29 de junio de 2022 | Actualizado 16:56

El almacén de DSV ubicado en Molins de Rei triplicará su capacidad en octubre

El centro logístico cuenta con 25.000 cubetas y 25 robots, pero añadirá 40 más para triplicar su capacidad en los próximos meses
Josep Lluís Díaz, consejero delegado de LogSolutions | El Mercantil

El operador logístico DSV ha aprovechado el Salón Internacional de la Logística (SIL) celebrado en Barcelona para mostrar las ventajas de su almacén de Molins de Rei (Barcelona), ya operativo. Cuenta con un sistema AutoStore para la preparación de pedidos y almacenamiento de alta densidad de productos pequeños, está 100% automatizado, es inteligente y multinivel de dos plantas independientes que suman 36.000 metros cuadrados.

El sistema AutoStore incluye 25.000 cubetas de almacenaje, 25 robots y ocho puertos bidireccionales para reposición de mercancía y picking. Aunque posee 40 robots más parados, ya que se pretende triplicar en tres meses su capacidad y llegar hasta las 75.000 cubetas en octubre. El consejero delegado de LogSolutions (partner de DSV), Josep Lluís Díaz, ha explicado las ventajas de este nuevo sistema: como el control del stock en tiempo real; la facilidad del picking; la flexibilidad, ya que la introducción de carros se puede intercambiar asegurando la escalabilidad y la eficiencia energética, “cada robot consume como una cafetera”, apostilla. Sin embargo, alertan de que todos los productos tienen que caber en cubetas de 3×4 y pesar un máximo de 30/50kg.

Todos los productos tienen que caber en cubetas de 3×4 y pesar un máximo de 30/50kg

Además, los robots trabajan 24 horas al día, los siete días de la semana, para que los artículos estén almacenados en “la mejor ubicación posible en base a su rotación y otras características”, recalca Josep Lluís Díaz, por lo que, de esta forma, cuando un cliente online realiza su pedido, los algoritmos de AutoStore deciden qué robots y movimientos realizarán para que, de manera sincronizada, transporten los artículos hacia la estación de preparación de pedidos en el menor tiempo posible. Otra característica del sistema es su escalabilidad, pues permite extender la capacidad de almacenaje y de procesado de pedidos sin interrumpir su operativa, de forma que DSV podrá ampliar su capacidad en función de sus necesidades de crecimiento.

La escalabilidad extendiende la capacidad de almacenaje y procesado de pedidos sin interrumpir la operativa

Por otra parte, la construcción multinivel del centro logístico, junto a la alta densidad de almacenamiento proporcionada por AutoStore, lo convierten, según DSV, en una de las instalaciones de mayor eficiencia logística, definida como la capacidad de almacenar y gestionar pedidos por metro cuadrado. De esta forma, el operador logístico defiende que puede maximizar la rentabilidad de la inversión y dar solución a “uno de los mayores retos inmologísticos, la escasez de suelo logístico disponible en zonas cercanas a grandes núcleos urbanos”.