8 de agosto de 2022 | Actualizado 16:51

La CNMC no aprecia falseamiento de la competencia en los contratos intragrupo de Correos

El organismo regulador de la competencia ha analizado seis servicios entre Correos y sus filiales Correos Express y Nexea
Correos Express

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado seis informes sobre la contratación interna realizada entre determinadas sociedades del grupo Correos. El organismo regulador ha concluido que la “celebración de los contratos intragrupo analizados no supone, en sí misma, un falseamiento de la competencia”. Los informes se han centrado en los siguientes servicios entre Correos y las citadas filiales: servicios logísticos de almacenamiento desde Correos a Nexea; atención al cliente de manera conjunta entre Correos y Correos Express; entrega de envíos de paquetería en oficinas de Correos desde Correos a Correos Express; escaneo y ensobrado desde Nexea a Correos; impresión y ensobrado desde Nexea a Correos; y servicios de última milla de paquetería desde Correos a Correos Express.

En los diferentes informes, la CNMC ha identificado una serie de riesgos para la competencia en los mercados. El primero de ellos, el de subvenciones cruzadas, que se produce “cuando los precios de los servicios prestados entre las sociedades del grupo son inferiores a los costes vinculados a la prestación de aquellos”. El organismo ha añadido que cuando una “de las entidades realiza actividades que no son puramente mercantiles o disfruta de una ventaja exclusiva derivada de su carácter público o por otra razón, la subvención cruzada puede llevar a trasladar esa ventaja a otras áreas de actividad vinculadas a la competencia”. El segundo de los riesgos es el de empaquetamiento, que se produce “cuando el contrato provoca o favorece que se empaqueten o vinculen prestaciones comerciales genuinamente mercantiles con otras en las que la sociedad disfruta de una ventaja exclusiva derivada de su carácter público o por otra razón”.

El organismo no ha detectado indicios de que se puedan materializar riesgos para la competencia

Asimismo, el organismo regulador de la competencia ha concretado como otro posible riesgo las cláusulas de cesión o subcontratación. “La Ley de Contratos del Sector Público permite que se evite acudir a una licitación pública”, pero “solo se justifica si se produce un contrato intragrupo y siempre que se respeten los requisitos de dicho precepto y no si se abre a que la prestación se realice por terceros”. El cuarto de los riesgos es el de sobrecompensación, “en caso de que la entidad realice actividades mercantiles y de servicio público, y por estas últimas reciba una compensación económica, debe evitarse que las primeras sean financiadas por esta última, ya que de lo contrario podría haber una posible ayuda de Estado”. El último de los riesgos es el de las “ventajas de acceso a infraestructuras públicas que permitieran que las entidades del grupo Correos pudieran beneficiarse de ventajas de acceso a la red postal que no son accesibles a sus competidores”.

Competencia ha señalado que, en los diferentes informes, “se ha analizado la posición en el mercado del grupo Correos y los precios y el resto de las condiciones aplicadas por los servicios contemplados en los mercados”. No obstante, ha concluido la CNMC, “los informes realizados no han detectado indicios de que los riesgos señalados vayan a materializarse”. En este sentido, ha subrayado que existen diversos “factores que atenúan los posibles riesgos sobre la competencia: por un lado, en determinadas circunstancias, la regulación existente introduce salvaguardias como la obligación de separación contable entre actividades mercantiles y actividades sujetas a la prestación del servicio universal”. “Por otro lado”, ha añadido, “las actuaciones de control a posteriori a las que el grupo Correos está sujeto aumentan la probabilidad de que si se materializaran estos riesgos puedan ser detectados y corregidos”.