29 de junio de 2022 | Actualizado 16:56

El almacenaje flexible bajo demanda se consolida por las roturas de la supply chain

La industria textil o de alimentación confía en el espacio disponible de almacenes para hacer acopio de mercancía y garantizar su actividad
Freepik

La demanda de almacenaje flexible ha estado ligada durante los últimos dos años a la incertidumbre provocada por la pandemia. Sin embargo, una vez recuperada una cierta normalidad este modelo de negocio continúa al alza por las roturas de la cadena global de suministros y los picos de actividad que provocan. “Las empresas buscan hacer acopio de la mercancía para cumplir con las entregas y suministrar sus líneas de producción o distribuir productos a sus clientes”, especifica el cofundador de la startup Estoko Logistics, Rafael Méndez Parra, que ofrece espacios disponibles en almacenes logísticos a terceros. Aunque no es la única razón. La reactivación económica, el ahorro en costes y tiempos de entrega y la escasez de almacenaje han convertido a los marketplaces de espacios logísticos en la solución para aquellas empresas que necesitan reubicar el stock sobrante.

“Utilizar espacio disponible en suelo logístico ya desarrollado es más económico y rápido”
Rafael Méndez Parra Cofundador de Estoko Logistics

Además de la incertidumbre por la continuidad de la supply chain, aún permanece lo aprendido en dos años de pandemia: “Los efectos de la pandemia han sido de gran ayuda, en este sentido, para tomar conciencia de la importancia de disponer de estructuras flexibles que se adapten a los cambios en el nivel de actividad”, expone el cofundador de Flexpacio, Norberto González. De hecho, sostiene que “cada vez son más las empresas que confían en la externalización de procesos, no solo logísticos, para afrontar puntas de actividades y así mantener estructuras fijas más pequeñas”. Al mismo tiempo, algunas compañías se han visto “en la necesidad de reducir sus operaciones y por ello la cantidad de espacio que necesitan, pero deben hacerlo convirtiendo sus costes fijos en costes variables”.

Desde Flexpacio han identificado que pymes y startups en fase de crecimiento dedicadas a la industria de la alimentación, packaging, materiales de construcción y de ecommerce son las más interesadas en el pago por uso de espacio disponible de almacenaje. Desde Estoko añaden los sectores de paneles fotovoltaicos, química, cosmética, electrónica, textil y automoción como potenciales usuarios de estos servicios. Las zonas más demandadas coinciden: Madrid (también San Fernando de Henares), la zona del Vallès en Barcelona, Valencia, País Vasco y Andalucía.

“El almacenaje flexible siempre será una buena opción para la gestión de un ecommerce”
Norberto González Cofundador de Flexpacio

Según ambas compañías, el comercio electrónico es el segmento que mejor se adapta al almacenaje flexible bajo demanda. “Es flexible por naturaleza, y por ende, su almacenamiento debe ser igual, bajo demanda y flexible”, apunta Rafael Méndez Parra, porque está sujeto a temporadas y crece a un ritmo exponencial, pero también impredecible. “El almacenaje flexible siempre será una buena opción para la gestión de un ecommerce, ya que los almacenes se encargan de los procesos logísticos que suelen resultar más engorrosos para este tipo de empresas”, añade Norberto González. De ahí que los espacios más demandados se encuentren en los anillos más cercanos a las ciudades. “Lo eficiente es contar con almacenes para los grandes volúmenes de productos y desde estos ir surtiendo a los centros de fulfillment especializados en preparación de pedidos ecommerce, los cuales tienen capacidad muy limitada”, explica Rafael Méndez Parra.

¿POR QUÉ DESAPARECEN LAS EMPRESAS DE ALMACENAJE FLEXIBLE?
Paradójicamente, aunque la demanda de almacenaje flexible no ha dejado de aumentar desde antes de la pandemia, sí han desaparecido compañías que ofrecían estos servicios. Algunos ejemplos son Washa Logistics, que ha cambiado su modelo de negocio, o Dropier. Las compañías consultadas señalan su conocimiento previo del sector o la concreción de sus servicios como explicación a su supervivencia. “Creo que es debido a la simplicidad de nuestro modelo de negocio”, argumenta Norberto González (Flexpacio), porque “muchos competidores han buscado modelos de negocios más complejos, con sistemas de gestión de inventarios multialmacenes, lo cual requiere mayor financiación, más equipo de fundadores, y posiblemente este no sea el mejor momento para lograr proyectos logísticos tan ambiciosos”.

Desde Estoko delimitan las causas al know-how del almacenaje logístico. “Algunas empresas se han equivocado al dirigirse a perfiles de clientes con operaciones relativamente pequeñas”, explica Rafael Méndez Parra, o les faltaba “experiencia previa gestionando operaciones de almacenaje para distintos tipos de clientes”, porque “al margen de haber sectores de especialización, la operativa propia de cada empresa es distinta”. Asimismo, destacan contar con una red sólida de contactos y con capacidad de resiliencia: “Este es un negocio que, si bien presenta la oportunidad de escalado exponencial, el inicio es a fuego lento”, añade el cofundador de Estoko Logistics.

EXPECTATIVAS POSITIVAS PARA 2022
Tanto Estoko Logistics como Flexpacio vaticinan que la demanda de sus servicios continuará en ascenso. Norberto González (Flexpacio) destaca como razones clave “el efecto conjunto de reactivación económica postpandemia, la tendencia al ‘local sourcing’ de materias primas para industrias y la incertidumbre del aprovisionamiento internacional”. Para Rafael Méndez Parra (Estoko Logistics), este incremento se sustentará en la escasez de espacios de almacenaje logístico, porque “utilizar espacio disponible en suelo logístico ya desarrollado es más económico y rápido que montarte el almacén por tu cuenta”, y en la mayor concienciación de los beneficios del almacenaje flexible. “Con la ubicación estratégica de los stocks y el uso de la economía circular, tu cadena logística se hace más sostenible”, señala, además de competitiva, especialmente “en un momento histórico sujeto a constantes cambios y disrupciones”.