30 de junio de 2022 | Actualizado 12:09
Mark Wender Gerente de Jungheinrich en España y responsable de la subregión Península ibérica

“Siempre hay nuevos actores en el mercado, pero lo importante es diferenciarse con soluciones propias”

Mark Wender | Jungheinrich

Perfil

Mark Wender
Mark Wender
Cuenta con una amplia experiencia internacional, entre los que destacan más de 16 años en la Península Ibérica. Tras licenciarse en Administración de Empresas, Mark Wender cursó Estudios Europeos de Gestión enfocados a la gestión de producción y logística en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bielefeld (Alemania). En 2007, comenzó a trabajar en Jungheinrich, donde ha desempeñado, entre otros, el cargo de director general de la compañía en Portugal durante seis años y la dirección de alquiler, ocasión y taller. Es el responsable de la subregión Península Ibérica y director general de Jungheinrich España desde mayo de 2021.

El fabricante de soluciones intralogísticas Jungheinrich superó al cierre de 2021 sus propias previsiones. Registró una cartera de pedidos de 162.400 unidades (+45,8% respecto al año anterior) y 4.240 millones de euros de ingresos (+11,3%). Ahora bien, los desequilibrios económicos y las tensiones geopolíticas llevan a su director general en España y responsable de la subregión Península Ibérica, Mark Wender, a vaticinar una desaceleración de los pedidos para el mercado español tras un 2021 que califica como “histórico”. En esta entrevista, reflexiona, entre otras cuestiones, sobre la aparición de nuevos actores en el sector de la intralogística y desgrana su apuesta por la automatización a través de adquisiciones de compañías tecnológicas.

Tanto los pedidos como la facturación de Jungheinrich han aumentado en el primer trimestre del año respecto a 2021. ¿Ha sido así en el caso de España?

A nivel de volumen de negocio, sí tenemos un crecimiento favorable, también estable. A nivel de la entrada de pedidos, notamos una reducción generalizada en comparación también con el mercado. Hay que ponerlo en perspectiva siempre: el año pasado fue histórico para el mercado español. Se produjeron unas ventas muy elevadas y, en nuestro caso, vendimos más máquinas en general que todos los competidores. Producto de ese boom, este año la demanda del mercado ha bajado y también la entrada de pedidos.

¿A qué se debería este descenso?

Son diferentes factores. Por un lado, el año pasado hubo un aumento muy pronunciado en comparación con el año anterior. El volumen de mercado en España creció el 60% y estamos en un nivel muy elevado. Esto se ha debido a algunas inversiones que restaban pendientes por la pandemia. Ahora tenemos una igualación de la demanda y sobre todo desde marzo estamos sufriendo una presión elevada del conflicto Rusia-Ucrania, que ha generado un mayor precio del coste de material y del acero. También estamos notando la presión inflacionaria y hace que algunas inversiones que los clientes habían decidido realizar las estén aplazando para ver cómo se va a desarrollar la situación en los próximos meses.

El volumen de mercado en España en 2021 creció el 60% y estamos en un nivel muy elevado”

¿Se han visto obligados a retocar sus precios?

No específicamente por el conflicto en Ucrania, sino por las diferentes presiones que existen. El año pasado vimos un aumento muy importante de los costes, sobre todo de los componentes electrónicos, tuvimos los cuellos de botella de suministro que aumentaron los precios del transporte. También tuvimos el inicio de los precios de la energía y este año se ha reforzado. Jungheinrich se ha visto obligado a tener una política de precios más ágil que en los años anteriores.

¿Cómo gestionan los componentes y los recambios en España?

Jungheinrich dispone de diez centros de producción e inauguramos a comienzos de este mes el número 11, que estará operativo a partir de 2023. Nueve de estos centros están en Europa, mayoritariamente en Alemania, y el otro está en China. Luego tenemos centros desde los que suministramos la mayoría de los recambios que utilizamos para las reparaciones en las instalaciones de nuestros clientes. Esta gestión de los recambios es un punto muy importante de Jungheinrich porque aunque esté centralizado en dos centros grandes en Alemania, desde donde suministramos los recambios al mercado español y portugués, tenemos la posibilidad de realizar entregas en 24 horas. Y dependiendo de la zona y del producto, la entrega se realiza con furgoneta o por avión. Si un cliente tiene una avería crítica para el funcionamiento de la máquina, podemos pedir el recambio y al día siguiente lo tenemos para poner su máquina en marcha.

Vemos una clara tendencia a la electromovilidad y una mayor concienciación por la sostenibilidad”

¿Qué productos y servicios de Jungheinrich se demandan más en España y en cuáles aspiran a crecer?

Hay sobre todo una demanda muy fuerte de carretillas contrapesadas eléctricas. De hecho, estamos observando incluso un aumento en la demanda respecto al año pasado. Esto compensa también la reducción de las carretillas de combustión interna. Vemos una clara tendencia a la electromovilidad y una mayor concienciación de todas las organizaciones y empresas por el tema de sostenibilidad. Luego tenemos el segmento de menor valor, donde están las transpaletas eléctricas, que están sustituyendo sobre todo las transpaletas manuales. Dado que este producto está teniendo un auge de demanda desde hace dos o tres años, todavía hay bastante posibilidad de sustitución de estos productos. Y dentro de este segmento, hemos visto una clara demanda de baterías de litio. Es un punto muy importante para nosotros. Dentro de las soluciones, hay un aumento importante de interés y de demanda de soluciones automatizadas.

¿Han notado un aumento de demanda de AGV? 

El 2020 fue muy positivo, pero 2021 fue muy importante para la entrada de proyectos de automatización. Durante este año, notamos que existe la continuidad en el desarrollo y lo estamos previendo para el futuro. La automatización es una de las grandes tendencias que a nivel global estamos viviendo y es un campo muy importante para nosotros, pero es solo un campo en nuestro modelo de negocio y existen otros en los que también debemos estar enfocados. Es importante que exista esta tendencia y que Jungheinrich sea uno de los actores que creen la intralogística automatizada.

Además de la automatización, existen otros campos en los que también debemos enfocarnos”

¿Prevén adquirir más compañías para seguir potenciando la automatización?

Estamos muy atentos a las posibilidades del mercado, porque la tendencia de la automatización está ahí y nos consideramos uno de los primeros en la intralogística y no queremos adaptarnos a las tendencias, sino ser uno de los que crean la nueva intralogística. El año pasado cerramos una adquisición muy importante con Arculus, también una colaboración con Magazino y, en el futuro, seguramente surjan nuevas oportunidades. Y no son solo importantes las de empresas de automatización, también de otras áreas que nos permiten estar próximos a nuestros clientes. En España, también hay diferentes empresas muy interesantes en las distintas áreas, quizás en la parte de software o en el desarrollo de productos y servicios.

Cada día emergen nuevos actores en el negocio intralogístico español, especialmente en el ámbito de las soluciones robóticas. ¿Existe suficiente mercado?

Dado que, por un lado, existe un aumento en la demanda, siempre genera la llegada de nuevos actores al mercado. Lo importante luego es saber destacarse de la competencia con tus propias soluciones, que sean más flexibles, con la cercanía a los clientes y con la capacidad que da no solo una única solución, sino ofrecer un portfolio para responder a una necesidad individualizada. Ver qué necesita el cliente, y en función de la necesidad, nosotros creamos la solución óptima para él. Y esto puede ser algo automático, semiautomático o manual.

¿Prevé una selección producto de la desaparición de algunos actores o la concentración de los mismos?

Siempre van a aparecer nuevos players, pero creo que actualmente el mercado es grande y es importante saber que la automatización tiene diferentes áreas. Al fin y al cabo, son estas las empresas que más conocimiento tienen de sus clientes para crear las soluciones que necesitan en ese momento y son los que después van ganar participación en el mercado. 

Para el cliente no es importante si paga por el uso de una máquina nueva o reacondicionada”

¿Contemplan incorporar un sistema de pago por uso de sus vehículos de ocasión?

Es algo que estamos valorando, pero el pago por uso no es tanto por una máquina de ocasión en sí. En Alemania, cuando un cliente tiene la necesidad de pago por uso, lo que busca es una gran flexibilidad, con un uso muy esporádico y para un momento concreto. Para el cliente, en ese momento no es importante si es nueva o si es reacondicionada, solo necesita su uso, siempre y cuando la máquina responda al estándar que requiera. Ahora vamos a lanzar un nuevo servicio que denominamos Jungheinrich Subscription Service, que es un servicio para que el cliente pueda adaptar su flota según su necesidad en cada momento.

¿Qué sectores demandan más el alquiler de sus productos?

Por un lado, tenemos clientes con picos, y por otro, aquellos que trabajan en proyectos y durante un tiempo tienen una necesidad estable, pero no pueden comprometerse a largo plazo. Los sectores que más demandan este servicio son el ecommerce, para la parte más manual serían el de logística y transporte, y también los proveedores de la automoción, donde trabajan mucho en proyectos.

Vamos a superar el volumen de negocio del año anterior a nivel de grupo y de España”

¿Han variado la cadena de suministro o aspiran a relocalizar plantas de fabricación ante las disrupciones y el incremento generalizado de costes?

Cuando situamos una planta en un lugar, tenemos una responsabilidad y compromiso con esa fábrica. De hecho, hemos inaugurado una fábrica en República Checa para que esté operativa en 2023, pero no es para cerrar otras plantas. Es una instalación adicional para poder introducir un segmento de producto muy específico. La estrategia con las otras factorías es mantenerlas y trabajar en la gestión de suministros para aprovecharlas de la manera más productiva y eficiente posible siempre garantizando el mínimo plazo de entrega a los clientes. 

¿Han sufrido dificultades en el suministro de materias primas?

Las dificultades que a nivel general se han vivido también las hemos sufrido en Jungheinrich, aunque creo que dentro de todas estas dificultades la gestión que hemos tenido, tanto a nivel central como local, ha funcionado muy bien. Es importante la gestión del suministro en sí, pero también la relación con nuestros clientes porque hemos adquirido un compromiso muy fuerte para informarles con la máxima antelación posible por si se producía algún cambio en el plazo de entrega y encontrar soluciones. Ha funcionado con un grupo de trabajo de supply chain que ha estado a nivel diario gestionando y analizando las distintas situaciones para reaccionar en cada momento de inmediato.

El reto de la disponibilidad y del coste de los componentes nos va a acompañar a medio plazo”

¿Cómo les ha afectado la crisis de microchips? ¿Creen que durará durante el 2022?

Son componentes importantes en las carretillas y en las soluciones de automatización. Aquí notamos no solo la escasez, sino también el aumento de los precios. Ha sido un factor importante durante el año 2021. A lo mejor hay una estabilización, pero el desafío de la disponibilidad y del coste de los componentes electrónicos en general nos va a acompañar a medio plazo.

¿Cuáles son sus previsiones y proyectos para el resto del año?

Hacer predicciones exactas es muy complicado, pero a nivel de entrada de pedidos prevemos una reducción en el mercado español y también en general respecto al año pasado. Sí creemos que vamos a superar el nivel de volumen de negocio del año anterior y tendremos un crecimiento a nivel de grupo y de España. Queremos conseguir realizar algunos proyectos importantes a nivel de sistemas logísticos, automatización y de estanterías. Y a nivel de rentabilidad vamos a estar por debajo del año pasado debido a los diferentes aumentos de costes que notamos de una manera generalizada.