30 de junio de 2022 | Actualizado 11:20

Gorillas inicia un ERE de toda su plantilla en España a la espera de encontrar socio antes de agosto

Si a finales de julio no consigue cerrar una alianza para continuar sus operaciones en el mercado español, venderá la empresa por partes
Gorillas

La compañía alemana de entregas de alimentación a domicilio bajo demanda Gorillas ha iniciado un ERE de su plantilla al completo en España a la espera de encontrar un socio antes de agosto. Si a finales de julio no ha conseguido cerrar la alianza con un socio para continuar sus operaciones en el mercado español, venderá la empresa por partes. Por el momento, “hay una oferta sobre la mesa” de la que no han trascendido más detalles y aún se desconoce si esta empresa mantendría la plantilla actual.

“El ERE es una medida preventiva que está tomando en este momento Gorillas mientras concluyen las negociaciones para que un socio termine de invertir y así darle continuidad a la operación en el mercado español, o vender por partes”, señalan desde la compañía. La medida se inició el 15 de junio y para el 29 de este mismo mes deberán estar creados los comités de representantes para negociar con la empresa “porque como Gorillas llevaba tan poco tiempo en el mercado español, no ha dado tiempo en este tiempo a formar los sindicatos”. Al mismo tiempo, la startup espera que al menos el 10% de la plantilla, que serían más de 30 personas, inicien una transición a otro empresa.

A estas personas se las relocalizaría o se trasladarían a otras empresas de delivery con las que actualmente están negociando. “Son empresas con las que ya estamos trabajando, con las que establecimos colaboraciones comerciales, sobre todo este año”, explican, “como nosotros tenemos alianzas con otras empresas de delivery y tenemos muy buena relación con ellos, aquellas personas que no quieran esperar a ver cómo desembocará la situación de la empresa y quieran continuar trabajando como repartidores, se les da la oportunidad, con una carta de recomendación, para que puedan seguir trabajando en otra empresa”. Aproximadamente unos 130 riders han autorizado a Gorillas para enviar sus datos a estas empresas para que valoren su contratación.

“Es preferible hacer esto de esta manera para no causar incertidumbre en los trabajadores”, aseguran desde la compañía, para que estas personas tengan la seguridad de tener un proceso legal para recibir la indemnización. Adicionalmente, explican, todos los trabajadores recibirán un bono que equivale a un mes de pago: “Esto va más allá de lo requerido por la ley, pero es para aquellas personas que necesiten ese impulso para hacer la transición”. Gorillas cuenta con una plantilla de 500 personas en el mercado español y 20 almacenes que ofrecen cobertura completa en Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante. Esta decisión se enmarca en el proceso de reestructuración de la compañía a nivel global de enfocarse en aquellos cinco mercados donde se concentra el 90% de sus ingresos, que son Inglaterra, Países Bajos, Francia, Alemania y Estados Unidos. El objetivo de la empresa de delivery de encontrar partners e inversores locales en España es seguir creciendo en el país y alcanzar la rentabilidad en 2024.