nuestros servicios de transporte, almacenaje, reparación y adecuación de vehículos de segunda mano”.

La filial de DB Cargo transportó en 2021 un total de 611.300 vehículos y cuenta en la actualidad con más de un millón de metros cuadrados de centros logísticos del automóvil. Además, gestiona 83.000 metros cuadrados de almacenes, tanto convencionales como aduaneros, en “los principales núcleos logísticos de España: Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza”.