29 de junio de 2022 | Actualizado 18:16

Las disrupciones y el alza de precios penalizan los márgenes de la logística del ecommerce

El deterioro económico por la crisis en Ucrania y el incremento de costes limita el crecimiento y reduce la rentabilidad de operadores
Freepik (jcomp)

La prestación de servicios de almacenamiento, transporte y distribución vinculados con el comercio electrónico ha generado en España un volumen de negocio de 2.850 millones de euros en 2021, el 16% más interanual, según el último estudio del Observatorio Sectorial DBK de Informa. Aunque se espera una tasa de crecimiento de alrededor del 10% anual en el bienio 2022-2023 (3.500 millones de euros), el deterioro económico derivado de la crisis en Ucrania y los fuertes incrementos de los costes de carburantes, energía y aprovisionamientos en general limitarán el crecimiento de la actividad y penalizarán los márgenes y la rentabilidad de los operadores a corto plazo.

El crecimiento ha favorecido la implantación de lockers para reducir costes e impacto medioambiental

La consolidación del ecommerce derivado de la pandemia que provocó el trasvase de clientes desde los canales tradicionales al canal online y los nuevos hábitos de consumo han fortalecido el dinamismo del comercio electrónico y la demanda de servicios logísticos asociada. Por ejemplo, el volumen de negocio de la venta online B2C (empresas a consumidores) se valoró en 2020 en unos 58.750 millones de euros, el 16,6% más que en el año anterior, mientras que la estimación para el cierre de 2021 se sitúa en torno a los 67.000 millones de euros, esto es, un 14% más. 

En concreto, las cinco principales empresas logísticas en España, Seur, GLS, Correos, MRW y XPO Logistics, han sumado el 47% de la concentración del mercado, en cuanto a cuota de facturación conjunta se refiere. Se trata de una cifra que asciende al 61% al tener en cuenta el top 10 del volumen de negocio. Este crecimiento ha impulsado la entrada de nuevos operadores en el mercado y ha incentivado las inversiones en tecnología e infraestructura, así como en servicios de última milla y en el establecimiento de redes de puntos de entrega, buzones o taquillas automáticas. En este sentido, el informe destaca el incremento de empresas que potencian la implantación de puntos de conveniencia o lockers para reducir los costes e impacto medioambiental.