14 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

La unión entre Mondial Relay e InPost propicia la creación de una nueva red de lockers en España

El grupo InPost implantará 700 taquillas en España para finales de 2022 gracias a su alianza con la red de gasolineras Galp
InPost

La empresa especializada en soluciones de última milla anteriormente denominada Mondial Relay y ahora grupo InPost desde su fusión en julio de 2021, implantará 700 lockers en España para finales de este año. Además, el grupo de origen polaco ha sellado una alianza con Galp en España para instalar sus lockers o taquillas en toda su red de estaciones de servicio. “Funciona como un alquiler, nos ceden el espacio y la corriente eléctrica a cambio de un precio fijo anual y como una sinergia, ya que está demostrado que muchos clientes, alrededor del 30%, aprovechan que van a recoger su paquete para repostar o comprar si está ubicado en un supermercado”, explica el consejero delegado de InPost en Europa, Nicola D’Elia. 

La intención del grupo es estar presentes en un radio máximo de 300 metros del hogar o el lugar de trabajo

La empresa petrolífera cuenta con 570 estaciones repartidas por todo el territorio nacional, en cuya zona exterior se empezarán a instalar los lockers para que sea posible recoger paquetes adquiridos online. Estas taquillas inteligentes permitirán recoger los pedidos en cualquier momento, los 365 días al año.  Con este acuerdo entre InPost y Galp, la compañía polaca supera los 40.000 puntos de conveniencia y lockers en prácticamente una decena de países, de los cuales más de 3.500 se sitúan en España. “Tenemos puntos de conveniencia en cada población española de 6.000 habitantes con 3.540 puntos en comercios pequeños, sobre todo de autónomos”, recalca Nicola D’Elia. 

Los lockers de InPost son taquillas de seguridad que se ubican en lugares públicos, como establecimientos, edificios de oficinas, centros comerciales o estaciones de servicio. Los usuarios, en el momento de realizar sus compras online, pueden buscar la taquilla más cercana al lugar en el que quieren recibir su pedido, y será allí donde lo depositen los repartidores. El comprador recibe una clave personal para recoger su paquete. Las taquillas están vigiladas con cámaras de seguridad que se activan con el movimiento y poseen una pintura especial para poder limpiarlas más fácilmente si hubiera algún desperfecto. Además, la compañía ha cambiado el 68% de su flota de última milla a vehículos ecológicos que funciona con gas. 

“Hay que poner los lockers en la vida de las personas para acelerar un modelo más sostenible”
Nicola D’Elia Consejero Delegado del grupo InPost para Europa

La intención de la compañía es estar presentes en un radio máximo de 300 metros del hogar o el lugar de trabajo de sus clientes. “Los lockers son el futuro, reducen la huella de carbono el 75%, ahorras el 30% de los costes y obtienes la satisfacción del cliente porque no hay entregas fallidas”, destaca el consejero delegado. Aunque su estrategia a corto plazo es trabajar con las grandes cadenas porque “tienen mayor cobertura”, su objetivo final es lograr una capilaridad total en zonas más rurales trabajando con pequeñas y medianas empresas y comerciantes locales.  Para acelerar el cambio hacia un modelo más sostenible, “hay que poner los lockers y puntos de conveniencia en la vida de las personas, hay que educar a los consumidores en sus beneficios y ponerlos en su rutina diaria”, concluye Nicola D’Elia.