29 de junio de 2022 | Actualizado 18:16

El ancho estándar en Constantí gana peso para evitar el paso de mercancías por la costa

El Ayuntamiento de Constantí y la Cambra de Comerç de Tarragona apuestan por conectar la línea Reus-Roda al Corredor Mediterráneo
Terminal de mercancías de Constantí | Adif

La recuperación de la línea ferroviaria entre Reus y Roda de Barà, así como la ampliación de la terminal de mercancías de Constantí y su conexión al ancho estándar, se erigen como una alternativa sólida al paso de las mercancías por el interior de la provincia de Tarragona. Esta solución, que lleva años sobre la mesa, ha vuelto a tomar fuerza recientemente ante el aumento de tráficos esperado por la llegada del Corredor Mediterráneo a la zona, prevista para finales de 2023 o inicios de 2024.

Este histórico tramo ferroviario (1884), cuyo trazado de 32 kilómetros formó parte de la antigua línea Madrid-Zaragoza-Barcelona, se encuentra mayoritariamente en desuso y mal estado. De hecho, tan solo está en funcionamiento el tramo de cinco kilómetros entre la planta de producción de Repsol y la estación de mercancías de Constantí, gestionada por la UTE formada por Transfesa Logistics, Renfe Mercancías y Soluciones Logísticas Integradas (Slisa).

“Hay espacio y potencial en Constantí para construir una terminal conectada con Europa”
Ramón Moraleda Subdirector de Servicios Logísticos Noreste de Adif

Esta terminal “está actualmente casi al máximo de su capacidad”, asegura el subdirector de Servicios Logísticos Noreste de Adif, Ramón Moraleda, “pero hay espacio suficiente y potencial para construir una terminal de mercancías potente, por la que podrían salir en un futuro todas las mercancías con destino a Europa”. De hecho, “se trata de una terminal ubicada en un núcleo industrial muy potente y bien conectado a nivel viario”, argumenta Moraleda, “por eso llevamos tiempo apostando por ella”.

El Ayuntamiento de Constantí, la Cámara de Comercio de Tarragona y la oficina española del coordinador del Corredor Mediterráneo se reunieron hace aproximadamente un año para abordar el papel que podría desempeñar la terminal para el desarrollo global del Corredor Mediterráneo. Según el jefe de la unidad técnica de la oficina del Corredor Mediterráneo, Vicente Palomo, “se puso de manifiesto el interés por parte del ayuntamiento y la cámara de comercio en que la terminal disponga de ancho estándar”.

“Existe interés en que la terminal de Constantí disponga de ancho estándar”
Vicente Palomo Jefe de la unidad técnica de la Oficina del Corredor Mediterráneo

Además, Vicente Palomo explica que “en dicha reunión se solicitó a la Cámara de Comercio un estudio de demanda dentro del área de influencia de la terminal, que ayude a justificar la necesidad de su conexión en ancho estándar”. Paralelamente, el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana “ha puesto en marcha un estudio de viabilidad para analizar en detalle las posibles soluciones” en lo relativo a la solución del paso de mercancías por el interior. A pesar del acercamiento de posturas entre las partes implicadas, todavía “no se ha abierto una comisión como tal”, sostiene Vicente Palomo, “ni se puede avanzar ningún plazo”, puesto que “la solución global del paso de las mercancías en el área de Tarragona se encuentra en fase de análisis”.

De todos modos, “tanto la Cámara de Comercio de Tarragona como el Ayuntamiento de Constantí han mostrado un claro interés por disponer de una conexión en ancho estándar”, manifiesta el jefe de la unidad técnica de la Oficina del Corredor Mediterráneo, pues “una terminal de mercancías intermodal conectada al ancho internacional con acceso directo a los nodos logísticos europeos permitiría a las empresas que forman la cadena logística realizar todos los tráficos de mercancías de forma directa y rápida hacia (y desde) el centro de Europa”.

TERMINAL EN UNA UBICACIÓN PRIVILEGIADA
La terminal de Constantí se ubica “en el centro del polígono industrial donde se encuentran situadas la mayor parte de empresas que operan en la cadena logística”, recuerda Palomo. Además, tiene acceso a las principales carreteras de la zona (AP-7, AP-2, A7 y A27) y está próxima a la línea de AVE del Camp de Tarragona, el Aeropuerto de Reus y el puerto de Tarragona. “Por su localización estratégica dentro del polo químico de Tarragona”, concluye Vicente Palomo, “Constantí es una instalación que ya cuenta con cierta especialización para los tráficos de mercancías de productos químicos habituales en la zona”.

Como terminal intermodal conectada al ancho estándar, “permitiría asumir los tráficos actuales que se realizan a través por la frontera de Portbou, además de estar en disposición de asumir futuros tráficos de mercancías con destino a las principales empresas del sector logístico”, destaca el responsable técnico. Sin embargo, haría falta acometer obras a lo largo de los tramos en desuso. Según Ramón Moraleda (Adif), “habría que levantar estas vías y ponerlas nuevamente en uso, pero la parte que se está utilizando está en perfectas condiciones”, por lo que “no parece una inversión demasiado valerosa”.