4 de julio de 2022 | Actualizado 6:26

Los cierres en China obligan a repensar los flujos logísticos y a defenderse de los retrasos

La actual situación de confinamiento en puertos como el de Shanghai o Tianjin tendrá sus efectos en España en el verano
Tianjin Port Development

La política de Covid cero en China sigue provocando cierres recurrentes de ciudades enteras del gigante asiático por el aumento de contagios, como ha sucedido en algunas de las principales urbes portuarias del país como Shanghai y, más recientemente, Tianjin. Esta dinámica genera temores en las empresas españolas, que ya advierten de que sus efectos se dejarán notar en las próximas semanas y meses. También avanzan que aún está por ver en qué se traduce a nivel de congestión portuaria, incremento de la escasez de materias primas o productos. Más allá de las dudas sobre la afectación concreta, los cargadores europeos se han visto obligados ya a “repensar la gestión de manera diferente”, según ha corroborado el secretario general de Transprime, Jordi Espín. También ha provocado un incremento de los retrasos en la llegada de mercancías procedentes de China en los principales puertos europeos, lo que lleva a los cargadores a optar por un mayor peso de los stocks de emergencia.

“Se tendrán que reubicar los puntos de origen y cambiar los de llegada de las mercancías”
Jordi Espín Secretario general de Transprime

El secretario general de Transprime ha subrayado que los clientes “seguirán exigiendo ciertos criterios, pero el debate de los cargadores con ellos para afinar y acertar en nuevos criterios de gestión será determinante”. En este sentido, ha apuntado que, forzosamente, “se tendrán que reubicar los puntos de origen de las mercancías y ello implicará un cambio en los puntos de llegada de las mismas”. De hecho, los “ajustes y reajustes serán la praxis diaria para analizar la mejor reacción al mercado versus los puntos de consumo, ajustando coste y servicio para el mercado afectado en cada caso”. En este contexto, Jordi Espín ha lamentado el silencio al que están “sometidos sobre la realidad operacional filtrada por las compañías marítimas, lo que crea una incertidumbre logística muy difícil de gestionar”. Según concreta, ahora mismo estas circunstancias lleva a los cargadores a lanzar “planes de contingencia, que son de reacción ante los imprevistos”.

En este mismo sentido se ha expresado la secretaria general de la Asociación de Cargadores de España (ACE), Nuria Lacaci, que ha destacado que las empresas “hace tiempo que están diversificando su cadena de suministro, tanto en modos de transporte y rutas, como apoyándose en varios actores para tener más flexibilidad y disponer de herramientas que permitan afrontar estas disrupciones mejor preparados”. Lacaci ha hecho también hincapié en la necesidad “de disponer de herramientas que nos aporten información para enfrentarnos de una manera más ágil a estas situaciones”. Esta situación en los puertos chinos “ha surgido en un momento delicado, ya que, por una parte, el sector está recién salido de un paro de transporte por carretera que hace que todavía no se hayan reajustado del todo los flujos de aprovisionamiento y expedición”. De esta forma, “limita nuestra capacidad de adaptación y hace más difícil establecer planes de contingencia”.

“Si China no toma medidas, el problema se va a agudizar en las próximas semanas”
Nuria Lacaci Secretaria general de la Asociación de Cargadores Españoles (ACE)

Tanto Jordi Espín como Nuria Lacaci han advertido de la posibilidad de congestión una vez la situación en China vuelva paulatinamente a la normalidad. Así, la secretaria general de ACE ha destacado que, en un principio, “el problema afectaba a los barcos de import/export que escalaban en Shanghai, más tarde la congestión se ha extendido al puerto de Ningbo y otros recintos asiáticos que se están utilizando para derivar cargas”. Por ello, sostiene que si el Gobierno chino “no toma medidas, el problema se va a agudizar en las próximas semanas, primero con la falta de equipos y de rotación de barcos y, después, con una congestión global en el momento en que China vuelva a la normalidad”. Jordi Espín (Transprime) ha situado el impacto en Europa “en las próximas entre 8 a 12 semanas, con potenciales efectos de congestión portuaria”.

Drewry apunta que la previsibilidad del transporte de contenedores se verá comprometida durante el verano

Por su parte, la consultora británica Drewry ha calificado como la mayor incertidumbre definir “cuándo terminarán las restricciones de bloqueo en China y el impacto que esto tendrá en toda la cadena de suministro”. En este sentido, ha apuntado que muchas fábricas “tendrán que reponer primero sus inventarios de materias primas y luego hacer un reinicio en frío”. Además, ha añadido la consultora británica, “los schedules de transporte marítimo tardarán al menos una rotación en normalizarse, lo que significa que, incluso si los cierres terminaran hoy, la previsibilidad y capacidad del sistema de transporte de contenedores se verían comprometidas durante la temporada alta de verano”.

RETRASOS EN AUMENTO DURANTE LA TEMPORADA ESTIVAL
La compañía especializada en visibilidad de la cadena logística Project44 ha constatado que los “tiempos de tránsito entre China y los principales puertos de escala han ido creciendo continuamente durante el último año” y ha apuntado que las “olas de retraso solo están empezando a hacerse visibles y se prevé que se extiendan en los próximos meses”. Un informe publicado por la firma revela que los retrasos “en los envíos desde China a los puertos europeos de Amberes (Antwerp), Hamburgo y Valencia, están creciendo” y destaca que estos retrasos “desde el puerto de Shanghai serán más evidentes en las próximas semanas”.

Project44 prevé que los retrasos en los buques entre China y Europa se extiendan en los próximos meses

Así, según los datos de Project44, el recinto portuario de Shanghai ha registrado “un incremento del 175% en el tiempo de permanencia de los contenedores, que ha pasado de 3,62 días en marzo a 9,98 días en abril”. Asimismo, en su informe mensual sobre navieras, Project44 ha constatado que estas han implementado “una variedad de estrategias de blank sailing mixtas para mantener la integridad de sus schedules”. La compañía ha señalado que el porcentaje “de escalas canceladas por los miembros de las alianzas globales de navieras (Ocean Alliance, The Alliance y 2M) ha fluctuado entre el 17% y el 55% en 2022”. Los blank sailings, ha señalado Project44, “todavía son usados por las compañías para controlar mejor su capacidad de carga, alcanzar más integridad en sus schedules y asegurar que el tonelaje está disponible en los lugares correctos”.

LOS PUERTOS CONFÍAN EN LA RESILIENCIA DE LA LOGÍSTICA Y LA CADENA DE SUMINISTRO
Los recintos portuarios españoles no están sufriendo por el momento el cierre de China por el tiempo en que tardan en llegar los portacontenedores. “Una vez pase este tiempo, sí que se producirá algún blank sailing”, ha corroborado la Autoridad Portuaria de Barcelona, que confía en que la logística “ha demostrado en numerosas ocasiones ser resiliente y tener capacidad para garantizar el suministro”. De hecho, “lo hizo durante la pandemia y también durante el accidente ocurrido en el Canal de Suez, por ejemplo”, han recordado desde la institución catalana. En cuanto a planes de contingencia para cuando se solucione el colapso en China, el puerto de Barcelona ha manifestado que, en función “de cómo evolucione la situación, se irán tomando unas u otras medidas”.

Los puertos confían en resolver la situación como ya se hizo en el caso del bloqueo del Canal de Suez

En este sentido, la Autoridad Portuaria de Barcelona ha mostrado su convencimiento de que su comunidad portuaria “está preparada para gestionar las posibles afectaciones que pueda haber” y ha señalado que la información “y la transparencia son las herramientas adecuadas para ayudar a nuestros clientes a planificarse”. Por su parte, la Autoridad Portuaria de Algeciras ha afirmado que ha absorbido “en estos últimos meses, de manera muy eficiente, otras disrupciones previas de la cadena logística, como el bloqueo del Canal de Suez”. Por tanto, han continuado desde el puerto algecireño, confían en la capacidad de las terminales “para absorber retos similares al que podría darse una vez la situación en China quede desbloqueada”.

“Las instalaciones portuarias están con niveles de ocupación ya muy por encima de los óptimos”
Víctor González Presidente de Fenatport

Sin embargo, el transporte terrestre de contenedores se muestra más preocupado ante la posible situación de avalancha de mercancías que se puede producir una vez se desbloqueen los puertos chinos. El presidente de la Federación de Transportistas Portuarios (Fenatport), Víctor González, ha subrayado que las “instalaciones portuarias, terminales y depósitos de contenedores se encuentran con unos niveles de ocupación de patio muy por encima de los óptimos desde el punto de vista operativo”. Desde Fenatport, su presidente aventura “más colapso en todo lo relativo a los procesos del transporte terrestre, colas en terminales y depósitos, tiempos de espera en patio superiores a la media e incluso cortes de acceso al recinto portuario como viene ocurriendo de manera sistemática en Valencia”. Por ello, advierte que “si no somos capaces de articular medidas excepcionales, lo vamos a pasar realmente mal”.