7 de agosto de 2022 | Actualizado 16:51

Veepee busca optimizar su transporte con carga a granel en vez de paletizada

La marca francesa de venta online también analiza la viabilidad del transporte multimodal en rutas como Barcelona-Lyon y Barcelona-Milán
Veepee

El outlet online francés Veepee está centrando sus actividades en tres acciones para contribuir a la sostenibilidad de su modelo de negocio de comercio electrónico. Entre ellas, la compañía ha puesto en marcha una iniciativa para minimizar el número de viajes y optimizar las 15.000 cargas anuales de producto que tienen lugar en España por carretera. “Ya estamos negociando con algunos carriers la carga a granel para sustituir la carga paletizada, ya que el porcentaje de ocupación de los camiones sería mucho más amplio”, afirma el director de Cadena de Suministro de Veepee en el sur de Europa, Francesc Pi. Respecto al ferrocarril, ha empezado a plantearse el transporte multimodal y actualmente se encuentra valorando si el tren se adapta a su modelo. “A priori, parece complicado, pero hay que tenerlo en cuenta”, reconoce Francesc Pi. Actualmente, analizan si podrían existir alternativas por ferrocarril en las rutas Barcelona-Lyon, Santa Oliva (Tarragona)-Lyon y Barcelona-Milán.

La firma francesa de comercio electrónico lanza diversas campañas de economía circular

En 2016, la marca francesa Vente-Privée adquirió la española Privalia, entre otras firmas, como parte de su estrategia de expansión europea. Desde entonces, y tras rebautizarse como Veepee, la empresa se especializó en la venta outlet online con una estrategia de venta flash a nivel europeo. “Es decir, fomentar el acceso a grandes marcas en nuestra web durante un tiempo limitado con descuentos de entre el 50% y el 60%”, explica Francesc Pi. También define a la compañía como multiespecialista, porque han pasado de la especialización en moda a aglutinar también calzado, accesorios, deportes, ropa infantil, gastronomía, vino, ocio y viajes. Actualmente, trabajan con 7.000 marcas y están presentes en diez países, entre ellos Francia y España. El año pasado la marca logró una facturación de 3.200 millones de euros. Ahora está adaptando su modelo de negocio a estrategias de reciclaje de embalajes y productos que los clientes les hacen llegar a cambio de un bono para usar en cualquiera de las marcas con las que Veepee tiene acuerdos.

Uno de los proyectos basados en esta estrategia es Re-cycle, basado en el canal C2B y una de las piedras angulares de la estrategia de negocio de Veepee en materia de sostenibilidad en la que la empresa está focalizando sus esfuerzos. “Consiste en darles la oportunidad a los clientes de enviarnos productos de segunda mano de sus armarios para darles una segunda vida”, explica su director de Cadena de Suministro en el sur de Europa. Si el producto no está en buen estado, la logística de la empresa se encarga de darle una salida a nivel medioambiental. “Si lo está, lo limpiamos, lo planchamos, lo fotografiamos y lo ponemos a la venta”. La iniciativa se inició en Francia y acaba de estrenarse en España, donde cuenta con acuerdos con marcas de retail como Camper y de gran consumo como Carrefour, de reciente incorporación. En los próximos meses, la compañía pondrá Re-cycle en marcha en Italia y en el resto de mercados en los que opera y ampliará la colaboración en la campaña con empresas del sector del calzado y la moda.

La compañía busca consolidar el dropshipping y reducir el 10% de la huella de carbono en un año

Esta iniciativa se une a otras dos que, de momento, están en fase piloto. Una de ellas es Survival, cuyo formato logístico es el mismo que en Re-cycle y que ya funciona en los países del Benelux. En caso de que el packaging llegue dañado, Veepee se encarga de reciclar el embalaje defectuoso comercializando el producto, en lugar de desechar el conjunto, como Francesc Pi señala que antes se hacía. “Verificamos que el producto está bien y lo ponemos a la venta con un nuevo packaging con un descuento”, añade el directivo. En materia de envasados, esta solución está en la línea de los objetivos de packaging que la empresa se ha marcado para el futuro más inmediato: redimensionar el tamaño del embalaje, emplear el de los proveedores siempre que sea posible y, a medio plazo, emplear packaging de papel. Return, el proyecto restante pensado para el canal C2C, sigue la misma filosofía. En este caso, es un piloto con el que el cliente puede vender directamente a otro cualquier producto que no le guste. “De momento, y para asegurarnos de que funciona, hoy todo pasa por nuestros almacenes, pero la idea futura es que los dos clientes se pongan en contacto y se vendan entre ellos”, matiza el director de Cadena de Suministro de Veepee en el sur de Europa.

“El 50% de entregas en Francia se realiza en puntos de recogida, por solo el 10% en España”
Francesc Pi Director de Cadena de Suministro de Veepee en el sur de Europa

DISTRIBUCIÓN DE ÚLTIMA MILLA A LA FRANCESA
Dentro de las acciones de sostenibilidad de la empresa, Francesc Pi valora la del transporte como “la más compleja y potente”. Veepee subcontrata el 100% de estos servicios y en el último año está exigiendo a sus carriers un trabajo de reparto de última milla que tenga en cuenta el triángulo servicio-coste-medioambiente. “Queremos que trabajen cada vez más con vehículos eléctricos, que hagan los recorridos andando o en bicicleta y movernos de la entrega domiciliaria a un punto de recogida”. En su opinión, este último punto será clave en los próximos años. “En Francia, casi el 50% de entregas de última milla se hacen en puntos de recogida, mientras que en España solo es el 10%”.

Una de las grandes apuestas que Veepee ve para el futuro es precisamente el modelo de los lockers y puntos de recogida para optimizar la distribución urbana de mercancías (DUM), especialmente para los operadores que no disponen de transporte propio, como es el caso de la compañía francesa. “La idea es que los microhubs estén a 300 metros de las casas, de ahí que convenga trabajar con cuantos más lockers, mejor”, argumenta Francesc Pi.

La mitad de paquetes que mueve la compañía en España corresponde al método dropshipping que aplica en su modelo de negocio: no es necesario que la tienda tenga los productos que vende en almacén, pero cuando es la tienda quien vende un producto, lo compra de un tercero y lo hace enviar directamente al cliente, sin que el intermediario manipule el producto. Otro 30% del volumen que mueve la empresa es modelo cross-docking y el 20% restante se reparte entre el stock y el modelo comisionista. “La marca es la que prepara y entrega la mercancía”, aclara el directivo de Veepee de Cadena de Suministro en el sur de Europa. De hecho, entre los planes de la empresa para lo que resta de año figura la consolidación del dropshipping, además de potenciar Re-cycle como proyecto alternativo y llevar adelante los acuerdos con los carriers a nivel medioambiental para lograr la reducción del 10% de la huella de carbono en un año.